Web Analytics Made Easy - StatCounter
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Viernes 16 Noviembre del 2018
cielo claro 19°

El Sindicalismo

Salario

Juan Ayala Rivero

En días pasados, nuevamente el tema del salario mínimo, ha sido el tema permanente desde nuestro arribo a la dirigencia del SUTGCDMX, se convirtió en un asunto de todos los mexicanos. Desafortunadamente vemos actitudes negativas hacia esta propuesta que hizo recientemente COPARMEX.

De entrada, el presidente del Banco de México, Agustín Cartens, nuevamente con la vieja cantaleta que ya cansa, repitió como disco rayado que no se puede incrementar el salario mínimo porque se provocaría una espiral inflacionaria, cosa que hemos demostrado con hechos de que no es cierto.

Es decir, que es la clásica excusa de los grandes entes económicos para evitar su responsabilidad con un sector vulnerable de mexicanos, porque no quieren permitir que inicie el proceso de recuperación del poder adquisitivo.

Otros líderes del charrismo oficial salieron a decir que de incrementarse el salario mínimo, tendrá que hacerse de manera gradual a largo plazo, fijando determinados años y con un determinado porcentaje salarial.

Otra vez lo mismo, la traición hacia a sus compañeros trabajadores, porque de todos es sabido que los líderes sindicales están al frente para defender los intereses de sus agremiados. Nosotros hemos demostrado que en la Ciudad de México sí se puede y citamos como ejemplo el aumento salarial del 32.07; aumento salarial más grande que no se ha ofrecido a ninguna organización sindical en este país.

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa, amigo de los trabajadores, fue quien decidió otorgar el aumento salarial, sabedor de que lo único que se provocaría sería una recuperación del poder de compra de los trabajadores y una reactivación del mercado interno, fortaleciéndose la economía de la capital.

Desde entonces, la economía de la metrópoli ha ido creciendo año con año gracias a las finanzas públicas sanas y al empuje, al profesionalismo, a la capacitación y la productividad que tenemos todos los trabajadores que amamos a esta ciudad y que nos preocupamos por estar constantemente preparados para generar mayor productividad.

Recordemos que en la Ciudad de México se encuentra la mejor mano de obra calificada de todo el país, y el resultado es una economía próspera, productiva que crece cada día en forma permanente y sostenida.

Por eso, empresarios progresistas como COPARMEX, depositan su confianza en la mano de obra mexicana, proponiendo un incremento salarial de quince pesos para 2018, cuando en el pasado, anualmente se otorgaban no más allá de tres pesos.

Esa medida la ven positiva los trabajadores de la Ciudad de México porque se lograría en corto tiempo la anhelada recuperación del poder de compra

Fortaleza de la CDMX

Juan Ayala Rivero

Ellos siempre han estado comprometidos con la ciudad. Su sello primordial es la institucionalidad, gracias a esa virtud la metrópoli opera las 24 horas del día, los siete días de la semana los 365 días de año.

Es inquebrantable esfuerzo de los trabajadores para realizar las tareas que requieren los servicios que demandan 9 millones de personas diariamente, más 9 que permanentemente visitan la ciudad.

Se dice fácil pero desde su nacimiento hace cerca de 90 años, el noble Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX) y sus afiliados siempre han sido institucionales y gracias a eso la metrópoli ha salido adelante.

Los cerca de 185 mil compañeros se caracterizan por ser solidarios, y así lo han demostrado ante diversas contingencias que ha enfrentado nuestra hermosa Ciudad de México a los largo de muchos años.

Inundaciones, encharcamientos, deslaves, desazolves, temblores; fenómenos naturales que afectan a los capitalinos, pero ahí han estado los trabajadores al servicio del Gobierno de la Ciudad de México, para ayudar a sus hermanos, prestar sus servicios y normalizar las actividades.

Solo basta decir que en los sismos del 57, 85 y 2017, los primeros en brindar auxilio a los grupos más necesitados y vulnerables han sido los trabajadores del GDF. Esa es su mística, su afán de ayudar a los demás, no van a cambiar ni lo van hacer.

Los trabajadores afiliados al SUTGCDMX, son ajenos a la política, su esfuerzo se concentra a servir a los capitalinos, más allá del gobernante o partidos políticos.

La ciudadanía reclama servicios médicos, de agua, energía eléctrica, luminarias, recolección de basura y otros, las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 365 días del año, sin importar las inclemencias del tiempo ni el color que gobierne.

Con su profesionalismo, honradez, experiencia y conocimientos los diversos ejércitos de trabajadores desde las áreas que les corresponde se esmeran en realizar las tareas para servir a quienes le dan vida, desarrollo y prosperidad a una ciudad que nunca duerme.

El gran reto del agua

Juan Ayala Rivero

La Ciudad de México enfrenta el reto de ofrecer el servicio de agua potable a sus nueve millones de habitantes sin demora ni pretexto. Así ha sido por muchos años con la participación de miles de trabajadores con su mano de obra.

Sin embargo, es preciso que los capitalinos conozcan que 40% del agua se fuga por lo viejo u obsoleto de la tubería, y eso es lamentable porque mientras miles de litros de agua se van al drenaje, millones de personas que viven en zonas marginadas de la gran urbe carecen del recurso natural.

Las autoridades han dado a conocer que para reparar las fugas de agua se requieren cuando menos 25 mil millones de pesos, dinero que se requiere si se busca que millones de capitalinos ya no carezcan del vital líquido.

Es este sentido los trabajadores del noble Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), están listos para poner en práctica toda su experiencia y conocimientos laborales para reparar las fugas o cambiar los 25 mil kilómetros de tuberías que se utilizan para la distribución.

Los trabajadores del GDF, tienen claro que realizar las tareas de rehabilitación es un gran reto y también un orgullo porque permitirá que ya no se desperdicie más del 40% del agua y que más capitalinos tengan acceso a ella.

Esos son realmente los objetivos; que más capitalinos tengan acceso al agua potable y evitar que se vaya al drenaje después de haber sido traída desde muy lejos a la capital de la república.

Los más de 184 mil trabajadores capitalinos han demostrado por años que están capacitados para realizar todas las labores que se requieran para que el Gobierno de la CDMX ofrezca sin demora los servicios a los nueve millones de personas.

Esa ha sido la mística de los trabajadores del SUTGCDMX, lealtad, unidad y trabajo, cuando así lo requieran las autoridades capitalinas, porque final de cuentas es para el bienestar de los capitalinos de los cuáles miles forman parte. Que así sea.

SUTGCDMX, comprometido

Juan Ayala Rivero

DESEAN Y QUIEREN, ES CONSERVAR SUS PLAZAS DE EMPLEO Y QUE HAYA CERTEZA

Los más de 135 mil trabajadores del Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX), que prestan sus servicios a nueve millones de capitalinos, laboran arduamente todos los días para que ninguno de los que presta la autoridad sea interrumpido.

Así ha sido durante décadas, así es y así será, pues el compromiso de todos ellos es por la ciudad y sus habitantes.

Los miles de trabajadores del gobierno capitalino, lo único que desean y quieren, es conservar sus plazas de empleo, que haya certeza y certidumbre, pues por años han realizado esfuerzos extraordinarios para obtener sus plazas, con mejores perspectivas econó- micas y mayores prestaciones sociales, pero sobre todo certeza a largo plazo.

Por ningún motivo les gustaría perder lo obtenido por muchos años.

Actualmente, miles de compañeros enfrentan deudas hipotecarias, sabedores de que la plaza laboral que tienen les da confianza de contar con los recursos económicos necesarios para cumplir con el compromiso adquirido por los menos de 20 a 30 años.

Los más de 135 mil agremiados al SUTGCDMX, les interesa brindar sus conocimientos, experiencia y fuerza laboral en los servicios médicos, mantenimiento de bombas parra la distribución de agua o infraestructura hidráulica, bacheo, recolección de basura, reparación de luminarias y otros servicios que presta el GDF a nueve millones de personas.

Así como la CDMX, presume estabilidad en todos los servicios que presta, así la quieren y desean los más de 135 mil empleados capitalinos, porque así lo planearon desde hace muchos años.

Los trabajadores capitalinos hoy más que nunca le apuestan a la certidumbre y estabilidad laboral.

La Reconstrucción

Juan Ayala Rivero

Durante y después del sismo del 19 de septiembre, los más de 165 mil trabajadores de la Ciudad de México, acudimos al llamado del Jefe de Gobierno, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa, para restablecer los servicios de agua potable, electricidad, recolección de basura y otros en beneficio de nueve millones de capitalinos.

Los miles de de agremiados al poderoso Sindicato de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), acudieron al llamado del Dr. Mancera, en agradecimiento porque al gran gesto humano que ya había mostrado con nosotros al anunciar durante su quinto informe de Gobierno que diez mil mujeres y diez mil hombres llamados “meritorios”, pasaran a ser de base, obteniendo así la tan anhelada estabilidad laboral. Esto lo podemos enmarcar como un hecho histórico e inédito porque nunca ningún jefe de Gobierno desde l997 había ayudando tanto a sus compañeros de clase.

Cosa de recordar que el jefe de Gobierno capitalino otorgó un 32 por ciento de aumento salarial a los trabajadores de esta gran Ciudad de México, con el firme propósito de que recuperarán su poder de compra.

Pero nuestro gran jefe de Gobierno, fue más allá al otorgarles tres grandes prestaciones sociales durante el año. Los más de 165 mil trabajadores agrupados en el SUTGCDMX, reciben tres picos o tres paquetes financieros equivalentes a 50 mil millones de pesos que se reparten entre todos, incluidos los funcionarios del GDF, generando economía en la ciudad al reactivar su mercado interno.

Veamos por qué: durante los primeros días del año, los más de 165 mil trabajadores capitalinos reciben una quincena y media de salario libre de impuestos; el diez de mayo reciben un apoyo económico y entre julio

y agosto por concepto de regreso a clases reciben un mes de salario sin ningún tipo de gravamen, todo ello sin contar con el Fondo de Ahorro Capitalizable (FAC), aguinaldo y vales de despensa de fin de año equivalentes a 11 mil 700 pesos. Con plena justificación afirmamos que estos últimos cinco años han sido de grandes beneficios para los trabajadores capitalinos, porque tenemos a Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, como su mejor aliado.

Por eso, en forma natural se dio una alianza entre Gobierno y los trabajadores para sacar adelante los problemas que enfrenta la ciudad.

Uno de ellos es la reconstrucción de las zonas dañadas por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Los trabajadores afiliados al SUTGCDMX, no vacilaremos para acudir al llamado de nuestro jefe de Gobierno para remover escombro y ayudar en la reconstrucción de viviendas perdidas por miles de capitalinos que hoy están a la espera de que las autoridades capitalinas les tiendan la mano.

Por esa razón, los trabajadores capitalinos tomamos el reto de acompañar al Jefe de Gobierno, Dr. Miguel Ángel Mancera en la reconstrucción de las zonas dañadas ahora que ya fue aprobada la Ley del Programa para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México.

La reconstrucción

 

Luego de los sismos ocurridos durante el mes de septiembre en la Ciudad de México, la respuesta ciudadana y de los trabajadores de la capital, no se hizo esperar para reincorporarla a la normalidad, aunado a ello se puso en marcha un programa de reconstrucción.

Los más de 240 mil trabajadores de la Ciudad de México, estamos comprometidos como siempre lo hemos hecho, respondiendo en situaciones de emergencia para con la fortaleza de todos para poner de pie nuevamente a nuestra gran metrópoli.

Es un reto muy importante, pero lo vamos a vencer, estamos en espera de las disposiciones para que con los recursos asignados, se lleve a cabo esa labor de reconstrucción, donde participaremos seguramente todos los trabajadores, poniendo en primer plano la seguridad de las personas, tratando de que las acciones tengan como propósito que seamos preventivos y que en un futuro nos ayuden a adelantarnos a las contingencias derivadas de los fenómenos naturales.

Es decir, las acciones que emprendamos con miras a ser preventivos, se verán reflejadas en el futuro y eso nos lo agradecerán las futuras generaciones.

En lo que respecta a los servicios, estos operan hoy en día al cien por ciento, estamos trabajando y eso se refleja en la satisfacción de los capitalinos.

Un tema importante es el agua, principalmente en las delegaciones Tláhuac, Iztapalapa e Iztacalco, donde está escaseando.

Hacemos nuestra aportación, siempre respondiendo a las exigencias ciudadanas.

Hemos hecho hincapié de la gran necesidad de renovar la red hidráulica, pues las tuberías ya dieron su vida útil y ahora con el movimiento telúrico registrado, simple y sencillamente los daños sumados con las fugas se ampliaron.

Entonces, esos trabajos deberán llevarse a cabo para modernizar la red tan importante para suministrar permanentemente el vital liquido a los habitantes, independientemente de los problemas que enfrenta el sistema Cutzamala, que abaste con un 30 ciento a la gran urbe.

Por ello es de vital importancia dar a conocer a la opinión pública que nosotros seguiremos trabajando para que el Valle de México no carezca del vital líquido, pero no solo eso, sino que no tenga problemas con el alumbrado, que los servicios médicos en la red hospitalaria del GDF operen al cien por ciento, así como la limpieza que un ejército de trabajadores levanta a diario más de 12 mil toneladas de basura.

Otro punto primordial es la recuperación de documentos personales y patrimoniales, por lo que los trabajadores de esa área estarán listos para aportar su experiencia y solidaridad.

Entonces pongámonos a trabajar, en estos momentos es cuando más nos necesitan nuestros hermanos damnificados. Mostraremos que estamos a la altura de lo que demandan los capitalinos.

Mujeres, trabajadoras y abnegadas

Juan Ayala Rivero

A lo largo de su historia, el noble Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), se ha caracterizado por su democracia interna y la equidad de género. Con seguridad podemos decir que casi el 50 por ciento de la fuerza laboral en la organización sindical son mujeres.

Es decir que cerca de 67 mil 500 mujeres son agremiadas del SUTGCDMX, son aguerridas, trabajadoras y con propuesta que las ha colocado como el motor de la organización sindical y de la gran capital por su labor que realizan.

Pero eso no es todo, de ese total de mujeres trabajadoras, el 90 por ciento son jefas de familia, madres solteras, es decir que realizan doble tarea para sacar a sus hijos adelante.

Para ellas ese doble compromiso con la vida y la sociedad, las compromete más con su trabajo, son luchonas, esmeradas, abnegadas y ponen el ejemplo de entrega en el trabajo.

Falta menos de un mes para que celebremos el día de la madre, pero en el SUTGCDMX, todos los días les reconocemos su compromiso y esmero por las tareas que realizan en la recolección de basura, servicios de salud a los miles de derechohabientes en la red hospitalaria de la Ciudad de México, atención a los capitalinos por los servicios que presta el gobierno capitalino y otros.

En pocas palabras, las cerca de 68 mil mujeres trabajadoras se han convertido en el motor de desarrollo de la gran urbe. Sin ellas no se podría entender el buen andar de los todos los servicios que presta el gobierno a los nueve millones de capitalinos y cinco más que trabajan o visitan la metrópoli.

En el SUTGCDMX lo sabemos y por eso reconocemos el trabajo de nuestras compañeras trabajadoras. Reconocemos el aporte de su fuerza laboral y por eso estamos comprometidas con ellas.

Debilitamiento que no conviene

Juan Ayala Rivero

POR DÉCADAS, EL SINDICATO ÚNICO DE TRABAJADORES DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MÉXICO (SUGCDMX) se ha distinguido por su institucionalidad y unidad para hacer frente a los problemas propios de una organización sindical y a los que sin razón han buscado dividirlo.

El debilitamiento del SUTGCDMX a nadie le conviene, porque el gobierno enfrentaría obstáculos para ofrecer sin demora los servicios que presta a 9 millones de habitantes y los trabajadores perderían lo que han recuperado, después de perder 85 por ciento de sus prestaciones sociales y aumentos salariales congelados.

Para los trabajadores al servicio de la Ciudad de México, les queda claro que la unidad es vital para continuar por el sendero de la recuperación salarial y de las prestaciones sociales.

Un sindicato fragmentado daría todas las facilidades a los enemigos para enviar las conquistas obreras al barranco.

Ningún trabajador que se dedica a lo suyo estará dispuesto a dejarse persuadir por el canto de las sirenas, y más si estas son traidoras, mentirosas, corruptas, exconvictas, ambiciosas de poder que solo utilizan a la base trabajadora enviándola como carne de cañón.

Los trabajadores actúan de buena fe, por lo que no se vale que jueguen con ellos quienes buscan desestabilizar al SUTGCDMX, porque jamás les van a dar plazas, pues es de conocido que no saben lo que significa lealtad ni compromiso.

Por ello, los trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, no se distraerán con promesas de los “falsos mesías” prefiriendo dedicarse a ofrecer los servicios básicos de la ciudad para que, sin demora, los tengan al alcance 9 millones de capitalinos más cinco que diariamente nos visitan.

Los trabajadores son más, muchos más los que velan por la unidad del SUTGCDMX, porqué saben que con ese don conseguirán alcanzar mejores salarios y prestaciones sociales.

Sin unidad e institucionalidad nada se alcanzará. Los miles de trabajadores así lo entienden y por eso rechazan y han dado la espalda a ” los falsos mesías”.

La cruzada por salarios

Juan Ayala Rivero

El pasado 14 de diciembre, el poderoso Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, cumplió 80 años de vida con una membresía superior a los 350 mil afiliados y con el reconocimiento de que hay muchos pendientes que se han ido subsanando porque en los últimos cinco años el gobierno del Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa, amigo de los trabajadores, decidió emprender una cruzada de mejoramiento en salario y prestaciones sociales.

Para el SUTGCDMX, la medida del Dr. Miguel Ángel Mancera, fue trascendente porque nos dio la pauta de emprender la lucha por la recuperación salarial en la Ciudad de México.

Desde el SUTGCDMX, convocamos a los más de cinco millones de trabajadores de la capital, para que se sumen a esta cruzada nacional para buscar aumentar los salarios a través de la cual también sean beneficiados 56 millones de mexicanos en todo el país.

En la Ciudad de México, autoridades y organizaciones sindicales colaboran para hacer crecer la economía generando empleos, por lo que el SUTCDMX, analiza la posibilidad de que el jefe de gobierno capitalino, sea el líder del movimiento social de los trabajadores para defender el salario mínimo y las prestaciones sociales.

En el gran SUTGCDMX, tenemos dos razones de peso para que el Dr. Miguel Ángel Mancera encabece el movimiento social de los trabajadores para defender el salario mínimo y las prestaciones sociales: Abanderó desde 2013, la demanda de aumentar el salario mínimo paulatinamente hasta llegar a 174 pesos al terminar su gestión en diciembre de 2018 y elevó salarios en una primera atapa en 32.7 por ciento a más de 350 mil trabajadores. Además autorizó aumentar los montos mensuales para quienes buscan jubilarse; de 3 mil 500 a 7 mil y actualmente a 9 mil 700 pesos.

Entonces, en el Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México, sabemos que el gobernante capitalino, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa, es amigo de los trabajadores, lo ha demostrado con hechos, y seguros estamos que a nivel nacional haría lo mismo.

Recordemos que aun con limitaciones económicas, el Dr. Mancera siempre se preocupó por los que menos tienen, conviniendo con nuestra gran organización sindical garantizarles estabilidad laboral a través de bases a cinco mil mujeres y cinco mil hombres, pero también ofreció estabilidad laboral a diez mil trabajadores denominados voluntarios que no recibían ningún tipo de garantía laboral oficial.

Por esa razón nos atrevemos a postular al jefe de gobierno de la Ciudad de México, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa como el líder del movimiento social en defensa del salario mínimo y de las prestaciones sociales.

Solidaridad con damnificados

Juan Ayala Rivero

LOS TRABAJADORES DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MÉXICO NO PERDERÁN ESA VIRTUD

Los más de 184 mil trabajadores del GCDMX, están convencidos que su prioridad ha sido, es y será el bienestar de 9 millones de capitalinos y más de 5 millones de personas provenientes de estados circunvecinos, quienes utilizan los servicios de transporte público, agua potable, recolección de basura y otros, indispensables para que funcione sin problema alguno la metrópoli.

En las 16 delegaciones donde los más de 184 mil trabajadores de la ciudad ofrecen sus servicios, han dicho que se manejan bajo el principio de la institucionalidad, dejando claro que son apolíticos a tal grado que el próximo 1 de julio podrán emitir libremente su voto por quienes mejor les convengan.

Así ha sido y así será. Los trabajadores de la gran urbe, los une la solidaridad y lo han manifestado con hechos desde diciembre del año pasado, cuando miles fueron requeridos para realizar obras de escombro en zonas dañadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017.

Claro, las tareas de escombro con el retiro de cascajo, son fuera de sus obligaciones, lo que los coloca como ejemplo de solidaridad con los damnificados.

Durante décadas los trabajadores al servicio de la ciudad han caminado de la mano con las instituciones y sus gobiernos, sean del color que sean, pues su principal característica ha sido ofrecer los servicios públicos bajo el liderazgo del gobernante en turno sin importar el color.

Por eso, los más de 184 mil trabajadores del GCDMX, han sido reconocidos por propios y extraños de su institucionalidad, pero sobre todo de no bajar el ritmo de trabajo, porque a final de cuentas a quienes les sirven son a cerca de 15 millones de personas; nueve millones de capitalinos y más de cinco millones provenientes de estados circunvecinos.

Esa mística de trabajo y dedicación no va cambiar, porque antes que los colores y los personajes, están quienes hacen posible, que la gran urbe se mantenga de pie y en armonía, y eso no lo olvidan. Que así sea.

El proceso electoral

Juan Ayala Rivero

La Ciudad de México tiene definidas las candidaturas de quienes aspiran a suceder al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa el próximo 5 de diciembre: Alejandra Barrales Magdaleno ( PRD), Claudia Sheinbaum Pardo (Morena) y Mikel Arriola Peñaloza (PRI), serán quienes recorrerán las colonias de las 16 delegaciones en busca del voto ciudadano que les dé el triunfo el domingo primero de julio próximo.

En este sentido los trabajadores afiliados al glorioso Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), queremos manifestar que somos ajenos al proceso electoral que se vive en la capital.

Los más de 165 mil trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, en ninguna forma se han distraído en asuntos político-electorales que no son de su incumbencia, dedicándose de tiempo completo a poner en práctica sus conocimientos para que los más de nueve millones de capitalinos gocen de agua potable, recolección oportuna de basura, y otros servicios que hacen que la Ciudad de México funcione con normalidad.

Ahora bien, los más de 165 mil trabajadores al servicio del Gobierno de la Ciudad de México, aunque son ajenos al proceso electoral, desean mayores percepciones económicas y estabilidad laboral y durante el período de precampaña, no ha escuchado de los precandidatos ningún plan o proyecto en estas dos materias.

Sería deseable que ya en campañas los candidatos a la jefatura de gobierno, den a conocer sus planes en materia salarial y estabilidad laboral, para tener bien definido qué candidato esta con la clase trabajadora.

Por nuestra parte, los trabajadores capitalinos, continuaremos ofreciendo nuestra fuerza de trabajo y conocimientos, sin importar quién gane y del partido político que se trate.

Al interior del noble SUTGCDMX, sus afiliados gozan de libertad para votar por el candidato y partido político que mejor les convenga, sin embargo, a nivel organización gremial, no hay simpatía ni dados cargados hacia un candidato o un partido político. Eso debe de quedar bien claro.

Es importante señalar que desde hace tiempo la democracia al interior del SUTGCDMX es normal y cotidiana, por lo que sus afiliados gozan de todas las garantías para simpatizar por el partido político de su preferencia y también de sus candidatos a puestos de elección popular.

Sin interrumpir servicio alguno

Juan Ayala Rivero

EN LA MEDIDA EN QUE SE ACERCAN LAS ELECCIONES PARA ELEGIR EL GOBIERNO DE LA CDMX

Los trabajadores al servicio de la capital hacen patente su institucionalidad y su unidad más que nunca, al realizar sus tareas para que ningún servicio se vea interrumpido para los 9 millones de habitantes y más de 5 que diariamente nos visitan de otras entidades federativas.

Los trabajadores de la CDMX, siempre han sido ajenos a cualquier actividad política electoral, aunque de manera individual pueden simpatizar por los partidos políticos que convenga a sus intereses.

A nivel gremial, los afiliados al noble Sindicato Único de Trabajadores del GCDMX (SUTGCDMX), siempre han sido institucionales, reconociendo la responsabilidad que tienen ante la sociedad, por lo que sin importar el gobernante en turno su labor siempre ha sido, es y será, laborar para que no falta agua potable, la recolección permanente de la basura, brindar servicios médicos en la red de hospitales de la capital, reparar luminarias averiadas, realizar trabajos de bacheo, desazolve, poda de árboles y otros servicios para que la metrópoli mantenga si esplendor y su ritmo de crecimiento.

Por esa razón los más de 184 mil agremiados, mantienen su convicción de servir a la ciudad. Cerca del 50 % de trabajadores de la CDMX son mujeres; padre y madre a la vez y representan el rostro, de la honradez y la honestidad del Gobierno ante la ciudadanía.

Esa mística nunca la han perdido los trabajadores, por lo que sea cual sea el tiempo ahí estarán para servirle a la gran urbe y a sus ciudadanos.

Un ejemplo de los solidarios que son los agremiados del SUTGCDMX, fue durante el sismo del 19 de septiembre de 2017, al estar presentes en todas sus áreas de trabajo para restablecer los servicios y en otros prestando ayuda a los hermanos que perdieron sus viviendas y necesitaban atención médica.

Eso no se olvida y por ese camino continuarán porque saben que la existencia de la CDMX es la existencia de ellos y sus familias, haga frio, calor, llueva o truene. En hora buena para los trabajadores de la CDMX.

Ley hídrica

Juan Ayala Rivero

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal, dio un gran paso con la aprobación y creación, el pasado 24 de noviembre, de la Ley de Sustentabilidad Hídrica, pues se modificará la naturaleza jurídica del Sistema local de Aguas, dándole personalidad jurídica y patrimonio propio, así como autonomía técnica y de gestión.

En diversos foros hemos dado a conocer que la postura del gran Sindicato de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX), es abanderar un salario digno para los más de siete millones de mexicanos que ganan entre 80 y 86 pesos diarios, estabilidad laboral para sus agremiados y que todos los capitalinos cuenten con agua potable.

Esas banderas han sido la lucha diaria de los más de 165 mil trabajadores afiliados al SUTGCDMX, por lo que vimos con gran beneplácito cómo el Poder Legislativo local creó una ley de vanguardia en materia hídrica para mejorar las condiciones de los grupos más vulnerables en materia de distribución del vital líquido.

La modalidad jurídica para modernizar al SACDMX, de ninguna manera significa la privatización del vital líquido. Que quede claro, esta ley no va en ese camino, por lo que el SUTGCDMX la respalda en su totalidad, pues será un instrumento legislativo que permitirá cambiar el actual modelo sobre la explotación de los recursos hídricos por un mejor manejo sustentable.

Recordemos que la nueva ley de Sustentabilidad Hídrica garantizará el derecho humano al agua para todos los habitantes de la gran urbe, en armonía con la Constitución de la Ciudad de México y los tratados internacionales.

También es importante señalar la nueva ley, mandata la creación de un Consejo Técnico asesor honorífico que estará integrado por la academia, la sociedad civil y el gobierno, quien se encargará de aprobar el programa de sustentabilidad hídrica para la transparencia a la política pública en materia hídrica y participación de la ciudadanía.

Asimismo se creará la contraloría ciudadana y se modificará la naturaleza jurídica del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, dándole personalidad jurídica y patrimonio propio así como autonomía técnica y de gestión.

Por todas esas razones el gran SUTGCDMX, respalda la creación de la Ley de Sustentabilidad Hídrica, porque basta recordar que los trabajadores del GDF, son los primeros que dan la cara al ciudadano cuando un servicio se ofrece mal.

Con esas herramientas jurídicas, los trabajadores podrán ofrecer un mejor servicio a los capitalinos, principalmente a los grupos más vulnerables, pero sobre todo con la garantía de que el vital líquido no se privatizará.

La gran ayuda silenciosa

Juan Ayala Rivero

A LOS 184 MIL AGREMIADOS DEL SUTGCDMX, LOS UNE EL TRABAJO, LA UNIDAD Y LA SOLIDARIDAD

Han pasado siete meses y medio del sismo del 19 de septiembre de 2017 en la CDMX, con miles de capitalinos afectados. Ante los daños causados, los 184 mil trabajadores del GCDMX no se han quedado con los brazos cruzados.

La vida para miles de trabajadores del GCDMX cambió porque muchos también sufrieron daños y otros vieron como un familiar registró pérdidas.

Desde hace más de 220 días del registro del movimiento telúrico, los 184 mil trabajadores pusieron en práctica su experiencia para mantener vigentes todos los servicios que presta el Gobierno de la Ciudad a nueve millones de capitalinos y más de cinco que diario vienen a visitar la metrópoli.

Los agremiados al noble SUTGCDMX, dejaron bien claro que eran, son y serán ajenos a todo tipo de política. Su única política, reiteraron, es trabajar para que todos los servicios se encuentren en optimas condiciones para los millones de habitantes de la gran urbe.

Los 184 mil trabajadores de la ciudad son institucionales, se rigen bajo una ética sindical que difícilmente la traicionan. Ellos fueron los primeros en acudir al auxilio de nuestros hermanos en desgracia cuando el temblor de la noche a la mañana dejó sin hogares a miles de capitalinos.

Hasta la fecha miles de trabajadores de diversas secciones del SUTGCDMX, prestan sus servicios fuera de horario de labores. Ellos adquirieron un compromiso con la ciudad y con los damnificados y lo están cumpliendo.

El retiro de escombro, derrumbes de paredes y otras tareas de obra negra, para la reconstrucción de las zonas dañadas no se ven ni traen reconocimientos, pero eso no les importa a los compañeros que realizan esta labor.

Los trabajadores quieren aportar sus conocimientos y fuerza de tarea para ayudar a que la Ciudad de México se ponga de pie a corto plazo.

Alertas ante los traidores

Juan Ayala Rivero

También por su institucionalidad, libre forma de pensar y unidad dentro y fuera de la organización sindical.

Los compañeros son seres pensantes que muy difícil se dejan manipular, por lo que nadie se atreve a convocarlos a un mitin para decidir su destino o lo que tienen que hacer en sus responsabilidades diarias para satisfacer la demanda de 9 millones de capitalinos, más cinco que diariamente visitan la gran urbe.

Los 185 mil compañeros no se dejarán sorprender por traidores, esquiroles, corruptos que fueron juzgados por la justicia poniéndolos tras las rejas por medrar con las “hojas rojas” contra los trabajadores de escasos recursos económicos y venta de plazas sin haberlas y nunca cumplirles a quienes les dieron miles de pesos por obtenerlas.

Esos redentores, juzgados por la justicia por esquiroles y corruptos vuelven a hacer lo mismo, ofrecer plazas a los compañeros que acudan a la manifestación en el Monumento a la Revolución el próximo jueves en la tarde. Los compañeros deben estar alertas, porque en primera esos “traidores” al SUTGCDMX, expulsados desde hace varios años, perdieron sus derechos sindicales, y en segunda la entrega de plazas no se da a voluntad ya que quienes las obtienen es porque cumplieron con todos los perfiles que se requieren.

El SUTGCDMX, se ha distinguido porque a sus agremiados en ninguna forma se les coarta su forma de pensar y menos de decidir quiénes son sus representantes sindicales. Por eso, no se dejarán sorprender por quienes fueron defenestrados por lucrar con las necesidades de sus propios compañeros.

Los 185 mil trabajadores del SUTGCDMX, decidieron continuar progresando, por lo que por ningún motivo permitirán retrocesos con más compras de equipos de futbol para satisfacer intereses personales y que los dejen a la deriva con el riesgo de que pierdan sus conquistas laborales obtenidas con tanto sacrificio en los últimos diez años.

No hemos cambiado

CIUDAD DE MÉXICO, 11JULIO2018.- Claudia Sheinbaum, gobernadora electo de la Ciudad de México, a su llegada a una reunión con Andrés Manuel López Obrador, ganador de la elección presidencial y otros representantes electos. FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM
Juan Ayala Rivero

TRABAJADORES AL SERVICIO DEL GCDMX Y LA PRÓXIMA GOBERNANTE CAPITALINA CLAUDIA SHEINBAUM, caminan por el mismo sendero, a las dos partes les queda claro la importancia de que la reconstrucción de miles de viviendas o remodelaciones, es y será prioridad.

Para los trabajadores capitalinos no será nuevo el esquema para la realización del censo que se aplicará las últimas dos semanas de este mes. Los compañeros cuentan con experiencia necesaria para colaborar, tomando en cuenta que el año pasado, después del sismo del 19 de septiembre, fueron los primeros en realizar tareas de escombro en edificios públicos y viviendas colapsadas.

La mística de los trabajadores al servicio de la CDMX ha sido, es y será con el objetivo de servir a los nueve millones de habitantes, más cinco que visitan la urbe.

La solidaridad, unidad e institucionalidad son elementos para desempeñar un trabajo en pro de la ciudad y sus habitantes, porque se trata de que todos gocen los servicios que presta el GCDMX.

Durante décadas hemos convivido con diversos gobernantes emanados de distintos partidos políticos. Hemos caminado juntos en las tareas que a cada parte corresponde. Por ello, en la administración que iniciará el próximo 5 de diciembre, a los 185 mil trabajadores les ha quedado claro cuáles serán sus tareas, pero al mismo tiempo no vacilarán en ofrecer su experiencia y fuerza laboral para hacer realidad el programa de reconstrucción y responder a la demanda de miles de damnificados que claman ayuda para recuperar su patrimonio.

En las 16 delegaciones existe el talento suficiente para los trabajos de reconstrucción que tiene en agenda la próxima administración. Los trabajadores capitalinos siempre se han caracterizado por tender su mano a sus hermanos capitalinos cuando necesitan ayuda. En esta ocasión no tendrá porqué ser diferente.

Ellos también forman parte del pueblo, conscientes de que en algún momento podrían estar en situaciones desiguales en espera de ayuda del Gobierno y de los capitalinos. No hemos cambiado, aún con el paso del tiempo.

La mujer, pilar de la CDMX

Juan Ayala Rivero

El pasado 8 de marzo se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, tan importante para el glorioso Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX) que sirvió para recordar la importancia de la fuerza femenina al interior de la organización sindical y como paulatinamente a base de tenacidad se logró la igualdad en materia salarial.

En equidad de género, podemos decir que hemos logrado un 45%, nos falta camino, pero el compromiso ha sido con las mujeres, pues muestran mayor fuelle cuando de trabajo se trata.

Los múltiples servicios que presta el Gobierno de la Ciudad, no se pueden entender sin la participación de la mano de obra de sus mujeres.

El pasado 10 de febrero el jefe de gobierno de la CDMX, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa, benefició a 20 mil trabajadores – 50 % mujeres y 50% hombres- pues 10 mil que laboraban en nómina ocho, obtuvieron bases y 10 mil que figuraban como voluntarios pasaron a nómina ocho.

Fue un gran paso por el entendimiento entre la dirigencia sindical y las autoridades de la capital.

Las mujeres son más responsables, difícilmente se gastan el dineroen cosas ajenas a las de sus casas, realizan la tarea de padres y madres, vigilan que sus hijos vayan a la escuela y se conduzcan por el camino correcto.

Por ello, la dirigencia sindical trabaja con el GDF para hacer posible la equidad de género, igualdad de salarios en trabajos iguales y lo que es mejor, pleno respeto a su integridad.

El glorioso y noble SUTGCDMX tiene más de 135 mil agremiados y falta poco para tener 50% de mujeres y 50 % de hombres. Esa es la mística del sindicato y lograremos esa igualdad que tanto reclaman y merecen las mujeres.

En hora buena para las mujeres trabajadoras de nuestra ciudad.