Síguenos

¿Qué estás buscando?

junio 24, 2024

Seguridad

Octavio Ocaña se disparó solo, dictaminan tras detención de policía

Visitas

La Fiscalía mexiquense solo acusa al agente detenido de homicidio culposo, por chocar la camioneta del actor de Vecinos.

Redacción Grupo Cantón.

“¡Vale madres, nos están persiguiendo!”, fueron las palabras que Octavio Ocaña dijo mientras manejaba a toda velocidad, cuando sus ojos veían por el retrovisor el brillo rojo y azul de las patrullas que buscaban interceptarlo.

“Claro, el rico siempre humillando al pobre”, una de las frases más emblemáticas que Benito Rivers, interpretado por Ocaña brindó a su audiencia en el programa Vecinos, donde a través de su alegría, carisma y perspicacia se ganó el corazón de los mexicanos.

Ese fatídico día, Benito estuvo conviviendo con sus amigos en un espacio privado en el Estado de México- “¡Échate otra, total ahorita se te baja!”, dijo uno de los presentes, pero Octavio replicó: -“Ya vámonos!”, mientras encendía su Jeep color gris, “¿Quién se va conmigo?”, dijo, mientras dos de sus amigos se
subían a la lujosa camioneta.

La tarde del 29 de Octubre cuando el aire que se colaba por la ventana hizo que la cerveza en el cuerpo de Benito, aumentara sus efectos.

“¡Jálale, wey!”, dijo el copiloto, mientras le pedía al actor que aumentara la velocidad luego de ver que policías de Cuautitlán Izcalli le marcaban el alto.

El actor pisó el acelerador, mientras que los nervios se apoderaban de él, sus manos se aferraban al volante y la temperatura de su cuerpo aumentaba.

“No voy a permitir que los tiras me apañen porque tiene fama de rateros” pensó, mientras comenzaba a manejar más rápido entre calles y avenidas .

El actor le pitaba a las autos y le pedía a Dios que no se le atravesara algún cristiano. La adrenalina aumentó cuando empezó a escuchar que los uniformados le disparaban; logró llegar hasta la autopista Chamapa-Lechería, a la altura de la colonia Prados Iztacala, en Atizapán de Zaragoza,
donde un golpe secó seguido de un disparo lo aturdió. Sus manos apretaron el volante, como si con eso se aferrara a la vida, pero ya no supo más de él.

Solo Dios sabe cómo fue que Benito falleció, algunos dicen que perdió el control hasta que se estampó y solita el arma se disparó. Otros aseguran que un
policía a distancia le disparó y una bala impactó su cabeza provocando así que perdiera el control.

Al final, la muerte del actor quedó ante los ojos de Dios, pues en México las autoridades no siempre cuentan lo que verdaderamente sucedió.

“¡Que el alma de este difunto descanse en paz en la gloria!-“, dijeron sus familiares mientras entre gritos de dolor y desesperación exigían justicia para Octavio.

Su padre jura y perjura que “Fueron dos policías los que le dispararon, el que detuvieron fue el que le disparó a mi hijo en la cabeza, le venía disparando a la camioneta, es el que lo bajó y le disparó en la cabeza y lo volvió a subir, junto con su cómplice que está prófugo de la justicia”, acusó.

Sin embargo, la Fiscalía mexiquense desmiente esa versión y asegura que Leopoldo “N”, el agente detenido, está acusado de homicidio culposo, por chocar la camioneta del actor y provocar que se estrellara.

Confirmó que Octavio se disparó solo con su propia pistola. Solo Dios sabe…

 

Te puede interesar.

Congreso le da vida a coalición electoral.

Te puede interesar

Advertisement