Síguenos

¿Qué estás buscando?

Uncategorized

Elías Karam, el retratista de Madero

Elías Karam al inicio del siglo XX fue un personaje popular en la vida cotidiana de San Juan Bautista -Villahermosa-. Dedicado al comercio, prestamista, retratista y organizador de rifas. Era oriundo de Monte Líbano y llegó en 1901 a la capital tabasqueña en compañía de su amigo y socio Salvador Zajem.

De inmediato incursionaron en las actividades comerciales vendiendo mercería y bisutería en dos locales del mercado central que rentaron al Ayuntamiento de Centro, ahí permanecieron establecidos hasta 1909. Para entonces, desde 1906 mantenían un almacén llamado Monte Líbano, en honor a su tierra de origen.

Elías Karam 1910

Entonces Elías Karam, quien poseía un nivel cultural superior al del resto de sus paisanos “turcos”, colaboraba en algunas revistas y periódicos que editaba la colonia sirio-libanesa de la Ciudad de México, decidió inaugurar un establecimiento dedicado a la elaboración de retratos -había estudiado artes en la Academia de San Lucas en Roma, Italia- empezando así a ejercer su creatividad artística, mientras Salvador Zajem se dedicaba a la administración de los negocios. En los primeros días de noviembre de 1911, gracias a la calidad de sus pinturas el Ayuntamiento de Centro lo contrató para que por la cantidad de quince pesos realizará un retrato del recién electo presidente de la república, Francisco I. Madero, siendo colocado en uno de los arcos triunfales construidos en la ciudad para brindarle a Madero una recepción apoteósica. Para desventura del Ayuntamiento el retrato fue arruinado por una intensa lluvia que cayó antes de la llegada del presidente Madero.

pagaré de Felipe Salomón a Karam y Zajem

Por ese tiempo Elías Karam, había decidido marcharse de la ciudad debido a una serie de problemas que enfrentaba, el primero; de salud, padecía paludismo y disenterías constantes, males que lo mantenían postrado por periodos prolongados. El segundo, ocasionado por el incumplimiento del pago de créditos otorgados en efectivo y mercancías a otros comerciantes libaneses entre los que se encontraban Nicolas Jorge y Teófilo y Felipe Salomón -a este último para saldar su deuda fue necesario embargar sus bienes-.

El tercero, relacionado con la especulación que a partir de 1906 el Ayuntamiento efectuaba en la renta de los locales del mercado central, la cual generó inconformidades de Karam con el Ayuntamiento y disputas con algunos de sus paisanos quienes ofrecían mayor precio por la renta de los comercios ocupados por él.

Esta situación lo llevó a sostener un enfrentamiento personal con los hermanos Felipe y Nicolás Bedrán ocasionando que al inicio de 1908 Nicolás lo agrediera a golpes lesionándolo de gravedad.

Debido a estos sucesos Elías Karam disolvió la sociedad que tenía con Salvador Zajem y el 31 de octubre de 1911 agradeció a su clientela su preferencia y mediante un comunicado hizo oficial que su almacén Monte Líbano quedaba clausurado. En 1912 ya se encontraba establecido en el Puerto de Veracruz, donde encontró un clima y ambiente menos hostil que el tabasqueño. En el Puerto continuó su trabajo como retratista y con el paso de los años sus hijas desempeñaron una labor destacada en el ámbito educativo del estado de Veracruz.

Te puede interesar

Advertisement