Baby Botox: Nueva tendencia en toxina botulínica

Baby Botox: Nueva tendencia en toxina botulínica

938
0
Compartir

Hola amigos de diario Basta.

Esta semana les hablaré de una nueva tendencia en toxina botulínica el famoso “Baby Botox” resultado de inyectar pequeñas cantidades para un resultado más natural.

El llamado “baby botox” es, sencillamente, la infiltración de dosis más bajas de las que se usan habitualmente en los tratamientos con toxina botulínica, aplicadas con mucha precisión, para conseguir un efecto muy suave y natural.

El baby botox tiene sentido si hay pocas arrugas o no son muy profundas o bien sólo se busca prevenir, especialmente en rostros en los que se ve, incluso siendo muy joven, que la anatomía muscular tiende a contraer áreas como el entrecejo o las patas de gallo. Y es que el fin último es que, al paralizar esos músculos que forman las arrugas, éstas no lleguen a formarse. Debido a la pequeña cantidad utilizada durante el tratamiento, el Baby Botox es a menudo apenas perceptible.

Las expresiones faciales todavía se pueden hacer, pero van a ser suavizados para permitir una cierta mejora de las líneas finas y arrugas.

Es ideal para los pacientes que quieren suavizar las líneas causadas por el movimiento de los músculos, sin detener este movimiento en conjunto.Los famosos son fans de baby Botox porque ellos deben ser tan expresivos como sea posible, logrando mantener un aspecto juvenil.

La desventaja del baby Botox es que los resultados duran menos que la aplicación tradicional, y el tratamiento debe realizarse con más frecuencia para que los resultados se mantengan (se recomienda en periodos de 4 meses), además las líneas y las arrugas no suelen desaparecer por completo pero serán más suaves y no tan profundas.

Es un tratamiento que puede colocarse desde los 20 años de edad en aquellas personas con tendencia a arriesgar demasiado.