Trabajadoras del hogar, las más discriminadas

38

De acuerdo con la Encuesta Nacional Sobre Discriminación (ENADIS) 2017, presentada el día de ayer por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, las mujeres trabajadoras del hogar remuneradas, son quienes perciben mayor discriminación en un 57.1 por ciento.

En esta encuesta, mujeres, niñas y niños, adolescentes y jóvenes, personas mayores, así como personas indígenas, personas con discapacidad, personas de la diversidad religiosa y trabajadoras del hogar remuneradas, fueron consideradas como los grupos históricamente discriminados.

“Las trabajadoras del hogar remuneradas perciben que sus derechos son menos respetados (57.1% cree que se respetan poco o nada), seguidas de las personas indígenas (49.3%) y las personas con discapacidad (48.1%). En contraste, 22.5 por ciento de las niñas y los niños y 26.9 por ciento de las personas de la diversidad religiosa opina que sus respectivos derechos no se respetan”, destaca la ENADIS 2017.

“La encuesta y el sistema de información que hoy presentamos forma parte de un gran proyecto de investigación, diagnóstico, organización y difusión de información”, puntualizó ayer Olga Sánchez Cordero en el auditorio Jesús Reyes Heroles de la Secretaría de Gobernación.

Por su parte, Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, sostuvo que “acabar con la discriminación no puede seguir siendo responsabilidad de unas cuantas instituciones públicas, se tiene que convertir estas mesas objetivas, medibles, evaluables en todas las prácticas de la administración pública federal, pero también el de buscar los mecanismos de persuasión de la sociedad para dar esta batalla cultural”, sostuvo.

“La idea de que el combate a la pobreza, la exclusión y la desigualdad social no es posible si no se toma en cuenta la discriminación, expresó durante su participación Alexandra Haas, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir La Discriminación (CONAPRED).

Con un 57.1 por ciento, las mujeres trabajadoras del hogar remuneradas, perciben la discriminación por parte de la sociedad