¿En qué nos gastamos los pesos?

52
Foto (ilustrativa): Pixabay

La economía es muy importante para el desarrollo de las sociedades, pero, ¿qué tengo en mis bolsillos? Nada, están vacíos, piensan los muchos, las muchas. Las ideas son más importantes, pero sin dinero, no puedes ni abordar el camión para ir a cultivar las mismas en la universidad.

¿En qué mundo para ser libres se necesitan monedas y billetes, en lugar de ideas y palabras? Yo soy libre al expresarme, pero no todos pueden hacerlo. Cómo hacerles entender mis ideas a todos, cuando la mayoría de la población está preocupada por qué comer o si comerán… Sin cabida en sus pensamientos para poder entender qué es la realidad.

Este texto no lo es, sólo es una representación de la misma, así como las noticias que leen a diario, como los programas de televisión y las películas de cine, están siempre hechas por alguien con cualquier intención. Mi intención siempre será hacer pensar al lector.

La universidad funciona, aunque no lo crean. Las élites acaparan todo. Los profesores de asignatura cobran una mierda cuando los directores o el mismo rector, tienen una calidad de vida envidiable por el 99 por ciento de los mexicanos. No quieren reducción en el presupuesto, se necesita más transparencia y menos opacidad; por lo menos Andrés Manuel reconoció que cayó en un error en este rubro. No le gusto que lo llamaran mentiroso tras prometer un aumento a la educación superior desde su discurso de campaña. Y la UNAM deberá reconocer que durante muchos años existió elitismo y desigualdad intelectual.

¿En qué se gastan sus pesos los investigadores, los rectores y los trabajadores sindicalizados? ¿En qué gastará su primera quincena como presidente, Andrés Manuel López Obrador? ¿Se lo gastarán en lo mismo que los profesores de asignatura, que un periodista de a pie, que un albañil, o que un profesor de educación básica? Lo dudo.

Desde “intelectuales” adoctrinados a la cuarta transformación pertenecientes al Sistema Nacional de Investigadores hay, como también existen investigadores críticos con las decisiones del presidente. Unos critican a los medios que descontextualizan la información, otros aplauden el recorte, y los hay quienes se preocupan por la calidad de investigación que ofertarán las nuevas becas de ya sabes quién.

Todo esto es muy importante, pero qué mierda le importa a la mayoría cuando tienen que alimentar a los pequeños porque no tuvieron el acceso a la información en cuanto a prevención sexual. Es muy importante, pero qué mierda importa cuando se está deambulando a la medianoche en las calles del centro en calidad de sintecho. Qué mierda importa si mis bolsillos están vacíos…