Mientras su madre le preparaba comida; bebé toma cloro y muere

70

La madre le había ido a preparar su biberón y cuando volvió con el, el bebé ya había tomado cloro que le quitó la vida.

 

Chihuahua, Chihuahua.- Los descuidos y accidentes en casa siempre suceden. Y es responsabilidad de los padres de familia que tienen niños pequeños, el revisar que los detergentes o productos que representen peligro estén en un lugar que no sean alcanzados por los menores o bien cerrados, porque si esto llegara a ocurrir, habrían consecuencias fatales, tal como sucedió en el norte del país.

Un bebé de 2 años de edad perdió la vida luego de haber ingerido cloro por desconocimiento y de manera accidental, cuando se encontraba en su domicilio ubicado en el rancho San Diego, del seccional Álvaro Obregón, en el estado de Chihuahua.

La tragedia se registró la tarde del miércoles cuando la comandancia de la Cruz Roja ubicada en el campo 101 recibió a la madre del menor, una adolescente de 17 años de edad, quien con bebé en brazos solicitaba la atención de paramédicos.

Los paramédicos revisaron al menor Hugo Ernesto M.R. de 2 años de edad y determinaron que ya no contaba con signos vitales. La mamá del pequeñito, identificada como Luz Yolanda, mencionó que estaba haciendo las tareas del hogar cuando el pequeño empezó a pedirle biberón.

Dijo que cuando fue a preparar el alimento y regresar con su bebé lo encontró llorando y con una botella de cloro en la mano por lo que de inmediato solicitó ayuda.

Cuando se dio cuenta de la situación ocurrida tomó rápido al bebé y lo trasladó desde el rancho San Diego situado en el campo menonita 108, hasta la cabecera seccional, donde están las instalaciones de Cruz Roja.

Al lugar acudió personal de Investigación de la Fiscalía de Distrito Zona Occidente, el cual dio fe de tener a la vista el cuerpo sin vida de un niño en la camilla de una ambulancia en el exterior de Cruz Roja del campo menonita 101, donde los paramédicos que atendieron al menor informaron que a pesar de los intentos por reanimarlo ya no fue posible volverlo a la vida.

Tras obtener el testimonio de la madre del menor, agentes ministeriales solicitaron personal de Servicios Periciales y Ministerio Público para hacerse cargo de las diligencias necesarias, así como el levantamiento y traslado del cuerpo del menor a las instalaciones del Servicio Médico Forense.