Cantantes revientan a empresarios locales

Cantantes revientan a empresarios locales

932
0
Compartir
Chucho Gallegos

Los reguetoneros, sobre todo los colombianos, han quebrado a más de dos empresarios mexicanos con sus contratos ventajosos, que representan un riesgo económico de grandes dimensiones. Y cuando no llenan los coliseos, es porque no es suficiente su nombre para convocar gente.

Maluma, el más popular de los colombianos, acaba de posponer una presentación en Morelos, porque la preventa de boletos iba tan mal, que no estimulaba la compra con ofertas al 2×1, causando pérdidas al empresario, de quien desconozco su nombre, pero aquí lo importante: es mexicano y le dieron en la madre con pérdidas de millones de pesos.

El señorito Maluma, nada puso de su parte para apoyar con una promoción extra y estimular la venta de boletos en Morelos. Por ejemplo, presentarse en la arena, firmar autógrafos, hacer un tour de medios. Eso no pasa por su cabeza, porque los mánagers y ellos se empoderan y solo vienen por dinero.

Ojalá en este cambio de gobierno se regularicen las contrataciones y el pago de impuestos de artistas extranjeros, latinos principalmente. Más de diez presentaciones en un año, creo deberían de visitar a Hacienda. Y me refiero a latinos porque México es su trampolín para trascender. El caso de los extranjeros es diferente.

Kiss, Guns N’ Roses y Madonna, por mencionar a algunos, no se hicieron aquí. Cheque usted las ventajas de los contratos: Se firman en dólares, con consecuencias de revaluación; el contratante debe trasladar por avión a su personal de trabajo, más de diez seguro son, hotel de primera, transporte terrestre y viáticos de 100 y hasta de 200 dólares diarios para cada uno, pagaderos desde que salen de su casa hasta el regreso a su país o a donde vayan.

Si la arena, el coliseo, etcétera, no tiene lleno el 70% de su cupo, no canta y se queda con el anticipo del 50%, o en el mejor de los casos, pospone la fecha, como sucedió en Morelos con Maluma, pero los cientos de miles de pesos que invirtió el empresario en publicidad, carteles, volantes, bardas, spots de radio, y demás, ya chuparon faros.

Maluma, J. Balvin y Sebastián Yatra, por citar algunos, empezaron sus presentaciones en México en cantidades bajas, y aquí creció su fama y su fortuna. Y algo más, cuando empezaron recibieron a la prensa; hoy, para conseguir una entrevista con alguno de ellos, es menos que imposible. México los convirtió en semidioses.