Síguenos

¿Qué estás buscando?

febrero 28, 2024

Voces

Arreando al Elefante | Xóchitl no cuaja

7 lecturas

RICARDO SEVILLA

Seguramente, a esta hora, ya no hace falta decirle a nadie que Xóchitl Gálvez encabezó un mitin mediocre y desabrido.
Probablemente a quienes les gustan los datos duros, dijo: voy a poner el reloj para ver cuánto dura el nuevo capítulo de esta farsa. Y quizá por eso, ya sabe que la comedia no duró ni media hora.

Decirle a usted que la candidata del Frente Amplio por México no conectó con la gente y que su ceremonia de unción fue un absoluto fiasco es decir algo que medio mundo esperaba.

Y es que a alguno de los despistados asesores de ese Frente tuvo la genial ocurrencia de que era el momento de sacar de los hoteles de lujo a Xóchitl Gálvez. Y se entiende: esos asesores no están conectados con la realidad ni conocen la opinión de la gente de a pie.

La pregunta es: ¿eso asesores no vieron los videos donde la gente repudia a Xóchitl en la calle? Quizá no y por eso decidieron sacarla de los salones suntuosos. O quizá sí los vieron y les valió un cacahuate. Lo cierto es que el experimento fue un fracaso.
Y es que la gente, por más que trataron de atraerla con sus mentiras y maniobras habituales, no se volcó a las calles ni fue al encuentro de Xóchitl.

Decirle que la oposición despilfarró enormes cantidades de dinero en toda la parafernalia que vistió el evento de Xóchitl no es novedad, porque así son ellos, porque así hacen siempre: derrochan, tiran dinero por la borda y arman numeritos faranduleros para hacerle creer a la gente que son muy populares.

Pero la gente no es tonta, como cree la derecha. Al contrario, la gente cada vez está más politizada y lee, se entera y sabe de las corruptelas de la derecha y de los nauseabundos esfuerzos que hacen para taparlas. Hace mucho tiempo que el pueblo ya no se distrae con los espectáculos bobos que transmiten a través de pantallas gigantes.

Y la verdad es que Xóchitl ha recibido su primera lección de democracia. Y esa lección consistió en que, fuera de los hoteles y de las reuniones cupulares a puerta cerrada, en las calles nadie la conoce ni quiere ir a conocerla. Y eso se llama rechazo. Sí, Xóchitl Gálvez, la candidata de la derecha, la representante más burda del neoliberalismo, es rechazada tajantemente por el pueblo.

Te puede interesar: Arreando al Elefante | Xóchitl no cuaja.

Te puede interesar

Advertisement

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds