Síguenos

¿Qué estás buscando?

enero 29, 2023

Voces

El Chinaco | Militantes del humanismo

Sebastián Ramírez Mendoza

A las 7 de la mañana ya el Paseo de la Reforma y las calles de alrededor estaban abarrotadas de imágenes de López Obrador. Pancartas con consignas celebrando la transformación y los nombres de los municipios de los que venían los contingentes, danzantes típicos de sus regiones, mariachis, flores, en fin, aún faltaban un par de horas para la llegada del presidente y ya había una verdadera fiesta popular.

Debido a la enorme cantidad de gente que salió a expresarle en vivo y en directo su apoyo al presidente, tomó varias horas recorrer los kilómetros entre el ángel y el Zócalo, pero fueron horas en las que el presidente se entregó por completo a su pueblo.

Mi millitancia en el Obradorismo comenzó hace 18 años, cuando yo tenía apenas 16, y por eso en más de una ocasión he podido ser testigo de todo el amor de la gente concentrado en el Zócalo cuando Andrés Manuel les convoca. Momentos históricos desde el desafuero, hasta la presidencia legítima, y estoy completamente seguro que lo que vivimos antier jamás lo vamos a olvidar.

Una vez en la plancha que toda la vida nos ha visto luchar contra el conservadurismo, los privilegios y la oligarquía, el presidente reveló el nombre que propone para el modelo de gobierno de la transformación: el humanismo mexicano. Es importante no perder de vista que su valía radica en que este pensamiento surge de la tradición cultural y política de nuestro pueblo, de tal modo que está necesariamente anclado en los sentimientos de la gente.

Una forma de gobierno del pueblo y para el pueblo. A pesar de toda la felicidad que se vivió el domingo, la derecha no ha hecho más que desestimarnos, pero fuimos 1 millón 200 mil necios de convicciones que marchamos para respaldar a quien le devolvió la esperanza a todo un pueblo, y quien ha demostrado que se puede ser feliz buscando la felicidad de los demás.

Hoy, más que nunca, es un enorme orgullo militar en el humanismo mexicano, y un honor seguir con Obrador.

Te puede interesar

Advertisement