Web Analytics Made Easy - StatCounter
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Lunes 22 Abril del 2019
nubes 19°

Economía Freak

Migración sudamericana: golpe económico

Victor Sanchez

México es un país de desorden. Este viene desde su gobierno que no lleva el control de materialmente nada, excepto los impuestos que pagamos empresas y personas que no formamos parte de los ricos de Forbes.

En materia de indocumentados centro y sudamericanos, así como de otras naciones, no hay ni una idea de cuántos caminan libremente en el país, con lo que se convierten en una carga financiera para los mexicanos.

Sin caer en la reflexión humanitaria, vemos que en materia económica esos indocumentados estaban hace apenas 5 años limitados a algunos pueblos en Chiapas, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala y el Estado de México. Hoy, los vemos mendingar en el centro del país, sin que nadie se haga cargo de ellos desde el punto de vista humanitario o jurídico, ya que están en el país ilegalmente.

Es tan grave la falta de información que, ni la Secretaría de Gobernación, ni el Instituto Nacional de Migración, tienen datos de las solicitudes de nacionalización o asilo político. Se estima, porque nadie lo sabe, que suman en este rubro más de 20 mil refugiados. De 2011 a 2015, según estimaciones de la Cámara de Diputados, el número de solicitudes se incrementó un 55% y, de éstos, más del 41% representan a menores de 18 años.

Según cálculos de organismos humanitarios, cada indocumentado que encuentran en las calles, representa un gasto de 100 pesos diarios el tenerlos en asilos. Sin embargo, muchos de ellos son víctimas de criminales organizados, por un lado, y de policías y agentes de Migración por otra.

En algunas regiones del país, se convierten en esclavos de trabajo o sexuales. A un indocumentado, en México, le pagan entre 20 y 50 pesos diarios, por trabajos que ameritan cuando menos 2 salarios mínimos. Trabajan jornadas de 16 horas diarias los 7 días de la semana. Un crimen que tolera el gobierno.

Los seguros inseguros

En México, la normatividad para los seguros de vida, gastos médicos, automovilísticos y para cualquier otra actividad, no ofrece garantías para los consumidores. Los precios son elevadísimos, no pagan el 100 por ciento de lo perdido o dañado y lo que es peor, los aseguradores defraudan a los clientes y no les cumplen con lo que les ofrecen.

En primer lugar, son increíblemente caros. Es mejor, inclusive, con todo el riesgo que ello implica, el asegurarse fuera del país, con el objeto de pagar menos, pero con mayores y mejores garantías. En Estados Unidos, por ejemplo, el precio de las primas de seguros, llegan a costar hasta un 70% más baratos y con mejores condiciones para beneficio del consumidor.

En México, las leyes protegen a las empresas mexicanas, ya que las convierten en el más aguerrido cártel de aseguradoras. Ellos fijan las reglas y la Comisión Nacional de Seguros, está sospechosamente a su servicio. No permiten que empresas extranjeras ofrezcan sus servicios en el país y las grandes compañías estadounidenses utilizan a coyotes en el país para vender sus seguros. Si las autoridades buscaran competencia real, dejarían incursionar a empresas estadounidenses o de otros países, pero bajo el control necesario para beneficio del consumidor.

En cuanto al pago de las primas, en México las aseguradoras, evitar cumplir con sus obligaciones y generalmente pagan entre el 75 y el 90% del total del siniestro.

Por qué dolió la calificación de Fitch

Victor Sanchez

Hace unos días, la calificadora de crédito internacional, Fitch Ratings, degradó la perspectiva de crédito internacional de estable a negativa para Pemex, ante su percepción de “incertidumbre” por los cambios potenciales en la estrategia petrolera durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

De inmediato la clase política se convulsionó. Rocío Nalhe, actual senadora, quien será secretaria de Energía, calificó de absurda la calificación, ya que el mismo Andrés Manuel anunció inversiones en el primer año de Gobierno en la petrolera por más de 70 mil millones de pesos.

Sin embargo, qué es lo que preocupa a Fitch. No se trata de inversión a Pemex, lo que podría ser beneficioso. Se trata de asegurar el beneficio de los bonos internacionales para sus inversionistas. La petrolera destina fuertes cantidades de dinero para el gasto corriente del Gobierno. Esto ocurre en el gobierno de Peña Nieto y ha ocurrido desde que explota el Gobierno su petróleo.

En las utilidades de Pemex, pegan las transferencias de recursos de esa empresa al gobierno de México. Aquí es donde los analistas ven que la administración de AMLO usará los recursos provenientes del petróleo como fuente de ingresos para cumplir con sus audaces metas de Gobierno.

Parece ser que los funcionarios de Morena, no comprenden que las calificaciones de Fitch representan intereses de inversionistas, especialmente los tenedores de bonos en el extranjero. Cualquier inversión es buena pero, lo más importante, es el cuidado con que se manejen los gastos de la compañía.

Para aumentar los ingresos de la empresa necesita, entre otras cosas, acabar con la corrupción, el robo de combustible y una responsable administración de sus recursos.

T-MEC, rehén de Trump

ARCHIVO / AGENCIAS
Victor Sanchez

EL TRATADO ENTRE MÉXICO, ESTADOS UNIDOS Y CANADÁ DIFICILMENTE SE RATIFICARÁ PRONTO.

El presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, lo usa como rehén en su campaña ante su reelección en 2020.

Hay optimismo en la Cancillería mexicana, donde el subsecretario para América del Norte y negociador del acuerdo comercial, Jesús Seade, piensa que podría ratificarse antes de julio.

No hay duda que se ratificará, pero el capricho de Trump llevará a prolongarse la ratificación del acuerdo. Para México y Canadá, de alguna manera le conviene la prórroga. Hasta el momento, los empresarios mexicanos están sin cambio en sus planes de inversión para exportar a Estados Unidos.

Aunque es falso lo que dice Trump sobre que México es el único beneficiado, esto es una verdad a medias. Tanto en Estados Unidos como en México y Canadá se beneficiaron con empleo, bienestar y productos baratos para el consumidor.

Cambiar las reglas del jugo implica muchos cambios burocráticos. Sin embargo, hay otros temas que están en manos del gobierno mexicano.

Destaca la reforma laboral que debe establecer condiciones salariales cercanas a las de sus socios en el TMEC, además del respeto al Estado de Derecho, para proteger las inversiones extranjeras en el país. Esto está atorado en el Congreso y va para largo.

Sin estado de derecho

CIUDAD DE MÉXICO, 29OCTUBRE2018.- Enrique Peña Nieto, presidente de la República, durante la entrega de los Premios nacionales 2018 en La Residencia Oficial de los Pinos. Al final de la entrega de los reconocimientos el presidente emitió su declaración respecto a los resultado, presentados la noche de ayer, de la consulta ciudadana sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM). El mandatario expresó que los trabajos continuarán hasta el 30 de noviembre y posterior a esta fecha, será asunto del gobierno entrante corresponder al pago de indemnizaciones y penalizaciones en caso de cancelar los trabajos. FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM
Victor Sanchez

LOS RESULTADOS QUE DEJÓ ENRIQUE PEÑA NIETO EN MATERIA DE CORRUPCIÓN SON DESASTROSOS.

De acuerdo con el Inegi, en 2017 la tasa de delitos denunciados por corrupción llegó a 25,541 por cada 100 mil habitantes; uno por cada cuatro habitantes. Una cifra escandalosa a nivel mundial.

Aunque los delitos del fuero común se movieron en 11,081 por cada 100 mil habitantes, se aprecia que en un año un gran número de mexicanos fueron víctimas de algún acto de corrupción no sólo de la burocracia, sino de particulares.

El 15% de los mexicanos que tuvo contacto con algún funcionario dijo haber sido víctima de al menos un acto de corrupción. A la llegada de EPN, la percepción era de tan sólo el 12.1% Por si fuera poco, en el país el 5.4% de los dueños de establecimientos comerciales denunciaron sufrir este tipo de delitos en 2017.

La percepción de la corrupción crece a pesar que el Presidente Andrés Manuel López Obrador abandera esa lucha. La meta es complicada.

¿PELEADO CON LA TECNOLOGÍA?

Andrés Manuel López Obrador, al tomar posesión como Presidente el 1 de diciembre pasado, aseguró que el gobierno federal ya no compraría computadoras, según su programa de 50 puntos para acabar con la corrupción. En su punto 35 de su discurso en el Zócalo el 1 de diciembre rezó: “No se comprarán sistemas de cómputo en el primer año de gobierno”.

A principios de mes, ya se había disminuido el 19% la adquisición de sistemas de cómputo y se cancelaba la modernización de esos mecanismos en todas las áreas de la administración pública federal.

Por ello, es importante que México no se salga de esas vías de desarrollo para ser competitivos mundialmente. No importa que la generación en la administración pública no use celular (o lo deje en manos de sus colaboradores) y que aún escriba a mano sus discursos. El romanticismo tecnológico no cabe en estos días y frenar la modernización tecnológica, es un crimen administrativo.

La misma ruta hacendaria

Victor Sanchez

Twitter y Facebook/ vsanchezbanos
Correo: vsanchezb@gmail.com

No debemos perder de vista la línea económica del final de sexenio de Enrique Peña Nieto. La salida de José Antonio Meade, para buscar la Presidencia de la República, y la llegada de José Antonio González Anaya a Hacienda, la señal es clara: la continuidad.

Mientras en Estados Unidos se aprobó una baja en los impuestos de los grandes contribuyentes, lo que será el imán para atraer capitales de varias latitudes, donde México no sería la excepción, las autoridades de Hacienda no piensan en una estrategia similar. El problema es el otorgamiento de estímulos fiscales para mantener el pesado aparato burocrático, que aglutina al 8% de la población que, al mismo tiempo, es electora.

González Anaya, mantiene la misma escuela de Meade y Videgaray. Esta política le ha dado tranquilidad financiera a Peña Nieto. No quiere cambiar nada. Ni siquiera aumentar o disminuir impuestos. El tema de la gasolina, que es el más sensible desde el punto de vista electoral, lo dejó hace varias semanas a la libre oferta y demanda, con un subsidio emergente para evitar que se disparen los precios para abrir el margen de utilidad para los distribuidores.

La política fiscal se mantendrá sin cambios bruscos, pero con ellos se mantiene un riesgo implícito: la fuga de capitales. El principal activo del Gobierno mexicano para atraer inversiones es la mano de obra barata. Sin embargo, esto lleva a un deterioro en el poder adquisitivo de los mexicanos, que es intolerable.

Series de Netflix afectan economía

Victor Sanchez

¿Crees que todos los mexicanos somos narcotraficantes, asesinos, corruptos, ineptos, farsantes, demagogos? Pues, en el mundo de los negocios si dices que eres mexicano y tienen dinero para hacer negocios, entonces eres todo lo demás. Eso es lo que piensan los pares de los empresarios nacionales, en el extranjero.

Y, no por el actuar de esos hombres de negocio, sino por la propaganda que se genera en las series de televisión que se exportan a través de las empresas de streaming como Netflix, Prime, entre otras. Esas series dejan mucho, pero mucho dinero a productores de series de narcos y corruptos. Esa es la realidad de una casta dorada dedicada a la política, pero no es de la mayoría de los mexicanos; la inmensa mayoría.

Sí, como menciona reiteradamente Andrés Manuel López Obrador, la corrupción es un mal que daña el bienestar de todos los mexicanos. Pero, la corrupción no es cultural como dijo Enrique Peña Nieto, ni es tiene un “certificado de origen” mexicano. Es universal, pero en naciones como la nuestra, la impunidad es la que nos hunde.

Aunado a la propaganda de mercenarios ideológicos, nuestra economía se daña. Los propagandistas, mientras, se vuelven potentados.

Impunes asaltos en carreteras

Victor Sanchez

Twitter y Facebook/ vsanchezbanos
Correo: vsanchezb@gmail.com

Tan sólo “en 2017, el 45% de las empresas sufrió al menos un robo en sus unidades, lo que ha generado pérdidas de por lo menos mil 75 millones de pesos de enero a septiembre de este año”, refirió el legislador.

Autotransporte de pasajeros y empresas, están en la mira de los asaltantes carreteros, que han convertido a esos sistemas de comunicación en su modus operandi, que desarticulando a los grupos delictivos y contar con mayor información e instrumentos para una investigación más eficiente y evitar que se siga cometiendo este delito.

En el 80% del siglo pasado, estaba en vigor, aunque sin ley reglamentaria, la pena de muerte a los asaltantes de caminos. Al paso del tiempo, a finales del siglo se desapareció esa figura en la Constitución y disminuyeron las penas en forma importante para dejarlo como delito NO grave.

Ahora es importante que el Código Penal Federal tenga al robo del autotransporte de carga federal, así como los de pasajeros, como delito grave a fin de proteger en todo momento a los pasajeros, los empresarios, hombrecamión, conductores y mercancía que se transporta por todo el territorio nacional.

El delito de robo a autotransporte aumentó en los últimos tres años 300%, lo cual ha generado una pérdida económica de más de 700 millones de pesos de acuerdo con las cámaras nacionales de autotransporte. Además, las denuncias presentadas ante Ministerio Público en 2017, por actos de robo en carreteras, asciende a tres mil 823.

 

Productos con azúcar, adictivos

Victor Sanchez

Resulta totalmente incongruente que los productos sin azúcar sean más caros que los que llevan el dulce o el derivado de las frutas como la fructosa. Pero, este tipo de maniobras de los productores de alimentos, tiene un sentido que va más allá de un ahorro, sino una estrategia dirigida a quienes cuidan su salud.

Es un hecho, comprobado por la medicina, que grandes cantidades de azúcar y sal provocan daños severos en la salud de los seres vivos; desde los animales domésticos hasta los seres humanos.

Empresas refresqueras, panificadoras, mermeladas y otros productos, venden sus productos con altos contenidos de fructosa, fundamentalmente, producto que es similar al azúcar de caña, para adicionarlo a sus alimentos. De esa manera generar adicción a su consumo, lo que les deja más utilidades, pero provocan enfermedades en los seres vivos que van desde la diabetes, hasta el hígado graso que termina en cirrosis no alcohólica.

Esas mismas compañías agregan cantidades extraordinarias de sal y productos químicos que van desde colorantes hasta conservadores, que son cancerígenos y en el menor de los casos (que no deja de ser moral) hipertensión arterial. Aunado a lo anterior, vemos que monstruos corporativos incrementan brutalmente sus utilidades, mientras los sistemas de salud de los gobiernos tienen que destinar más y más dinero para atender enfermedades que ahora se les conoce como “crónico degenerativas”.

Esas empresas, como si fuera un gracioso regalo al consumidor, produce alimentos que no tienen conservadores, fructosa, azúcar, sal, hormonas animales y sintéticas, antibióticos. Sin embargo, los precios son exageradamente caros, a pesar que sus costos de producción son menores. El objetivo, es mantener cautivos a los consumidores.

Ventas por catálogo

Victor Sanchez

Twitter y Facebook/ vsanchezbanos
Correo: vsanchezb@gmail.com

Empresas trasnacionales que recurren al esquema de ventas por catálogo reportan cada año cuantiosas ganancias; tan sólo, en 2015, registraron ventas netas por 65 mil 773 mdp, sin considerar los derechos laborales de quienes comercializaron sus productos, según información de la Cámara de Diputados.

Esta es una condición muy cómoda para las empresas que venden esos productos, ya que tienen ejércitos en ventas sin pagarles un peso de salario.

Aunque no hay una prohibición específica, es muy claro que es un mecanismo de explotación laboral y, por si fuera poco, no deja impuestos.

Se estima que estas empresas tienen a más de un millón de trabajadores. Venden desde productos milagro, vitaminas, productos de plástico, perfumes, aparatos para el hogar, libros, zapatos y artículos para belleza, entre otros.

Ese millón de personas, promueven productos caros, que se venden en parcialidades y, en caso que el consumidor final no pague, entonces la obligación es de los vendedores, quienes tienen que pagar de su bolsillo.

Por si fuera poco, cuando acuden a una autoridad laboral, se enfrentan a muros generados por los grandes intereses de empresarios que se encuentran entrelazados con políticos.

Es tan buen negocio, que uno de los empresarios mexicanos dueño de Onmilife, no sabe qué hacer con el dinero que prefirió comprar un estadio para Las Chivas de Guadalajara. Un gran negocio explotando el hambre de quienes necesitan un empleo de unas horas al día.

Escuelas sin electricidad

Victor Sanchez

Twitter y Facebook/ vsanchezbanos

Correo: vsanchezb@gmail.com

Según la diputada panista Ingrid Krasopani Schemelensky, la Comisión Federal de Electricidad, de Juan Hernández, les informó que en 2016, el 10.4% de los planteles de la SEP no tenía electricidad, situación que se agrava en los estados más pobres del país en los que existen instituciones con adeudos de millones de pesos.

La CFE, el monopolio generador de energía eléctrica a la comunidad, no se fija en las necesidades de la sociedad. Sólo en generar dinero como si se tratara de una empresa privada. Niños sin escuela, no le interesa a Juan Hernández.

Aunque en los últimos años ha aumentado el consumo de la energía solar, sustituyendo otras prácticas como la hidroeléctrica o eólica, las cuales tienen un mayor costo, no es suficiente para dar electricidad a poblaciones que no tienen el suficiente dinero para pagar las tarifas de la CFE.

El manejo demagógico e inmoral de sus tarifas, afecta a las clases medias y obviamente a los más pobres. Los trabajadores y las empresas concesionarias de la generadora más importante de electricidad en el país, son los que usufructúan las bondades de no pagar la luz.

En Hacienda, con José Antonio González Anaya, no quieren ver que este tipo de medidas van más allá de la recaudación. Genera un efecto electoral negativo para el gobierno en el poder.

Lo más importante es el desarrollo del país, para crear un círculo virtuoso: mejores condiciones de vida de la comunidad, más pago de impuesto. Es una lógica elemental.

En la agenda de AMLO, banca y seguros

FOTO: MISAEL VALTIERRA / CUARTOSCURO.COM
Victor Sanchez

Las calificadoras están atentas ante las decisiones políticas y financieras que aplique el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

La victoria de AMLO le da margen de operación en su agenda legislativa. Según Standard & Poor’s, algunos de los principales desafíos que afrontará la administración de AMLO incluyen afrontar los altos niveles de corrupción, fortalecer el marco legal, impulsar el crecimiento económico y completar la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Si el nuevo Presidente se aboca en resolver estos desafíos de forma eficaz, se expandirá el acceso a los servicios bancarios y de seguros, dos sectores materialmente sin grandes movimientos en la historia económica del país.

La nueva administración está proponiendo maneras de expandir la cobertura de los servicios bancarios. Una de ellas es ampliar el rol de la banca de desarrollo a fin de incorporar a los potenciales clientes de bajo ingreso y a las pequeñas y medianas empresas al sistema financiero, como lo ha propuesto el próximo secretario de Hacienda, Carlos Urzúa.

Aunque el sistema financiero de México se encuentra sólido, hay riesgos potenciales en el horizonte. Uno de ellos sería un resultado desfavorable de la renegociación del TLCAN, lo que podría provocar la caída del peso mexicano.

Aunque los bancos mexicanos tienen una exposición relativamente baja en moneda extranjera (alrededor de 15% del total de créditos), tal resultado podría provocar el avance de la inflación y presionaría la capacidad de ingreso de las familias, lo que daría como resultado una calidad de activos más débil. Además, sería perjudicial para el sector de seguros debido al potencial descenso de las inversiones en el país y de la demanda de estos productos.

Cambios tersos

Victor Sanchez

Twitter y Facebook/ vsanchezbanos
Correo: vsanchezb@gmail.com

Una de las decisiones más complicadas de un presidente de la República, es la designación de su sucesor. Los priístas tienen el numerito muy bien armado, a diferencia de los panistas que no se ponen de acuerdo y no hay disciplina a sus líderes.

Pero, Enrique Peña Nieto, hizo una jugada para dejar un camino sin sorpresas a su administración en materia de finanzas públicas. La salida de José Antonio Meade, para convertirse en el candidato del PRI a la Presidencia de la República, deja las cosas en manos de quien seguirá sus pasos, José Antonio González Anaya.

Es el mismo equipo, cuya cabeza es Luis Videgaray, quien tiene una estructura política financiera muy instrumentada. Tanto Meade como González Anaya, forman parte de la misma cuna. Lo mismo ocurre con el que seguramente será gobernador del Banco de México en sustitución de Agustín Carstens quien se va a trabajar a Estados Unidos, Alejandro Díaz de León, quien desde enero es vicegobernador de esa entidad financiera central.

Meade es un funcionario transexenal y transpartidista. Esto aseguraría, en caso de ganar, que se generen condiciones de estabilidad en la política económica y financiera del país. Los mercados financieros respondieron con tranquilidad, incluso con alzas moderadas.

En cuanto a Pemex, con Carlos Treviño, será lo mismo. No se aprecian cambios a la vista. Seguirán los mismos proyectos y las mismas condiciones. En pocas palabras no se observan sobresaltos.

Programas oficiales sucios

Victor Sanchez

Coneval, liderado por Gonzalo Hernández Licona, ha detectado seis mil 751 programas y acciones de desarrollo social en todo el país. De estos, 233 son federales, tres mil 788 corresponden a los estados y dos mil 730 son municipales.

En diversos diagnósticos se encontraron duplicidades, o que son similares y muchos de ellos están empalmados. A pesar del gasto anual destinado al desarrollo social, estimado en ¡más de 2.1 billones de pesos anuales! Muchos de esos programas se destinan a personas que no lo necesitan y, lo que es un insulto, varios de esos programas sirven para criminales organizados que no tienen el empacho de pedirlo con su nombre y apellidos.

Este fenómeno no es privativo de este sexenio, sino desde que se instituyeron en la administración de Carlos Salinas de Gortari, pese a los severos sistemas de control que son burlados por la misma burocracia.

Sin embargo, los niveles de pobreza en el país se mantienen prácticamente en los mismos niveles históricos. En pocas palabras, ese dinero no ha servido para abatir la pobreza con los resultados esperados.

De acuerdo son la diputada perredista Araceli Saucedo Reyes, quien planteó reformas la Ley General de Desarrollo Social, con el propósito de crear el Registro Nacional de Programas y Acciones para el Desarrollo Social. Orden en la administración y distribución de los recursos. So es saludable para las finanzas públicas

 

Agua embotellada, una necesidad social

Victor Sanchez

Un estudio de Kantar WordlPanel, en 2016, dice que México se convirtió en el principal consumidor de agua embotellada a nivel mundial, y en 2017 ocupó esa posición en América Latina. La justificación es simple: el consumidor tiene desconfianza del agua de grifo mal llamada “potable” en todo el país.

El año pasado, el 98 de los hogares mexicanos compraron agua embotellada, aproximadamente mil 385 litros por hogar, lo que representa un gasto anual de mil 315 pesos por persona. En comparación, países como Chile y Colombia, compran alrededor de 37 y 39 litros en promedio, respectivamente.

Cada hogar mexicano suele consumir 80 garrafones de agua al año, modalidad más económica, 85 centavos por litro; la presentación de botellas individuales representa 9 veces más del costo, unos 7 pesos por litro. Ahora bien, de acuerdo al INEGI, en 2017 el 76.3% de los hogares mexicanos adquirieron agua embotellada o de garrafón, destinando por hogar un promedio de 52 pesos semanales, o sea más de 2,700 pesos anuales.

Pero el consumo sigue creciendo a un ritmo anual de 5%, lo que no se genera en otras industrias. En 2015, el 70.8% lo consumía; en 2017, subió a 76.3%. Los estados que más agua embotellada consumen son la Ciudad de México, Jalisco, Tabasco, Campeche, Yucatán, Durango, Chihuahua y Sonora.

El gasto de los mexicanos en agua embotellada supera los 48 mil millones de pesos, dinero que queda en manos de empresas purificadoras. Curiosamente, lo que es un insulto a la inteligencia social, Estados Unidos y los países europeos, sólo consumen agua cuando están en la calle, ya que en sus casas toman del grifo. Su gasto en ese renglón, es infinitamente menor.

Urgen penas mayores

Victor Sanchez

Ante el crecimiento de las extorsiones en todo el país, en San Lázaro, el grupo priísta busca incrementar la pena inconmutable de cinco a ocho años de cárcel, a quienes cometan este delito. Pero es insuficiente. Las penas deben ser superiores para imponer castigos ejemplares.

Son más de ocho mil 945 casos de extorsión, como quedó plasmado en la Cámara de Diputados, por cada 100 mil habitantes.

Se trata de delincuencia organizada. Se trata de un abuso que, mediante amenazas de causar un daño físico, usando armas o equipos de comunicación móvil, o cualquier otra forma de extorsión, obligue a otro a dar alguna cantidad de dinero para evitar un perjuicio, con que se coacciona un provecho indebido para sí o para otra persona.

En 2016 se cometieron 31.1 millones de estas acciones, que generaron una pérdida estimada en mil 104 mdp. Sin embargo, los delincuentes que cayeron en manos dela justicia, simplemente fueron enviados a cárcel y en la mayoría de los casos salieron en libertad.

Esto debido a que no es considerado un delito grave. Sin embargo, causa daños severos en la economía y tranquilidad de familias enteras. Según organismos privados, alrededor del 27% de los casos de extorsión son denunciados. El resto mantienen intimidados a las víctimas. Esto lleva a que las estadísticas establecen que, con la captura de un delincuente, se abren redes de víctimas que denuncian posteriormente.

Mayores penas, terminan con este lucrativo negocio de la delincuencia organizada.

Despilfarro y corrupción con aeronaves oficiales

Victor Sanchez

Gobiernos estatales, dependencias gubernamentales federales y estatales, así como gobiernos municipales, compran aeronaves supuestamente para el uso oficial y ahorrar en viajes. Sin embargo, esas aeronaves son usadas para fines personales de nuestra clase dorada, enquistada en la política.

La Ley de Responsabilidad Administrativas no establece limitaciones para el uso de vuelos privados y la compra de boletos para viajes internacionales. En ambos casos se usan aeronaves con las que realizan contratos de arrendamientos a largo plazo y con los más altos costos por el lujo con los que se viaja. En viajes en aerolíneas comerciales, utilizan primera clase y, las empresas aéreas, no le disminuyen un solo dólar. Todo a costillas del presupuesto de los mexicanos.

Por si fuera poco, esos políticos utilizan bienes de la Fuerza Aérea y helicópteros oficiales para viajes familiares. Realizan viajes que tienen costos que van de los 300 mil pesos, hasta el millón de pesos por persona.

Al revisar a Ley de Responsabilidades, en el artículo 54 en materia de las faltas administrativas graves de los servidores públicos, no se aprecia el uso de helicópteros y aviones para fines distintos de los que fueron adquiridos. Debería ser considerado como empleo indebido de recursos que son patrimonio del país.Hay burócratas que hasta han utilizado aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana para fines ajenos a su actividad, así como el uso de helicópteros oficiales para viajes familiares, como se ha denunciado en el Legislativo Federal.Gobernadores, diputados de legislaturas estatales y magistrados de los tribunales superiores de justicia locales, han sido descubiertos utilizando esas aeronaves. Incluso recientemente, el director de Conagua, así como el de Pemex y otras dependencias para fines familiares. No se sabe cuantas millonadas se pierden.

Mercado inmobiliario

Victor Sanchez

Durante 2017 se registraron diversos factores que afectaron al mercado de los bienes raíces. El más importante fue derivado del terremoto que afectó cientos de edificios en la Ciudad y del centro del país.

Aunado a lo anterior, la inestabilidad en la paridad peso- dólar, el gasolinazo, la inflación y la incertidumbre, cambiaron las ópticas en cuanto al precio de casas, departamentos, oficinas, plazas comerciales e industriales. En unos casos los precios se desplomaron y otros se dispararon. En pocas palabras, la inestabilidad desfiguró el mercado inmobiliario y, con el cambio de Gobierno en el 2018, muchos propietarios esperan tranquilidad.

No obstante el crecimiento del mercado del 30% en los últimos tres años y se espera otro 30% en los siguientes 3 años, con una tasa de vacancia al concluir el presente año del 17%.

Según los especialistas, durante 2017 y a raíz de los terremotos en la Ciudad se ha registrado un alto porcentaje de cambios de oficinas tipo B a A (de edificios viejos a nuevos con tecnología antitelúrica), aunado a un cambio demográfico que impulsa a que las empresas quieran tener mejores lugares de trabajo, equipos innovadores y mayor seguridad, además del wellness, buscando que los empleados tengan espacios laborales que brinden calidad de vida y los corredores con mayor demanda en el próximo año serán los de Insurgentes, Reforma y Polanco.

En el sector industrial terminará 2017 con un 3% abajo de 2016 que fue un año récord. Utilidad mínima, pero al fin utilidad.

Bancos, obstáculo al empleo

Victor Sanchez

Sin orden de una autoridad y sólo por atribuciones “administrativas”, bancos cancelan cuentas bancarias a Casas de Cambio y otras empresas. Sin mediar juicio, ni medida precautoria de las autoridades hacendarias, en México se toman atribuciones que no les corresponde. Bancomer, de Eduardo Osuna, y Banbajío, de Carlos de la Cerda, se toma atribuciones que nadie le ordenó. Pisotea los derechos de los clientes de esos bancos y, por si fuera poco, sus directivos se creen eficaces por negar un instrumento que la Dirección de Inteligencia Financiera de Hacienda tiene para vigilar y controlar a infinidad de compañías.

La unidad de Inteligencia de la Secretaría de Hacienda, de José Antonio González, cuenta con instrumentos de control y son las cuentas de cheques, con las que tienen vigilados a empresarios que puedan lavar dinero o incurrir en algún delito.

Independientemente de ello, Bancomer y Banbajío, han afectado la operación de más de mil empresas de subcontratación mediante la cancelación de sus cuentas de manera unilateral, los intimidan y les exigen contratar despachos de auditores externos como condición para seguir teniendo el servicio. Lo peor del caso es que pretenden que otras instituciones bancarias se tomen las mismas atribuciones. Así afectan a más de 5.5 millones de personas, en su mayoría clientes cautivos de esos bancos, que van desde empresas hasta trabajadores; un negocio que vale alrededor de 6,000 mdp. Andrés Manuel López Obrador a través de su virtual secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, revisará esas actuaciones en los bancos. Al final de cuentas, el presidente de la Condusef, Mario Di Constanzo, prepara una carpeta con información detalla de los abusos de empresas del sistema financiero mexicano.

Joyerías, en la mira del hampa

Victor Sanchez

El hampa va un paso más adelante que la policía. La delincuencia organizada tomó por sorpresa otro nicho de sus fechorías: el asalto a joyerías y el robo de relojes marca Rolex. Lo peor del caso es que existe un mercado para esos relojes y las joyas robadas, especialmente las de marca.

Ese mercado compra a una décima de su precio, parte los artículos robados y crea una economía paralela.

La empresa Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, que preside Alejandro Desfassiaux, estima que durante este año se han registrado 22 casos de robo a joyerías, en su mayoría en centros comerciales que dejan pérdidas millonarias debido al alto valor de los artículos, y de dicha cifra, 9 se han perpetrado en la zona metropolitana de la Ciudad de México.

Estiman analistas de esa empresa, que los artículos robados se comercializan en el mercado negro en hasta un 10% menos de su valor.

Sin embargo, el problema va más allá, debido a que el área metropolitana de la Ciudad de México no es privatiza de ese fenómeno de hurtos.

Otras entidades afectadas son Morelos, Querétaro, Tamaulipas, Veracruz, San Luis Potosí, Jalisco, Chihuahua, Aguascalientes, Durango, Michoacán, Quintana Roo e Hidalgo. Por ello, recomiendan implementar protocolos de seguridad más eficaces. Hay que recordar que esta industria es muy atractiva, debido a que el mercado de joyería de oro y plata en México se estima que esta valuado en más de 200 millones de dólares anuales.

Agua embotellada, necesidad social

Victor Sanchez

Un estudio de Kantar WordlPanel, en 2016 señala que México se convirtió en el principal consumidor de agua embotellada a nivel mundial y en 2017 ocupó esa posición en América Latina.

La justificación es simple: el consumidor tiene desconfianza del agua de grifo mal llamada “potable” en todo el país. El año pasado, el 98% de los hogares mexicanos compraron agua embotellada, (mil 385 litros por hogar), un gasto anual de mil $315 por persona.

En comparación, países como Chile y Colombia, compran alrededor de 37 y 39 litros en promedio, respectivamente. Cada hogar mexicano suele consumir 80 garrafones de agua al año, modalidad más económica, 85 centavos por litro; la presentación de botellas individuales representa 9 veces más del costo, $7 por litro.

Ahora bien, de acuerdo al INEGI, en 2017 el 76.3% de los hogares mexicanos adquirieron agua embotellada o de garrafón, destinando por hogar un promedio de $52 semanales, o sea más de $2,700 anuales.

Pero el consumo sigue creciendo a un ritmo anual de 5%, lo que no se genera en otras industrias. En el 2015 el 70.8% lo consumía; en 2017 subió a 76.3%.

Quienes más agua embotellada consumen son la CDMX, Jalisco, Tabasco, Campeche, Yucatán, Durango, Chihuahua y Sonora.

El gasto de los mexicanos en agua embotellada supera los 48 mmdp, dinero que queda en manos de empresas purificadoras.

Curiosamente, lo que es un insulto a la inteligencia social, EU y los países europeos, sólo consumen agua cuando están en la calle, ya que en sus casas toman del grifo. Su gasto en ese renglón, es infinitamente menor.

Desordenado crecimiento

Victor Sanchez

No se trata de una moda. Es una necesidad de la segunda década del siglo XXI, misma que se intensificará la próxima década. Se trata del comercio electrónico.

En México, no existen las medidas necesarias para proteger al consumidor, cuando se trata de empresas que sólo existen en la red, aunque estén dadas de alta ante la Secretaría de Hacienda.

Para los mexicanos, ya son comunes las expresiones de comercio en línea, e-commerce, Shopping mail, entre otros. Sin embargo, dónde reclamar.

Ya tenemos campañas especiales son: Hot Sale, Buen Fin y Hot Monday, además de los tradicionales Día de Reyes, el Día del Amor y la Amistad, el Día de las Madres, Back to school y Navidad, entre otros, donde se incrementa esa actividad comercial. Según la Cámara de Diputados, con datos de la Asociación de Internet, en 2016 el valor de mercado del comercio electrónico en México fue de 329 mil 85 millones de pesos, un incremento de 28.3% respecto de 2015. Esas estadísticas indican que de los compradores en línea en 2017, 51% tenía entre 18 y 34 años; 38%, entre 35 y 54 años, y 11%, 55 o más años.Los hombres son más propensos a comprar en línea que las mujeres, revela. Pero, si las compras en México van en aumento las internacionales son más recurrentes. En 2017, al alcanzar 67%. De este porcentaje, 75% fue en Estados Unidos; 40%, en Asia; 20, en América Latina, y 15, en Europa.

Por ello, es fundamental que las autoridades en el país protejan al consumidor mexicano.

Abandonan aeropuerto

Victor Sanchez

Twitter y Facebook/ vsanchezbanos

Correo: vsanchezb@gmail.com

Cientos de millones de pesos serán tirados a la basura en el viejo, aunque actual, aeropuerto de la Ciudad de México. Esa terminal aérea, dirigida por Alexandro Argudín, la abandonan. No invierte nada para el mantenimiento de sus instalaciones. Ofrece una cara sucia y desvencijada, en la puerta de acceso a los visitantes nacionales y extranjeros.

La justificación es la puesta en marcha del nuevo aeropuerto, que está bajo el liderazgo de Federico Patiño.

Sin embargo, los mexicanos debemos, cuando menos, tener una cara limpia todo el tiempo. Genio y figura, hasta la sepultura.

Los daños del AICM son muy aparatosos y por ser una terminal de la mayor relevancia por el volumen de gente y mercancías que mueve.

Ante legisladores federales, el director general del AICM, Alexandro Argudín Le Roy, afirmó que el costo de reparación de los daños ocasionados por los movimientos telúricos de septiembre pasado, fue de 82 millones de pesos, financiados con recursos propios.

Bueno, es tal el caso que provocó Argudín, que no sólo tiene baños más sucios que las gasolinerías, sino que es bueno para cobrar a las aerolíneas por los slots, o sea, los horarios de despegue y aterrizaje de las aeronaves.

En lo comercial, los locales se rentan a precio de oro. El dinero generado por ese Aeropuerto no es nada despreciable. Pero, a pesar de ello, cuando se gasta alrededor de 5 millones mensuales en salarios, el resto debería destinarse al mantenimiento.

Los costos de la impunidad

Victor Sanchez

Nadie podría establecer a ciencia cierta el costo de la impunidad en el país. Sin embargo, en México se estima que podría superar el billón de pesos. No es complicado revisar los daños que genera a la economía de los 130 millones de mexicanos, ya que no sólo afecta a los empresarios que sufren extorsiones o asaltos; de las personas que son asesinadas o heridas en atracos; de quienes son víctimas de asaltantes que impunemente y se ocultan entre los “decentes”. A todo ello se incrementan muchos factores que se inscriben en la economía negra de cualquier nación que va desde la esclavitud de hombres, mujeres y niños para trabajos o prostitución; la negligencia de médicos en sus actividades cotidianas que lesionan o matan a sus pacientes; de ingenieros o arquitectos que no cumplen con la reglamentación al construir, para ahorrarse unos pesos y llevárselos a la bolsa, aunque sus edificaciones se desplomen.

Por si fuera poco, a los administradores públicos que exigen dinero para cumplir con sus trabajos o de aquellos que se apoderan del dinero de los contribuyentes por el simple hecho que no están auditados. De maestros universitarios que roban recursos para investigaciones o simulan hacerlas para cobrar y repartirse con empleados privados desleales la “cuota”. La corrupción es un fenómeno que corroe a la sociedad y de ello se han colgado los discursos políticos; de aquellos que han demostrado incompetencia en la guerra contra ese flagelo social y que son también corruptos.

No aplicar la ley, es un factor que lleva a la impunidad y ésta la practican decenas de miles, quizá cientos de miles. Por ello, no es disparatado que sea más de 500 mil millones de dólares anuales lo que se pierde.

CFE, robos de un monopolio

Victor Sanchez

De los casi 42 millones de usuarios que tiene la Comisión Federal de Electricidad, seguramente el 90%, si no es que más, se quejan del servicio y las tarifas de la empresa gubernamental que es, al final de cuentas, un monopolio en el servicio de energía eléctrica.

La cadena de su servicio va desde la instalación de medidores, con cargo a los consumidores, hasta el cobro de tarifas diferenciadas bajo un esquema demagógico, impráctico y con evidentes abusos. No aplican esas tarifas en condiciones de igualdad a todos los mexicanos e incluso, con esas tarifas diferenciadas castigan a las clases medias

Estas son las que están hartas de los abusos de la empresa gubernamental, que dirige Jaime Hernández. Si vives en una colonia clase media, de inmediato cobran más por el servicio, aunque gastes mucho menos que una persona o familia en una colonia popular.

Con la llamada tarifa de consumo doméstico alta, mientras en una colonia pobre, por el mismo consumo, te cobran 150 pesos bimestrales, por vivir en una zona clase media, aunque no tengas recursos económicos, te cobran hasta 2,500 pesos bimestrales. Después, en un negocio sospechoso, la CFE tiene empresas privadas que, por concesión, cortan el suministro de energía eléctrica.

La CFE roba a sus clientes, no hay estímulos fiscales o descuentos para que el consumidor final genere su energía limpia (solar o eólica) y lo que es una aberración, distingue a mexicanos de primera, segunda y tercera para cobrarles el costo de energía.

Criminal explotación laboral infantil

Victor Sanchez

No puede jactarse de ser civilizado un país donde la explotación laboral y sexual de sus niños es parte del paisaje. México, se encuentra en los primeros vergonzosos lugares de infamia social con sus infantes.

De acuerdo con los resultados del Módulo de Trabajo Infantil elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el número de niñas, niños y adolescentes entre 5 y 17 años de edad sumaron 29.3 millones. De estos, 3.2 millones (11%) realizaron trabajo infantil (62.75 hombres y 37.3 mujeres).

Hace unos años viajé al Medio Oriente y me sorprendió que en Israel el respeto y protección a los niños era extremoso. Ellos, de esa manera, protegen a sus futuras generaciones. Evitar que vendedores de drogas o delincuentes los acechen y, lo que es todavía más importante, ninguno sufre hambre o carencias.

Este año, Nayarit, gobernada por el panista Armando Echevarría tuvo la mayor tasa de explotación infantil con 19.7%; Zacatecas, de Alejandro Tello, 18.9; Campeche, con Alejandro Moreno, 18.1. Las tasas más bajas se observaron en Aguascalientes, con Martín Orozco, con 6.8; Baja California, de Francisco Vega, 5.9; Ciudad de México, de José Ramón Amieva, 5.4 y Querétaro, de Francisco Domínguez, 5.3%.

Lo que es peor, en encuestas oficiales realizados a los menores, estos justificaban su trabajo por motivos que van desde el pago de la escuela y gastos propios, 22.1%; el gusto de ayudar, 21.9; por aprender un oficio, 14.7; pagar deudas, no estudiar u otra razón, 12.8, y porque el hogar necesita de su aportación económica, 10.7%.

Un país que abandona a sus futuras generaciones para dejarlas a merced de la podredumbre, mal vivencia, crimen y drogas, es un Estado fallido.

Guardamos chatarra

Victor Sanchez

Twitter y Facebook/ vsanchezbanos
Correo: vsanchezb@gmail.com

Cientos de vehículos se envían a los corralones de todos los niveles de gobierno. Muchos de esos “depósitos” están concesionados a particulares, quienes no sólo cobran a los gobiernos (por los que pagamos todos con nuestros impuestos) sino a los particulares que tuvieron un accidente o fueron recogidos por otra mafia de propietarios de grúas. Todo un gran negocio de políticos y sus amigos.

Lo peor de todo es que muchos vehículos pasan en esos sitios años y nadie los reclama por las altas rentas de los “corralones”. Ahí son desvalijados, lo que les da otro ingreso a las mafias de dueños de depósitos vehiculares.

Al pasar varios años, esos vehículos son enviados a depósitos de chatarra. Los venden, pues. Sin embargo, ni un solo peso llega a la Tesorería de municipios, Estados e, incluso, del Gobierno federal.

Con los automotores considerados chatarra, se podrían realizar convenios, a través de empresas recicladoras debidamente certificadas, de comercialización de fierros, plásticos, aluminio, baterías, piezas automotrices y llantas, para evitar conflictos en ventas directas de posibles vehículos robados.

En la Ciudad de México existen 32 depósitos vehiculares, en los cuales entra un promedio de 80 unidades diarias y salen 30 en un plazo mínimo, un promedio de 40 a 50% o más por distintas causas.

Cada vehículo, por el simple hecho de estar en esos corralones, representa entre 50 y 60 pesos diarios que se pagan del erario a las mafias de corralones. Como diría el clásico “y yo por qué” tengo que pagar otro negocio de políticos.

Hipocresía financiera

Victor Sanchez

Las reglas impuestas por el INE, sobre límites a los topes de campaña, es un acto totalmente hipócrita.

Ninguno de los precandidatos lo respeta. Hay maniobras que están prohibidas, desleales o son ilegítimas. Todo en el afán de obtener el poder y la llave del dinero del presupuesto para lograr beneficios para su grupo o personales.

Uno de los sistemas más reglamentados, en materia política pero especialmente económica, para los procesos electorales, es el mexicano. Pero, en todas las elecciones se viola la ley y, por si fuera poco, hacen alianzas con grupos que están fuera de la ley.

Las elecciones costarán casi 30 mil mdp. Esto independientemente de dos factores: el presupuesto anual del INE (de 14 mil mdp) y los institutos electorales locales, que juntos suman más de 10 mil mdp. El otro factor es el dinero que, por fuera, destinan para la compra de votos.

La burocracia alrededor de las elecciones, su control y vigilancia, nos cuesta a los mexicanos mucho dinero. Sin embargo, la credibilidad, que se refleja en las inversiones y la generación de bienestar, está por los suelos. Es una democracia débil y el sistema electoral, materialmente, nadie le tiene confianza.

Urgen cambios en las leyes electorales y dejar que el
financiamiento no sea a través de los presupuestos estatales o federal. El dinero oficial, supuestamente, es para no contaminar las elecciones con dinero del crimen organizado. Hoy sabemos que pese a las leyes, las elecciones y los gobiernos están contaminados.

El fracaso de los impuestos especiales

Victor Sanchez

Quedó completamente demostrado que es insuficiente la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios a cervezas y bebidas alcohólicas para cubrir costos por daños a salud pública. Incluso, en análisis de legisladores federales, en 2017, atención de cirrosis fue de 64 mil millones de pesos, 1.8 veces más que el cobro de ese impuesto. Lo más grave es que el dinero recaudado no se destina para informar a jóvenes y adolescentes sobre los daños del alcohol y las adicciones.

En los ocho años de vida, el IEPS a cerveza y bebidas alcohólicas tuvo un crecimiento anual real de 3.7 por ciento y recaudó 35 mil 8 millones de pesos, cantidad que representa 23.1% del IEPS no petrolero, sólo por debajo del aplicable a tabacos labrados que aportó 26% para este mismo año.

En contraste, durante 2017 el costo en atención a la cirrosis fue del orden de los 63 mil 733.7 millones de pesos, monto superior en 180% en comparación a la recaudación del IEPS a cervezas y bebidas alcohólicas, obtenido en ese mismo año.

Sugiere considerar el costo total de la atención de este padecimiento, pues en México podría ascender a 233 mil 911 millones de pesos al año, equivalente a 600% del ingreso obtenido por el IEPS a cervezas y bebidas alcohólicas.

Esto implica un severo golpe a las finanzas públicas porque son insuficientes los recursos para atender a más de 7 millones de mexicanos que sufren el daño a su salud por el consumo de alcohol.

Son intocables las fabricantes de alcohol que nadie se atreve a orientar sobre los daños del alcoholismo. Es una enfermedad contagiosa, que provoca severos daños a la salud, con efectos irreversibles.

La apuesta es el petróleo

Victor Sanchez

Mientras la tendencia internacional es apostar por energías limpias a fin de disminuir las presiones presupuestales de los gobiernos y del consumidor en general, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pone en la brújula el petróleo.

Claro, ante la clara tendencia a la baja de nuestras reservas probadas de crudo, hay que aprovechar lo que puede ser un repunte del precio internacional de los combustibles de origen fósil.

Sí, es una decisión a corto plazo acertada, pero a largo plazo muy equivocada. La apuesta es explotar las reservas que se tienen en estos momentos e incluso recurrir a tecnologías como el fracking, que consiste en inyectar agua, nitrógeno o aire, para que se le de potencia a la salida de crudo a la superficie.

Esto lo están haciendo, desde hace más de 20 años, en Texas y otros estados de la Unión Americana. Sin embargo, en México apenas se pone en marcha esa tecnología que es menos costosa.

Incluso, en los debates del Congreso en los últimos años los partidos de izquierda como PRD y PT, se pronunciaron en contra del fracking. La justificación de esa postura es por el uso irracional de agua que en muchas regiones del país es necesaria para la supervivencia. El uso de agua es el método más barato, ya que el uso de nitrógeno, aunque es más efectivo, es más oneroso.

De manera paralela, es importante apostar por la venta a corto plazo del petróleo y a largo plazo el disminuir la dependencia de los combustibles de origen fósil como el gas natural y el petróleo. Tenemos amplias posibilidades de utilizar la energía eólica, hidroeléctrica y solar, entre otras que día a día, son más sofisticadas por el uso de agua de mar para motores de autos y camiones.