El envejecimiento no es razón para no lucir un buen cuerpo

El envejecimiento no es razón para no lucir un buen cuerpo

1241
0
Compartir
(Internet)

Llegar a los 50 años no tiene por qué ser sinónimo de un cuerpo en decadencia.

20/02/2019 05:05 / México

Un rápido vistazo en el espejo es suficiente para confirmar que tu cuerpo de 50 años de edad es muy diferente del de los 20 años. El envejecimiento se asocia con una gran cantidad de cambios físicos incluyendo la atrofia muscular, disminución del número de fibras musculares y lugares de unión, músculos rígidos y tendones.

(Internet)

Puedes cansarte más rápidamente cuando haces ejercicio y con un metabolismo más lento, incluso el olor del pastel de manzana puede hacer que los números salten en la balanza hacia arriba.

Sin embargo, el quinto piso es perfecto para tonificarte y ponerte en forma. El ejercicio regular mejorará tu calidad de vida y la salud en general.

Trata de realizar 150 minutos de ejercicio aeróbico con intensidad moderada semanalmente. Si estás sufriendo de inflamación o artritis en las articulaciones, los ejercicios de alto impacto como correr y trotar pueden no ser una buena idea.

La gimnasia acuática y la natación son actividades perfectas para las personas mayores de 50 años.

¡ACTÍVATE CON TODO!

CAMINAR 
Sacar a pasear a tu perro o a tu nieto en su cochecito de bebé es una de las mejores excusas para salir a caminar.

NADAR 
Es uno de los deportes más completos, además proporciona beneficios cardiovasculares, y requiere que muevas los músculos.

YOGA 
Los beneficios del yoga incluyen aumento de la flexibilidad, tonificación de los músculos, y también terapia emocional.

EJERCICIOS DE RESISTENCIA 
Las pesas no sólo te ayudarán a tener unos brazos bonitos, sino también un cuerpo fuerte y más resistente a las caídas.

TIPS BÁSICOS

Si bien no existe una rutina general, sí hay algunas recomendaciones que se deben tomar: 

-Entrenar por lo menos 15 minutos al día, dos o tres veces por semana. Hacerlo a diario aumenta el riesgo de sufrir lesiones.

-Hacer repeticiones de 8 a 12 veces de cada ejercicio, hasta que se comience a sentir fatiga.

-Hacer por lo menos seis tipos de ejercicios.

-Realizar ejercicio de fuerza como pesas, aparatos del gimnasio o utilizando el propio cuerpo.