Protege a tus mascotas de la pirotecnia

Protege a tus mascotas de la pirotecnia

EN ESTAS FECHAS LAS PERSONAS ACOSTUMBRAN REVENTAR FUEGOS ARTIFICIALES. TEN CALMA Y ACTÚA

172
0
Compartir
Foto: Especial

Detonar petardos en la vía pública, aparte de estar prohibido por casi todas las ordenanzas municipales, tiene efectos perniciosos sobre los perros.

Ansiedad, miedo descontrolado, taquicardia o, en algunos casos, la muerte. La fobia de las mascotas a los fuegos artificiales y las tormentas está bien documentada.

Tus mascotas son las que sufren más en estas fechas

Varios estudios muestran que casi la mitad de los animales sufren alguno de los efectos de una celebración que entre los propios humanos llega a ser molesta, pero que entre las mascotas puede ser letal o conducir a algo parecido al “estrés postraumático”.

Lo cierto es que las explosiones de fuegos artificiales perturban a los perros y los afectan en demasía.

Trata de darle tu apoyo en esos momentos, para que sientan tu amor

  • No lleves a tus animales a lugares donde se lanzan fuegos artificiales. Es recomendable que dejes a tus mascotas con alguien que sepas que los va a cuidar como tú lo harías.
Foto: Especial
  • Déjalos dentro de la casa y en la habitación que más les agrade o en el lugar más aislado. Ponles alrededor suyo sus juguetes favoritos y comida y agua, siéntate con ellos si es posible.

  • Los restos de la comida no son un premio para nuestras mascotas, de hecho en estas fechas pueden significar un gran peligro. Su sistema digestivo es mucho más variado que el nuestro.

  • No es recomendable hacerles ingerir medicamentos con la fórmula Acetromicina, ya que puede causar hipotensión grave.

  • Nunca hay que amarrar a los perros, ya que esto puede provocar mayor inquietud, con lo que corre el riesgo de auto infringirse algún tipo de daño. Mejor deja que entren a tu habitación y estén al lado tuyo.

  • Utilizar grabaciones de sonidos de fuegos artificiales días antes del Año Nuevo, en volumen bajo y mientras se juega con la mascota para que se acostumbre a ese ruido.