Síguenos

¿Qué estás buscando?

abril 20, 2024

CDMX

Ambulantes intentan hacer su agosto en la Villa

Visitas

Se registran incrementos a costos a recuerdos y comidas y bebidas en tiendas cercanas a la Basílica de Guadalupe

Juan R. Hernández

Pese a los operativos implementados por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para cuidar el bolsillo de quienes decidieron asistir a la Basilica de Guadalupe con motivos de la celebración del 12 de diciembre, hubo quienes hicieron su agosto.

En un recorrido realizado por Diario Basta se pudo constatar que en muchos de los comercios establecidos se respetaban los precio, sin embargo, en el comercio informal, los tianguisyas trataban de sacar el mayor provecho a las ventas.

La señora Pilar Velasco le reclamaba a un vendedor de tazas, que un día antes tenía su mercancía en 50 pesos y ahora costaba 75 pesos; mientras que en los locales de venta de pollos asados, unos días antes el paquete (pollo, tortillas, cebollas, frijoles, chiles) costaba 130 pesos y ahora el pollo “solo” 110 pesos y los demás acompañamientos, su costo oscilaba entre los 10 y 30 pesos cada uno, que en suma podianllehar hasta los 200 pesos el paquete.

En algunas tienditas, los comerciantes incrementaron “de manera discreta” de 2 hasta 5 pesos el costo de los refrescos, mientras que en las taquerias, el costo por bebidas oscilaba entre los 20 y 25 pesos, cuando en una tienda el costo es de 12 y 15 pesos.


Otra situación que suscitó roces entre visitantes y vendedores, fueron los “estamperos” quienes primero pedían una colaboración y en el momento que alguien caí en la trampa, el costo era de 5 a 10 pesos.

El visitante al negarse era intimidado por sus acompañantes, por lo que terminaba pagando. Sin embargo, al reportarlo a los elementos de seguridad, estos estamperos se perdían entre la multitud.

Te puede interesar

Advertisement