Síguenos

¿Qué estás buscando?

diciembre 2, 2021

México

Diputado panista reta a los golpes a legislador morenista

El legislador Enrique Vargas del Villar, exalcalde de Huixquilucan y aspirante del PAN a gobernar el Edomex, tiene una larga lista de agresiones, no sólo contra compañeros y trabajadores, sino, hasta con su propia tía

Redacción Grupo Cantón

Toluca.- Este martes, durante la sesión del Congreso del Estado de México, el coordinador de los diputados panistas, Enrique Vargas del Villar, retó a golpes a su similar de Morena, Ariel Juárez Rodríguez.

Con historial violento, Vargas del Villar se acercó al curul de Juárez Rodríguez y comenzó a reclamarle mientras manoteaba; la conversación subió de tono, pero por suerte, otros diputados intervinieron antes de que subiera a los golpes.

Enrique Vargas, quien fuera alcalde de Huixquilucan, ha agredido a otros compañeros legisladores e incluso, cuando era alcalde, fue acusado por la décima regidora, Gabriela Garay, por haber ejercido violencia política en razón de género en su contra.

La regidora acudió en ese entonces a la Cámara de Diputados a realizar la denuncia, explicando que, por manifestar su postura de oposición, había recibido amenazas del edil, además de bloqueo de los recursos necesarios para ejercer su trabajo en la regiduría.

Te puede interesar: Del Mazo busca incrementar adeudo en el Edomex a más de 67 mil mdp

Fuentes del Congreso mexiquense y del Ayuntamiento de Huixquilucan recordaron que Vargas también estuvo a punto de hacerse de golpes con el senador de Morena Higinio Martínez, al igual que con Guillermo Zamacona.

Vargas del Villar, quien además es aspirante panista a la candidatura a la gubernatura del Estado de México, también ha sido acusado de abuso de poder, desde que fue alcalde, pues ordenaba actuaciones violentas en contra de agrupaciones civiles que se manifestaban en derecho.

Apenas en abril pasado, integrantes de la Asociación Civil Carmen Sánchez Mx, dedicada a combatir la violencia de género, denunciaron públicamente al entonces alcalde con licencia de Huixquilucan, de obstaculizar la lucha por la justicia, al tapar un mural que buscaba visibilizar los rostros de cuatro mujeres, que fueron violentadas física y psicológicamente al rociarles ácido en la cara.

El mural había sido plasmado en marzo, en calles del centro de Huixquilucan, lugar al que arribó personal del Ayuntamiento que encabezaba Vargas, para pintar de blanco la barda por encima del arte.

Otro episodio, quizás el más escandaloso para Vargas, lo protagonizó en 2003, cuando fue acusado por golpear brutalmente a su propia tía, motivo por el cual fue ingresado al Reclusorio Oriente

Te puede interesar: Raciel Pérez, se separa del cargo

Te puede interesar

Advertisement