Síguenos

¿Qué estás buscando?

100% Deportes

Futuro incierto

Ciudad de México.– Después de ocupar el fondo de la División Este de la Conferencia Nacional en la temporada pasada, los movimientos de los New York Giants fueron polémicos sobre todo al dejar ir al receptor insignia del equipo, permitiendo que Odell Beckham Jr llegara a los Cleveland Browns.

Además, también partieron Eli Apple, Damon Harrison, Landon Collins y Oliver Vernon.

Pensando en un plan ambicioso a futuro, el conjunto de La Gran Manzana parece resignado a sacrificar esta campaña, pues sin dejar de pelear, buscarán comenzar a adecuar a Daniel Jones a las exigencias de la NFL.

El mariscal de la Universidad de Duke, fue el primer pick de los Gigantes en el pasado Draft y se piensa será el elegido para sustituir a Eli Manning de los controles en la ofensiva en futuro no muy lejano.

De igual forma realizaron al adquisición del guardia Kevin Zelter, precisamente para darle más tiempo seguro en la bolsa al quarterback en turno.

A la ofensiva, que cuenta con uno de los mejores corredores de la Liga con Saquon Barkley, se sumaron dos receptores de calidad como Golden Tate y Corey Coleman, éste último en intercambió por Beckham Jr.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En la defensiva, en la primera ronda del Draft, los neoyorquinos eligieron al tacle Dexter Lawrence de la Universidad de Clemson, así como al esquinero egresado de Georgia, Deandre Baker; de igual forma adquirieron proveniente de Cleveland al profundo Jabrill Peppers. Por lo que en su segunda campaña al frente de los Giants, el head coach Pat Shurmur parece tendrá un futuro incierto.

Te puede interesar