No te limites a vivir sin lactosa

No te limites a vivir sin lactosa

TE DECIMOS CUÁLES PUEDEN SER TUS MEJORES OPCIONES PARA EVITARLA

851
0
Compartir
30% de los mexicanos padecen intolerancia a la lactosa. Foto: Especial

Las personas que tienen intolerancia a la lactosa no pueden digerir el azúcar (lactosa) que se encuentra en la leche. Como resultado, presentan diarrea, gases e hinchazón después de comer o beber productos lácteos. Esta afección, que también se llama «absorción insuficiente de la lactosa», suele ser inofensiva, pero sus síntomas pueden ser desagradables.

Por lo general, se debe a la deficiencia de lactasa, una enzima que se produce en el intestino delgado. Muchas personas tienen niveles bajos de lactasa, pero pueden digerir los productos lácteos sin problemas.

FACTORES QUE PUEDEN HACER QUE TÚ O TU HIJO SEAN MÁS PROPENSOS A PADECER INTOLERANCIA

EDAD AVANZADA
• La intolerancia a la lactosa suele aparecer en la edad adulta. Esta afección es poco frecuente en bebés y en niños pequeños.

ORIGEN ÉTNICO
• La intolerancia a la lactosa es más frecuente en personas de origen africano, asiático, hispano o nativo americano.

NACIMIENTO PREMATURO
• Los bebés prematuros pueden tener niveles reducidos de lactasa debido a que el intestino delgado no genera sus células.

ENFERMEDADES
• Afectan el intestino delgado, pueden provocar intolerancia a la lactosa son el crecimiento bacteriano excesivo.

Alrededor del 70% de la población mundial tiene algún grado de intolerancia a la leche

SÍNTOMAS
Los signos y síntomas de la intolerancia a la lactosa suelen comenzar entre 30 minutos y dos horas después de haber comido o bebido alimentos que contienen lactosa. Los siguientes son signos y síntomas frecuentes:

• DIARREA
• NÁUSEAS
• VÓMITOS
• CÓLICOS
• HINCHAZÓN
• GASES

Leche sin lactosa
También es posible encontrar la clásica leche de vaca, libre de lactosa. Durante su proceso de elaboración, se añade lactasa a esta leche, una enzima que rompe la lactosa en dos azúcares simples constituyentes, la glucosa y la galactosa.

Hay mayor riesgo de padecer intolerancia a la lactosa por males oncológicos