¿Celosa o celópata?

¿Celosa o celópata?

279
0
Compartir

Contrario a lo que nos han enseñado, el control sobre la pareja no significa amor y puede ser peligroso.

 

Existe una línea muy delgada entre el amor y un problema patólogico. Existen varias claves para detectar si tu pareja, o tú mismo, sufren de celos o tienes a tu lado un problema muy serio.

Las personas que sufren de celopatía viven en una constante búsqueda de pruebas sobre la existencia de terceros que “ponen en riesgo su relación”.

La diferencia está en el hecho de que hay personas, principalmente del sexo femenino, que les gusta que los celen y otras que provocan todo esto.

Los celos dentro de una pareja es una guerra de nunca acabar, que muestra una tremenda inseguridad e inmadurez en las personas que caen en esto.

¿NORMAL O TRASTORNO? 
Tener celos de alguien es relativamente común. Los celos son un estado emocional negativo que surge ante la idea de perder algo amado, de que alguien nos quite un bien, una situación o una relación que tenemos y queremos mantener con nosotros.

Sin embargo, la presencia de celos obsesivos indica un cierto nivel de posesividad que puede llegar a destruir la propia relación existente entre persona y objeto o persona amada. Y es que en muchos casos esta situación se da sin que haya un motivo que pueda provocar los celos, como por ejemplo en trastorno del cual trata el presente artículo.

Las personas que sufren de celopatía, tienen una emoción que puede ser cegadora, con límites insospechados y consecuencias destructivas para la relación de pareja; es una obsesión recurrente en la cual la realidad es alterada por la propia percepción errática que se tiene del otro.

Entre las claves para identificar a personas con este trastorno se encuentra observar el comportamiento, las peleas, confrontaciones, agresiones y escándalos que pueden llegar a protagonizar al sentir que pierden a la persona que tienen al lado.

EL SÍNDROME DE OTELO: TRASTORNO DELIRANTE 

La celotipia sexual o el síndrome de Otelo es un subtipo de trastorno delirante, en el que la persona está convencida de que su pareja le es infiel, sin que haya motivo que lo justifique. Aparece ante un hecho aparentemente banal que la persona interpreta como sospechoso, y sobre el que posteriormente se construye un sistema de creencias, buscando e interpretando datos que parecen apoyarlas.

Estas creencias sobre la posible infidelidad suelen provocar que la persona tenga un elevado nivel de control de las actividades de la pareja, llegando a espiar sus conversaciones y sus actos, con tal de intentar pillarlo/a y confirmar las sospechas. La información que la persona busca está sesgada, haciendo interpretaciones anómalas de las respuestas, actitudes y formas de actuar ante otras personas del ser amado, de manera que estímulos normales son interpretados como confirmatorios, ignorándose las pruebas e información que contradicen la supuesta infidelidad. En determinadas circunstancias se puede llegar a agredir a la persona amada, o a terceros.

TERAPIA DE PAREJA 
Es recomendable la realización de terapia de pareja, encontrando un espacio en que ambas personas puedan manifestar sus dudas y sentimientos, tanto de forma individual con el terapeuta como de manera conjunta. Del mismo modo, hacer ver tanto a la persona con celotipia como a su pareja lo que debe sentir el otro, puede resultar de utilidad para valorar de una forma más correcta la situación.

Este tipo de intervenciones son importantes porque abordan la problemática de forma global, sin centrarse en los individuos, sino en los grupos y en las dinámicas relacionales.

Puntos rojos en la relación: 

EXISTEN pensamientos relacionados a la infidelidad permanentemente: me va a engañar, el celular de mi pareja está ocupado, lo que quiere decir que está hablando con su amante, etcétera.

SE DEMANDA la compañía permanente de la pareja, con el objetivo de controlar su vida.

CONDUCTAS dirigidas a comprobar un engaño: revisar el celular, los emails, las boletas, la ropa, etcétera.

LOS EPISODIOS de celopatía no se detienen y van en aumento, por lo que al detectar estas situaciones es importante buscar ayuda en especialistas.