Balean a ‘Chuchín’ Rodríguez cuando tomaba un café en Zapata

121

Centro, Tabasco. El día de hoy, el comunicador Jesús Eugenio Ramos Rodríguez recibió en varias partes del cuerpo al menos ocho impactos de bala de grueso calibre, presuntamente por parte de dos jóvenes, cuando se encontraba tomando un café a las 06:45 horas en el restaurante del Hotel Ramos, ubicado en la avenida Chiapas, en Emiliano Zapata

Las personas que se encontraban acompañándolo en la mesa luego de ver el cuerpo tirado en el suelo de forma inmediata lo llevaron en un vehículo particular al área de urgencia del Hospital general de la cabecera municipal, en donde cinco minutos mas tarde el personal médico del nosocomio informó a familiares y amigos la muerte del periodista zapatence.

Durante los hechos ocurridos, personas que se encontraban en el restaurante no daban crédito a lo sucedido ya que en e interior del inmueble se encontraban acompañando al extinto periodista el ex presidente municipal de esta localidad, el empresario gasolinero y ganadero, José Arvín Marín Sauri, además del propietario del hotel José de Jesús Ramos, familiar directo del ex comunicador.

Además de Alberto Lastra González quien fuera ex rector de la Universidad Tecnológica del Usumacinta, entre otros amigos personales de Ramos Rodríguez.

De forma inmediata autoridades de la policía municipal acordonaron la zona y en estos momentos la Fiscalía General del Estado (FGE) realizan las investigaciones correspondientes en el interior del restaurante.

En este sentido las personas que viven en las inmediaciones del lugar de los hechos se encuentran sorprendidas por los acontecimientos que privaron la vida del comunicador que por mas de 15 años informó de manera oportuna, veráz y objetiva el acontecer diario de la región sur sureste y norte de Chiapas, así como la zona de los ríos de Tabasco.

Inspectores de investigación y peritos de la (FGE) ya se encuentran en el interior del hospital, para tomar conocimiento de los hechos para iniciar la carpeta de investigación, mientras que por su parte policías y tránsito municipal mantienen una estricta vigilancia en las inmediaciones del Hotel Ramos.