Tertulia con pura luminaria

Tertulia con pura luminaria

2102
0
Compartir
Daniel Bisogno

No cabe duda que las mejores fiestas del mundo las organiza mi comadre Raquel Bigorra. No conozco a nadie que se le acerque pero ni remotamente. Hace unos días se aventó una posada y ya se podrán imaginar el tamaño de reventón que se refinaron mis compadres, que como es su costumbre, aventaron la casa por la ventana. Ya me imagino los gastos a 48 meses sin intereses, y es que nada más imagínense lo siguiente: desde que llegamos mi Michaela se quería volver loca de la emoción pues de entrada mi comadre puso ponys para los niños, ¡imagínense ustedes! Todos los niños bien paseados en los caballitos.

Por si esto fuera poco, había una pequeña granja con patitos, pollitos, conejos para que los niños pudieran tener contacto con los animalitos. Mi hija casi le arranca la cabeza a un pato y despluma a un pollo, pero la pasó bomba. Había puestos de todo: de espiropapas, de hot dogs, de helados, de postres, de pasteles, de bebidas embriagantes (todas). Y un menú simplemente glorioso: romeritos, que estaban exquisitos; lomo adobado, ensaladas, pasta, arroz y mi compadre con sus manetetitas se aventó un bacalao de dioses.

Así que se podrán imaginar la comilona de puercos parados que nos reventamos, todo era un lujo de dioses griegos, mientras corrían los efebos entre el jardín y la piscina; los hijos de Albertano, los hijos de Michelle Vieth, que son cuatro; los de Ernesto Laguardia, que son tres; los de Luz Elena González, que son dos; mi hija, mi ahijada Rafaela Gavira Bigorra, entre muchos otros que andaban por ahí. Por supuesto que todos estos padres famosos que les acabo de mencionar estaban ahí departiendo de la tertulia, ya unos bien tomados, pero muy contentos; luego llegó Santa, el mejor, Rubén Cerda, y los niños se querían volver locos. Total, que todo mundo acabó pedo bien contento, creo que hasta las botas del Santa terminaron en la alberca, pero mis compadres se anotaron ¡una más en la lista de las mejores fiestas del medio artístico! He dicho.

Compartir
Artículo anteriorLodo en la SEDUVI
Artículo siguienteNoble gesto