Síguenos

¿Qué estás buscando?

julio 14, 2024

Seguridad

“Amor de cabaret que poco a poco me mata”

Visitas

Luego de salir de un bar donde trabajaba, una sexoservidora fue baleada por un sujeto, quien huyó después de cometer el crimen.

Redacción Grupo Cantón.

La prostitución es el trabajo más antiguo del mundo y, desde aquellos años hasta la actualidad, ha dado mucho de qué hablar, pues cada vez ha ido en aumento y se ha ajustado a las nuevas tecnologías. Muchos definen a la prostitución como un mal necesario, pues aparte de que la demanda es alta, el sistema mexicano desde varias décadas atrás aprueba y hasta fortalece la práctica.

Esto puede ser muy confuso y contradictorio, ya que no protege a las y los trabajadores, al contrario, violenta a todos sin importar la edad. La regulación de la prostitución ha generado disputas en la Cámara de Diputados y Senadores, mientras que en toda la Republica niños, niñas, jóvenes, adultos y ancianos se prostituyen para poder sobrevivir.

ÁMBAR

Aquella tarde Yaret “N” o Ámbar “N” (Nombres ficticios utilizados para salvaguardar la integridad de la víctima), luego de una ducha, se puso una atractiva lencería de brillos y descalza se dirigió a su armario. De entre sus vestidos de diferentes colores eligió el verde, pues según un cliente que había solicitado sus servicios días atrás, era el color que más le acentuaba, y lo acompañó con unos tacones blancos. Una vez con el vestido puesto que resaltaba su figura pasó a maquillarse y a la colonia José López Portillo, en el municipio de Tultitlán.

BAR DE MALA MUERTE

Con música de reggaetón de fondo, Ámbar bailaba y fichaba hasta que, por azares del destino, conseguía al mejor postor y, una vez que la carnada se ensartaba, ya no lo dejaba escaalaciar su cabello, mas tardó en terminar de arreglarse que en lo que se trasladó al Bar Junior, localizado en par, con tal de que saliera para los gastos de la semana. Pero aquella noche, Ámbar sintió un alivio cuando realizó su show, pues entre los morbosos que le gritaban “¡Estás bien rica!” “¡Muévelas rico mami!” , no estaba aquel supuesto hombrecillo que había solicitado sus servicios semanas anteriores con ansiada frecuencia. Hasta el momento no se sabe cuál era el motivo por el cual Ámbar andaba con cuidado, se escuchaban rumores de que al sujeto se había obsesionado con su belleza robado dinero o tal vez se relacionó con él con productos de venta ilícita.

TRABAJO

Aquella madrugada, entre luces y bebidas, Ámbar terminó de trabajar en el bar, sin embargo, se tuvo que esperar hasta la mañana para que el gerente le pagara su comisión. Una vez con su dinero en mano, se puso su chamarra, tomó su bolsa color beige y salió del establecimiento; caminó unos cuantos pasos sobre la calle 11 de Julio, pero no se percató que un sujeto la acechaba. Jamás se imaginó que aquella noche, sería la última vez que sus compañeras la verían con vida.

FEMINICIDIO

” Te dije que me las pagarías maldita pu..”, gritó un sujeto a sus espaldas, mientras rápidamente desenfundaba un arma de fuego y le disparaba en 5 ocasiones, lo que provocó que en cuestión de segundos Ámbar se desangrara. “¡Ayúdenla!”, “¡Le dispararon!” gritaron algunos testigos, quienes corrieron espantados a ayudarla, pero el cuerpo de la mujer quedó tendido en la banqueta.

Tal vez, Ámbar fue la mujer que describe La Sonora Santanera en su canción Amor de Cabaret: “Mi vida no tiene remedio, perdida ya estoy, en este medio maldito, de amargura y dolor. Amor de cabaret, que no es sincero, amor de cabaret, que se paga con dinero, amor de cabaret, que poco a poco me mata”…

 

 

 

 

 

Te puede interesar.

A 5 años del 19-S, casi 400 familias no han podido regresar a casa en Tlalpan.

Te puede interesar

Advertisement