Construye una casa del árbol

14

La casa árbol es uno de los lugares de ensueño durante la infancia. Muchos niños piden a sus padres constantemente que les construyan una. Sobre todo cuando viven en casas con jardín.

Este tipo de construcciones se integran muy bien con la naturaleza y sacan el máximo provecho de ella (de allí que el árbol sirva como soporte). Pueden ser tan elaboradas como lo deseemos o bien, sencillas. Pero, independientemente de esto, los niños siempre las disfrutan mucho. Una casa árbol consiste en una estructura que se construye sobre las ramas de los árboles o bien, cerca de su tronco. Constituyen una segunda sala de juegos (además de la que ya tienen en el interior de sus viviendas).

ELIGE EL ÁRBOL

Debe ser firme, de tronco ancho, ramas fuertes y raíces profundas. Esta es la estructura adecuada para soportar la casa que construyamos sobre él. Es muy importante comprobar que se encuentre en buen estado. Las especies de árboles que se recomiendan para estas estructuras son: el haya, el arce, el roble y los abetos de tamaño grande 1 (consulta a un experto). Una vez seleccionado el árbol, debemos decidir qué tipo de casa árbol deseamos. Para ello, elaboraremos un diseño que, poco a poco, modificaremos según los distintos factores. Para calcular el diámetro, mide el contorno del tronco con una cinta métrica. El resultado se divide entre pi (3,14) y así obtendremos la medida del diámetro.

SEGUNDO PASO: CONSULTA LAS LEYES COMUNITARIAS Y DE URBANISMO

Es muy importante que, antes de ponerte manos a la obra, consultes las leyes comunitarias y de urbanismo. De esta manera sabrás si necesitas algún permiso de obra. Por otra parte, esto te ahorrará problemas con los vecinos. Otro aspecto importante del hecho de consultar las leyes radica en que, éstas han sido establecidas para evitar que la estética de la urbanización se vea perjudicada. Por ejemplo, hay que tener en cuenta que nuestra casa-árbol puede obstaculizar la visión de las ventanas de nuestros vecinos, etcétera. Si esto ocurre, hazla cerca del piso.

TERCER PASO: LA ESTRUCTURA

Es muy importante tener en cuenta factores ambientales como el viento. Si no creamos una estructura lo suficientemente firme, puede que el viento la haga cimbrar y que la casa se caiga. La estructura base de la casa puede estar atornillada al árbol. En la plataforma las vigas de soporte quedarán atornilladas directamente al tronco del árbol. Casa “Flotante”. Con la ayuda de cables, cuerdas o cadenas ayudaremos a que la casa de árbol quede suspendida de las ramas altas y fuertes. Debes estar seguro que el tipo de árbol con el que cuentas funcione para este método. Con postes soporte. Este método es el que causa menos daño al árbol.