Violan la ley de publicidad exterior

54

Este tipo de publicidad pone en riesgo la integridad de la ciudadanía y automovilistas

Héctor García/Grupo Cantón

CIUDAD DE MÉXICO.– El Video­mapping (proyección digital), es una nueva manera de violar Ley de Publicidad Exterior de la Ciu­dad de México en edificaciones y espacios públicos, ya que en cuatro de diez edificios públicos y privados es común observar este tipo de publicidad poniendo en riesgo la integridad de la ciu­dadanía y automovilistas.

El presidente de la Funda­ción para el Rescate y Recu­peración del Paisaje Urbano (FRRPU), Jorge Carlos Negrete Vázquez, dijo a Grupo Cantón que durante el mes de junio, la Torre Latinoamericana, uno de los edificios emblemáticos de la gran urbe fue utilizada como sede para proyectar publicidad en videomapping sobre el lan­zamiento de nuevos teléfonos inteligentes, así como sus ca­racterísticas, como parte de una campaña publicitaria de una marca surcoreana.

Este tipo de acciones, agregó, están prohibidas por la Ley de Publicidad Exterior de la Ciudad de México, como lo indica el ar­tículo 13 “en el territorio del Dis­trito Federal quedan prohibidos los anuncios de propaganda comercial e institucional pro­yectados sobre las edificaciones públicas o privadas”.

Agregó que quienes otorgan los permisos, son las Secretarías de Desarrollo Urbano y Vivien­da y Protección Civil, vigilar y sancionar al Instituto de Verifi­cación Administrativa (Invea) hasta la fecha ninguno de los tres ha dado a conocer postura.

Además, explicó que no es la primera vez que se utiliza el vi­deomapping como herramienta para proyectar publicidad exte­rior en la Torre Latinoamerica­na, porque este tipo de práctica se ha venido utilizando desde diciembre pasado, lo cual pue­de resultar muy riesgoso para la salud de peatones, usuarios de transporte público, operado­res y automovilistas porque se trasmiten imágenes con efectos visuales y sonoros, que pueden provocar accidentes viales por la distracción al voltear a ver las proyecciones al caminar o con­ducir algún vehículo.