Diario Basta!

De Terror

Ciudad de México.- Las Bravos comenzaron la semana pasada como líderes de la Zona Sur (19-15) y les esperaban un par de Series disparejas, ante los Leones de Yucatán, actuales Campeones, y contra los Tigres de Quintana Roo, sotaneros del standing, ambos en casa.

En el primer duelo ante los melenudos, fueron necesarias 13 entradas para decretar el triunfo para los de Yucatán por 7-6; mientras que en el segundo, disputado en el Parque Domingo Santana, terminó con victoria para los de León por 3-4, con lo que igualaron la Serie.

Sin embargo, la escuadra del Bajío estaba lejos de imaginar que ese sería el único triunfo en toda la semana para su causa, pues cayeron de nuevo ante los Leones con un aplastante 24-3.

La visita de los Tigres a La Fortaleza presupuestaba una oportunidad para retomar el camino de la victoria, nada más alejado de la realidad. Los de Guanajuato fueron barridos por los de Cancún.

Esta estrepitosa caída de los Bravos fue aprovechada por los Pericos de Puebla, ahora líderes con 24 triunfos y 17 derrotas, misma foja de los de Yucatán, y por los Diablos Rojos, que barrieron a mitad de semana en el Clásico a los Tigres, aunque sólo lograron rescatar una victoria ante los Leones para instalarse en la tercera posición.

Una buena y una mala para los de León, pues a pesar de la semana de pesadilla, aún cuentan con dos juegos de ventaja sobre su más cercano perseguidor, Piratas de Campeche, pero en tres de las cinco Series que les restan en la temporada, tendrán que medirse a los Pericos y a los Diablos en dos ocasiones.