Diario Basta!

Rendidos ante Thibi

Kazán, Rusia.– Las portadas de todo el planeta fueron apenas justas. La estampa más vista, al menos este último fin de semana, sobre todo en los rotativos deportivos, fue la del portero de Bélgica, Thibaut Courtois, desviando a una mano el gran tiro de Neymar Jr, durante el duelo de Cuartos celebrado en la Kazán Arena, ante Brasil.

Increíble, majestuosa, épica, extraordinaria, perfecta, fenomenal, grandiosa, fueron algunos de los tantos adjetivos utilizados para, en una sola palabra, describir lo que fue aquella atajada clave del cancerbero del Chelsea de Inglaterra.

Y es que al final, fue la cereza a una noche redonda que tuvo Thibi, dicen quienes lo conocen, su actuación más prodigiosa, porque a la acción ante Ney pudieron enlistarse al menos cuatro más, a intentos de Marcelo, Philippe Coutinho, Douglas Costa, y el mismo ‘10’ de la verdeamarelha.

Ya en la resaca, luego de que los Diablos Rojos gestaron una de las campanadas más sonantes de esta Copa del Mundo, fue Roberto Martínez, el técnico español de este combinado, quien por supuesto se desvivió en elogios para su jugador número ‘1’.

No era para menos, el arquero quien hoy milita en la Premier League, pero que ya es el objeto del deseo de otros grandes de Europa, hizo ver lo difícil como algo rutinario, aunque detrás de su excelente versión, igual hay horas de determinación, pero además de darle un vuelco a su carrera, pues él originalmente comenzó como basquetbolista.

“Courtois es el mejor portero del mundo”, dijo el míster acerca de su muchacho, y fue apenas acorde con lo que entregó, pues simple y sencillamente le obsequió a su combinado uno de los boletos para las Semifinales del certamen, que parecía exclusivo para esos de la canarinha.

En un acto de aceptación, humildad y sinceridad, Tite, quien tuvo que cargar con aquel momento de una amarga eliminación, cuando todos esperaban a su escuadra en el duelo de antesala al título de Rusia 2018 ante Francia, ni siquiera le achacó a la fortuna lo que el gigantón hizo ante los suyos.

Fue una de las muestras de mayor honestidad en lo que va de éste tan extraño torneo, del director técnico del conjunto amazónico. “Courtois marcó la diferencia. Estaba iluminado. Ellos (Bélgica) fueron eficaces. Courtois no tuvo suerte, estuvo bien”, enfatizó.

QUE YA ES MERENGUE

Como era de esperarse, y porque siempre estuvo en la mira de algunos poderosos del Viejo Continente, se habla de que Thibaut ya sería el nuevo guardameta del Real Madrid, lo que desembocaría en la salida del costarricense Keylor Navas, sin importar que éste ha sido Multicampeón de la Champions League defendiendo la puerta de los merengues.

“Este año se me ha criticado injustamente, he demostrado de nuevo quién soy y por qué estoy aquí”, dijo un retador Courtois, quien pudo reivindicarse, tras el duelo ante los sudamericanos.

Los Blues no han cesado en el intento de renovar al belga, aunque sabiendo que acaba contrato en menos de un año, ya busca a su contraparte en el mismo compromiso del viernes, el brasileño Alisson.

Y en el horizonte del Real él sigue, pues puede jugar con su situación contractual, y con este deseo que tiene el internacional futbolista de regresar a la capital española, en donde viven sus dos hijos.