Diario Basta!

Mañana, el gran día en el Azteca

Ian Soriano

Grupo Cantón  

La doctora Claudia Sheinbaum finalizará su campaña electoral el día de mañana con el cierre monumental que harán todos los candidatos a gobernadores, senadores, alcaldes, diputados y Presidente de la República en un concierto y mitin político en el Estadio Azteca que será histórico, y más si resultan ganadores.

Con emoción, la científica y exdelegada de Tlalpan, que postuló a la jefatura de Gobierno la coalición Juntos haremos historia, recorrió 475 colonias, pueblos y barrios de la capital. 

Ella siempre dijo en sus asambleas informativas que el primer impulso para querer gobernar la Ciudad fue devolverle al país, a la Ciudad y a su gente lo que recibió: educación gratuita. Por eso, en cada una de sus caminatas, mítines y caravanas dejó claro la urgencia de regresar a los jóvenes el derecho a estudiar, hacer deporte y acceder a la cultura.

Muchas fueron las selfies que niñas, adolescentes y jóvenes se tomaron con Sheinbaum. Siempre entre empujones y gritos. En sus eventos, siempre estuvieron presentes las señoras y familias que salían a comprar el “mandado”, la carne o la despensa y se quedaban a escuchar las propuestas de la política morenista. Así conquistó la simpatía de varias personas, tanto en colonias de bajos recursos como en zonas de clase media. Con respeto e ilusión la abrazaban en Tepito, en la Benito Juárez, en los pueblos de Milpa Alta o en Iztapalapa. A las 16 delegaciones prometió regresar pero ya como jefa de Gobierno para iniciar a trabajar en lo más urgente: el “verdadero” proceso de reconstrucción por el sismo del año pasado.

Claudia hizo reír y reflexionar a varios cuando lanzó el compromiso de retomar el mando de la seguridad, “porque se dejó de hacer”. Claudia se describe a ella misma como “flaquita, menudita” pero con la capacidad de tomar el control con el regreso de las coordinaciones territoriales con las que López Obrador logró reducir la delincuencia cuando fue jefe de Gobierno.

La doctora ha explicado que se conjugaron elementos positivos y negativos para que ella sea la persona indicada para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la Ciudad con su proyecto de “Innovación y Esperanza”. Primero, dice: los ciudadanos están hartos de la corrupción y los abusos por parte del Gobierno. Y segundo, promete poner “todo el empeño, responsabilidad, capacidad, entrega, corazón y energía” para lograrlo.

Sheinbaum quiere hacer historia con el apoyo de Morena, PT y el Partido Encuentro Social. Para ello, hace los últimos llamados a todos los electores: no vendan su voto, cuiden las casillas y todos a votar el 1 de julio.