Diario Basta!

Televisa cree que no tenemos memoria

Pues de otra manera no me explico que haya autorizado ese final de Las Hijas de la Luna, tan poco original. Y es que eso de que hagan creer que la protagonista falleció y resulte que no sea cierto, ya lo habíamos visto con la supuesta muerte de Federico, en el desenlace de Muchachitas.

A Emilio Larrosa y Verónica Suárez, deberían agradecerles por facilitarles la anécdota.

Para todos aquellos que alaban ese rcurso que utilizaron, quiero decirles que para nada resultó novedoso. Y que el villano que interpretó Alexis Ayala haya sido tan estúpido es de no creerse. Si en verdad quería hacer sufrir de nueva cuenta a Juan y a sus Juanas, ¿no era mejor que grabara cuando Naca Victoria, digo, Juana Victoria, se congela en la bodega de uno de sus marcos y luego hacerles llegar el video para que padecieran otra vez? De risa loca que el personaje de Miguel Martínez termine con Eugenia Cauduro, que bien podría ser su mamá.

Es verdad que el final tuvo buenos números, pero seamos honestos, desde que se supo que Danilo y Michelle no eran hermanos y hasta que Mariluz Bermúdez enloqueció, no pasó nada que valiera la pena. Conclusión: la producción de Nicandro Díaz pudo durar 80 medias horas en vez de 160. Lo demás fue relleno. Los números son fríos y esta versión de Las Juanas no fue un éxito, aunque nos quieran convencer de lo contrario.