Diario Basta!

¡Sólo hay una real!

Me tocó estar presente en el concierto de la Sonora Santanera de Carlos Colorado y María Fernanda en el Auditorio Nacional  y la orquesta que fundó el maestro Carlos Colorado, hace 66 años, dio un golpe de autoridad rotundo; con el Coloso de Reforma lleno a su máxima capacidad demostraron con creces que Santanera solo hay una y las demás sólamente son copias baratas, dirigidas por músicos oportunistas que nada tuvieron que ver con la fundación de esta legendaria agrupación.

Con un show y una producción espectacular, acompañada de 10 bailarinas, 13 músicos de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes y el Mariachi Emperadores, la única y original Santanera ofreció tres horas de concierro denominado Mariachi, Voces y Cuerdas, en los que cantó 11 popurriís que incluyeron 44 canciones representativas de su amplio catálogo musical; además de ofrecer grandes sorpresas con invitados como El Mimoso, Maite Perroni, Saya, Ana Mena (una española que canta como los merititos ángeles) y El Dr. Shenka, vocalista de Panteón Rococo, quien puso de cabeza el Auditorio con una interpretación magistral del tema La Pachanga del Futbol y por su forma tan natural de mover masas. Mención aparte merecen María Fernanda, quien está hecha una gran intérprete y poco a poco hace olvidar a Sonia López, y el maestro Andrés Terrones, quien se llevó la ovación más grande del evento, sobre todo cuando cantó Luces de New York y A muchos años dedicada a don Carlos Colorado, cuya trompeta estuvo en primer plano arriba del escenario.

Fue un evento lleno de nostalgia y buena música que mantuvo a los miles de asistentes bailando y cantando todo el tiempo, como una muestra de fidelidad a la original Sonora Santanera de Carlos Colorado.

Pasando a otra cosa, qué gusto me dio enterarme por propia voz de Óscar de la Rosa, vocalista de La Mafia, que hicieron un dueto en su más recíente álbum Vozes, con el último gran idolo de la música norteña Cornelio Reyna. Han de decir que estoy loco porque Cornelió ya murió, pero La Mafia rescató el tema Lágrimas de mi barrio, que grabaron con él en vivo en un rodeo de Texas en 1989, y ya remasterizado se escucha maravilloso. También participaron en este proyecto otros gruperos como Ana Bárbara, Pedro Fernández y Ricky Muñoz de Intocable.

Es muy probable que en el marco de los festejos por los 80 años de la Banda El Recodo, se dé un reencuentro entre la legendaria agrupación y Julio Preciado, su vocalista más representativo y que catapultó a la banda a límites insospechados. Ya hace 20 años que El Gigante de la Banda dejó a La madre de todas las bandas para lanzarse como solista, pero ahora que grabaron juntos el tema Yo sé que te acordarás, para el disco 80 años de música entre amigos Vol. 1, por supuesto que ambos se acordarán, pues fueron años de muchos éxito y gloria, pero después de su separación ya nada volvió a ser igual para ninguna de las dos partes y este acercamiento nos da la esperanza de que haya un reencuentro; ojalá y por el bien de la música sinaloense así sea, pues el público se los va a agredecer. Nos leemos en la próxima.