Diario Basta!

Laura Zapata no cree en cuentos

“THALÍA NO ME REGALÓ SU CASA, YO SE LA COMPRÉ PORQUE ES BELLÍSIMA, ES UN PALACIO Y ELLA ME LA VENDIÓ PORQUE TAMPOCO ERA FÁCIL DE VENDER, PERO SE LA PAGUÉ HASTA EL ÚLTIMO CENTAVO”

Laura Zapata, ¿Thalía te regaló tu casa?

Thalía no me ha regalado nada, ella iba a vender su casa, lo cual no estaba fácil, porque es como un palacio, y por eso me la vendió a mí. Yo se la compré a Thalía, yo me la regalé a mí misma porque me convencí que ya nunca iba a tener a mi Príncipe Azul que me comprara mi castillo…

¿Le pagaste su casa a Thalía, la de Santa María La Ribera?

La casa que le compré no es la de Santa María la Ribera, esa era La Casa de los Perros, que se llamaba así porque tiene perros de piedra en la fachada; y esa no la hubiera comprado porque nunca viví ahí por decisión del papá de Thalía. La casa que sí le compré es en la que vivía en México antes de irse a vivir al extranjero, es una casa preciosa y me hizo muy buen precio y ya se la acabé de pagar, afortunadamente; pero no me regaló ni un centavo.

¿Cuánto duraste de casada? ¿Fue un buen o un mal matrimonio?

Con Juan Sodi de la Tijera duramos 6 años casados y yo fui muy feliz; pero pese a nuestros dos hijos, no lo veo ni hablo con él para nada.

¿Tu exmarido te quitó algo, económicamente hablando?, porque veo que te preocupa mucho el tema del dinero…

A mí ningún hombre me ha quitado nada, salvo mi exmarido, que medio perdí algo, porque con él juntos pusimos una fábrica y resulta que me costó muchísimo tiempo y esfuerzo recuperar el dinero invertido; es el único hombre que me ha salido caro, pero valió la pena porque tengo dos hijos maravillosos que él me dio; sin embargo, y aunque el tema de la casa fue un rollazo, porque desde que nos casamos él a fuerzas quería que rentáramos. Ahí sí me puse firme y le exigí que me diera una casa, de ninguna manera acepté lo que él quería, afortunadamente, porque si hubiera rentado como él quería, hoy en día no tendría casa. En ese momento estaba haciendo terapia, y mi psicoanalista me dijo: “Ponte las pilas, porque te van a dejar de puntitas en la calle”, y no acepté y gracias a eso tuve mi casa y al venderla, con ese dinero le compré mi casa actual a Thalía.

¿Pero Thalía te puso la casa que te vendió a tu nombre?

Yo puse a nombre mío la casa, porque es el patrimonio de mis hijos.

¿Y a tus otras hermanas, ya les pasan a su abuela, la señora Eva Mange, cuando hablan por teléfono a tu casa o se las niegan?

Yo no estoy en casa, siempre trabajo, es mi propia abuela quien siempre contesta el teléfono, pero ellas no lo saben porque ni le hablan ni la visitan; y cuando dijeron a una revista que le mandaron chocolates, es cierto; pero no les negamos a la abuela, ella abrió la puerta y dijo que no necesita chocolates ni revistas-, concluyó la villanaza de las telenovelas, Laura Zapata.