Diario Basta!

¡De suplente a más valioso!

Minneapolis, Minnesota.- Dos mo­mentos de bastante presión, Nick Foles simplemente los resolvió como lo haría un quarterback grande y con blasones.

En su primera opción de cuarta y largo, desde la banda le mandaron una acción muy arriesgada. De pasador se convirtió en receptor, y le dio seis puntos más a los Filadelfia Eagles.

Durante el Super Bowl LII ante los New England Patriots, el ‘9’ de Phili se erigió como el primer mariscal de campo en atrapar en la zona prometida, y su ac­ción se enlistó en la obtención del prim­er título Vince Lombardi para las Águilas.

Pero la valía de Nick no sólo se limitó a los otros tres envíos de touchdown que completó, pues cuando el duelo estaba del lado de los Pats, tuvo las agallas para, de igual manera, resolver en el límite pa­ra mantener la posesión.

Fue después de revisar los números y todos los momentos, que fue anunciado como el Jugador Más Valioso (MVP por sus siglas en inglés) del Juego Grande realizado en el U.S. Bank, la casa de los Minnesota Vikings.

Nadie podía siquiera sugerir que no tenía los merecimientos, como nadie po­dría poner en vilo que, aún cuando Car­son Wentz fue el titular durante toda la campaña, Foles merece gozar de dicha distinción, tras levantar el añorado título de la NFL.

En la ceremonia para entregarle el trofeo de MVP, que se dijo tranquilo re­specto a su futuro, porque ahora todo lo que sigue es disfrutar el momento.

Filadelfia campeón del Super Bowl LI

 

La tercera fue la vencida 

La historia da revanchas, y para Eagles, la tercera fue la vencida, pues luego de dos derrotas, finalmente pueden presumir un Super Bowl en sus vitrinas, esto después de imponerse 41-33 a New England Patriots en el LII.

 

¿SABÍAS QUÉ?

Nueva Inglaterra empata la marca de cinco derrotas en Super Bowl, mismas que tienen los Broncos.

 

Los récord que se rompieron en el Super Bowl LII

Con 1155 yardas ofensivas totales entre am­bos equipos, el partido no sólo se convirtió en el Super Bowl con más yardas de la histo­ria, sino que es el juego con mayor número de yardas de todos los tiempos en la NFL.

Por otro lado, Tom Brady rompió un ré­cord de más yardas por pase en un Súper Tazón, que él había impuesto en la edición LI ante los Atlanta Falcons. El año pasado, el mariscal de los New England Patriots tuvo 466 yardas, esta vez llegó a las 505, aunque no pudo liderar la remontada en los 58 se­gundos finales.

Los Patriots permitieron la mayor canti­dad de puntos y yardas en un partido de Pla­yoffs en la era de Bill Belichick al recibir 41 y 538, respectivamente, ante Filadelfia.

Nick Foles, QB de los Eagles, se convirtió en el primer jugador en lanzar un pase pa­ra touchdown, y atrapar un envío para anota­ción en un mismo Super Bowl.

Mientras que el corredor de los Eagles de Filadelfia, Corey Clement, se convirtió en el tercer running back en conseguir 100 yar­das por recepción en un Súper Tazón. James White y Roger Craig fueron los otros dos ju­gadores que lo lograron en el Súper Partido.