Diario Basta!

Los promocionales de Televisa no atrapan

Y es que las primeras imágenes que nos han mostrado de Por amar sin ley, no impactan como debieran. Tal vez porque ya sabemos de qué va la historia colombiana en la que está basado este refrito, pues actualmente lo están transmitiendo por la señal de Telemundo Internacional en tres horarios distintos.

En uno de los promos, el personaje de David Zepeda dice: “Mi cliente es su padre”. Y la representada de Ana Brenda le responde: “Ya vio en lo que se transformó ese hombre”. En el promo original de Colombia mostraban que se trataba de un transexual. Aquí seguro quieren impactar con eso al televidente. Seguro que tampoco le ayuda a la más reciente producción de José Alberto Castro, el hecho de que su colega Angelli Nesma recién haya tenido al aire una telenovela que también se desarrolla en un despacho de abogados. En ambas historias el abogado de más edad es el dueño de despacho, y con él trabajan el protagonista y el villano. Espero que el público no se sature del tema legal, porque entonces van a estar en problemas, pues en La ley del corazón, el original colombiano, ese es el tema eje de toda la historia. Por si fuera poco, en uno de los promos, nos enteramos que el personaje de Altaír Jarabo se llama Victoria, igual que el de Michelle Renaud en la telenovela de Nicandro Díaz.

Y ya que hablamos del remake de Las Juanas, tampoco sus promos son triunfadores. En el primero que salió al aire se ve a las cuatro hermanas despojándose de su ropa para terminar en traje de baño en la playa. O sea que bien se pudo llamar: Mazatlán, cuerpo y alma. Me queda claro que en esta nueva versión del clásico de Bernardo Romero, apuestan por el atractivo visual, o por lo menos eso me queda claro al ver el tremendo acercamiento a los glúteos de las protagonistas. Ya veremos qué tal recibe el público la historia de las hermanas que tienen un lunar en donde la espalda pierde su nombre.

Se nota claramente que Nicandro fue pupilo de Valentín Pimstein, pues a la protagonista le puso una peluca al más puro estilo de María Mercedes. También viste a dos de sus personajes con ropa idéntica, como el fallecido productor chileno hizo en su momento en Rosa salvaje y Vivir un poco, pero desde entonces han pasado 25 años y muchas cosas han cambiado. Una cosa que llamó poderosamente mi atención es que en los promos de El Güero Castro sí mencionan que Por amar sin ley va a las nueve y media de la noche, en lugar de Caer en tentación. Y los de Nicandro, solo anuncian que Hijas de la luna inicia transmisiones el 19 de febrero. Al investigar al respecto, hubo quien me dijo que es porque Televisa aún no sabe a qué hora va a poner la novela de Nic. Dicen que es tanta la preocupación por el éxito de Exatlón, de Televisión Azteca, que quieren poner en ese mismo horario a La rosa de Guadalupe. Esto después de que por tres semanas el programa unitario vaya de dos horas diarias, pues se recortó Me declaro culpable.

De ser cierta esta información, Televisa estaría evidenciando que no tiene un plan trazado y que la toma de decisiones está en función de lo que hacen en la televisora de enfrente. Si esa va a ser la manera de llevar el destino de la empresa de la familia Azcárraga, corren el riesgo de desarticular su programación. Y es que si originalmente Hijas de la luna iba a las ocho y media, luego a las siete y media y ahora a las seis y media, pues obviamente no están seguros de lo que están programando. Como tampoco están respetando las fechas al aire, pues el melodrama en cuestión primero iba a ser estrenado el 26 de febrero, luego el 19, luego el 12 y finalmente el 19. ¿A qué se deberá que no haya una línea a seguir? En otros tiempos el calendario que se manejaba en Televisa era inamovible, se sabía con año y medio de anticipación qué productor iba a entrar al aire, con qué historia y durante cuánto tiempo. Me queda claro que desde entonces muchas cosas han cambiado, lo que no sé es si para bien.

Y ya que los directivos de Televisa en su mayoría son colombianos, deberían considerar hacer una versión del reality show: Protagonistas de nuestra tele. Que en ese país sudamericano ya va por su cuarta emisión, y en el cual los participantes compiten para ganar un contrato que les permita actuar en RCN. Eso le sería muy útil a Televisa, pues es una manera de convocar a jóvenes talentos que a la larga engrosen las filas de la televisora de San Ángel, y sean sus próximas estrellas. Y si usted creía que solamente Televisa se nutre de historias colombianas, le recuerdo que en Azteca hicieron Rosario Tijeras, y ya trabajan de la mano de Sony en la producción de Tres milagros; es decir, que en ambas empresas rifa el Colombia power.