Diario Basta!

12 inconsistencias del asesinato de Adolfo Lagos

Ciudad de México.– En un misterio sin resolver se puede convertir el asesinato del directivo de Televisa, Adolfo Lagos Espinosa, quien presuntamente fue baleado por su propio escolta cuando se encontraba en un paseo ciclista sobre la carretera Tulancingo-Pirámides, el pasado 19 de noviembre. Las dudas en este caso saltan a la vista.

 

1

Desde el comienzo de las investigaciones del caso se han presentado una serie de inconsistencias solapadas por la propia Fiscalía General de Justicia del Estado de México, que encabeza Alejandro Gómez, pues se informó que el arma que mató al vicepresidente corporativo de Telecomunicaciones de Televisa fue disparada por uno de los asaltantes que resultó herido en el enfrentamiento con los escoltas.

2

Esta versión fue echada abajo por los peritos de la PGR, pues en la reconstrucción de hechos comprobaron que la bala que mató a Lagos fue disparada por su escolta Héctor Jiménez, un exelemento del Ejército mexicano, de 50 años, quien junto con el otro escolta, David Morales, de 41 años, mintieron en su declaración, pues aseguraron haber herido a uno de los atacantes de su jefe y en realidad no fue así, ya que en los peritajes no se encontraron en la escena del crimen rastros de líquido hemático.

3

Otra inconsistencia grave, fue que se ocultó la identidad y declaración del acompañante del director de Izzi, que ahora sabemos se trata de Luis Reynosa Gutiérrez, de 71 años, subdirector de la misma compañía, y testigo clave para esclarecer los hechos, pues él se encontraba a unos escasos metros de Lagos y de los escoltas que los custodiaban a bordo de una camioneta.

4

También es inexplicable la versión de que durante el recorrido ciclista que hacían Lagos y su acompañante, salieron de entre los matorrales dos hombres que intentaron robarle su bicicleta Alubike –valuada en más de 200 mil pesos–, y para frustrar el robo los escoltas comenzaron a disparar, al notar que uno de los asaltantes estaba armado, y en el fuego cruzado Adolfo Lagos recibió un disparo el cual le causó la muerte.

5

Esto también resultó falso, ya que en el lugar sólo se encontraron 7 casquillos de arma 9mm, disparados por los escoltas y ninguno de los supuestos delincuentes, cuyos retratos hablados han sido cacaraqueados desde el inicio de las investigaciones, pero jamás mostrados por las autoridades. Esto levanta más suspicacias, pues parecería que están protegiendo a los presuntos atacantes o dándoles tiempo para esconderse.

6

Es decir, la Fiscalía no sabe con precisión si los presuntos ladrones estaban armados o no, pero aun así dejaron libre a Héctor Jiménez, el escolta que disparó a diestra y siniestra, lo cual resulta bastante extraño para alguien que perteneció al Ejército mexicano, pues su preparación con las armas debería de ser impecable.

7

El comportamiento del otro guardia de seguridad también es bastante extraño, pues no llamó a nadie para que los auxiliaran y, tratándose de un personaje tan importante como Lagos, no pidió ayuda a las autoridades locales para que los trasladaran en helicóptero y lo hicieron por tierra.

8

De igual forma, no es comprensible que hayan arrollado la bicicleta de la víctima con la misma camioneta, la cual presentaba un impacto de bala en el espejo lateral derecho.

9

Otra duda evidente es por qué si los escoltas no tenían un blanco fijo y dispararon a diestra y siniestra, el acompañante de Lagos salió ileso. Todo esto hace preguntarse a mucha gente si la muerte de Adolfo Lagos fue en realidad un robo o un asesinato premeditado.

10

Por otro lado, Diario BASTA! supo que los dos guardias de seguridad que resguardaban al ejecutivo Adolfo Lagos Espinosa, son defendidos por abogados del equipo jurídico de Santander, institución donde el funcionario laboró y quienes pagaban su salario.

11

De igual forma, levanta muchas sospechas la evidente mala capacitación de los guardias de seguridad que Televisa contrató para cuidar a Adolfo Lagos, pues todo lo hicieron mal. Se sabe que la empresa televisiva mandaba a sus guardias de seguridad con empresarios del ramo reconocidos, como Luis Gurza.

12

Expertos en el tema consultados por Diario BASTA! refieren que es poco probable que un guardia de seguridad capacitado haya efectuado el disparo que a la postre mató al ejecutivo, pues para ello toman cursos y se les prepara a fin de evitar un confusión como la que oficialmente se dio.

 

 

El caso tiene muchas inconsistencias y dudas por inverosímiles, y la información fluye a cuentagotas. Habrá que esperar para ver cuál es la resolución que da la Fiscalía General del Estado. La institución, al ser consultada por Diario BASTA!, se mantuvo hermética y evitó dar a conocer información sobre el caso de Adolfo Lagos Espinosa.

 

 

Salvador Trejo / David Casco