Carstens deja Banxico con baja estimación de crecimiento del PIB para 2017

82
Antes de su salida, Agustín Carstens explicó que el precio de productos agropecuarios aumentarán así como los energéticos

Luego de los sismos que afectaron al país en septiembre y la contracción de la producción petrolera, el Banco de México (Banxico) redujo su pronóstico de crecimiento económico de México de 2.0 y 2.5% a 1.8 y 2.3%.

El presidente del Banxico, Agustín Carstens, declaró que el estimado del Producto Interno Bruto (PIB) del país se redujo por una menor actividad productiva, basado en su Informe Trimestral de Inflación julio-septiembre 2017 publicado el día de hoy.

“Este ajuste responde a que la actividad productiva en el tercer trimestre mostró una desaceleración mayor a la esperada en el Informe previo”, se lee en el Informe que aún mantiene para 2018 su estimado a un rango de entre 2% y 3%.

Antes de su salida del Banxico, Agustín Carstens consideró que hay distintos riesgos que pueden influir en la economía mexicana de manera negativa. El aún presidente del banco central explicó que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la volatilidad de los mercados globales, las elecciones electorales de 2018 y la inseguridad son los factores más importantes.

Contrariamente, la institución estima que los factores positivos en la economía de México son efectos mayores a los esperados en las reformas estructurales, la reconstrucción de la economía tras los distintos desastres naturales y la inversión extranjera como resultado de las renegociaciones del TLCAN.

Banxico también valoró que la inflación general tenga ligeros cambios a la baja; sin embargo, estos pueden acentuarse para el siguiente año. Esto se debe a que la inflación se aceleró más de lo esperado en octubre al llegar a 6.37%. “Se prevé que en 2018 la inflación general anual alcanzará el objetivo de 3% en el 4T-2018 y no en el 3T-2018, como se había considerado previamente”, explica Carstens en su informe.

Por último, se lee en el informe que los precios de productos agropecuarios aumenten y haya alzas en los costos de la mano de obra como resultado del aumento de los energéticos.

“La Junta de Gobierno estará vigilante para asegurar que se mantenga una postura monetaria prudente, de manera que se fortalezca el anclaje de las expectativas de inflación de mediano y largo plazo y se logre la convergencia de esta a su objetivo”, sentenció el Banxico.