Síguenos

¿Qué estás buscando?

junio 16, 2024

100% Deportes

A 30 años de la muerte de Senna

Visitas

Una de las grandes tragedias del deporte mundial, se registró el 1 de mayo de 1994, en el GP de Imola, con el accidente que frenó la vida del piloto brasileño.

CARLOS HORTA MARTÍNEZ

GRUPO CANTÓN

Una leyenda intacta. Treinta años después de su muerte a los 34 años en el circuito de Imola, el 1 de mayo de 1994, el brasileño Ayrton Senna sigue siendo idolatrado, y su muerte contribuyó a reforzar la seguridad en Fórmula 1.

Este 1 de mayo se cumplieron 30 años del accidente que le costó la vida al gran campeón brasileño Ayrton Senna, cuya huella continúa siendo un legado referencial en el automovilismo.

Ese día, en el Gran Premio de San Marino, Ayrton Senna, uno de los mejores pilotos de la época y de toda la historia, perdía la vida en la curva de Tamburello en el circuito de Imola, tras perder el control del auto e impactar muy fuerte contra el muro de contención a más de 300 k/h.

EL FATÍDICO GP DE SAN MARINO

No había sido un fin de semana bueno, ya que un día antes el piloto austriaco Roland Ratzenberger también falleció en la pista por un fuerte accidente durante la clasificación, por lo que los ánimos para la carrera nunca estuvieron presentes.

El sábado a la noche, Ayrton Senna tuvo una larga charla con Adriane, su pareja, y luego con su mánager, Julian Jakobi.

No quería correr. Sid Watkins, el histórico médico de la Fórmula 1, tenía una confianza extrema y un enorme cariño por el ídolo brasileño.

“No corras, vamos pescar”, le dijo el inglés. “Doc, hay cosas sobre las que no tenemos control”, fue la lacónica respuesta del piloto que debía subirse al Williams FW16 al día siguiente y correr la tercera cita del Mundial de Fórmula 1.

El domingo 1° de mayo, Senna llegó de mal semblante al autódromo. Conmovido por la muerte de Ronald Ratzenberger y el tremendo accidente de Rubens Barrichello, se lo notaba muy pensativo.

Durante la larguísima noche tomó la decisión de hablar con los pilotos antes de la competencia para mancomunarse en un pedido a la FIA para mejorar la seguridad.

SENNA, PRESIONADO POR SCHUMACHER

Ayrton largó desde la pole position. En la sexta vuelta, mantenía la punta, presionado por Michael Schumacher y llegaban a Tamburello, un veloz curvón de 300 km/h.

De repente, el Williams no dobla, siguió derecho, Senna trata de frenarlo y se estrella contra el muro en un ángulo muy complejo para la resistencia del físico del piloto. Imola vuelve a quedar mudo.

El accidente mortal del ídolo brasileño fue el cierre de un fin de semana de Fórmula 1 que no debió haberse disputado después del choque de Rubens Barrichello y el fallecimiento de Ronald Ratzenberger.

SU LEYENDA SE AGIGANTÓ

Por entonces ya tricampeón del mundo, con un estilo de manejo intrépido y de frases históricas como “si no atacas un espacio que existe, ya no eres un piloto de carreras”, Ayrton Senna se había ganado el cariño del mundo y marcó un antes y un después en la Fórmula 1.

Su leyenda incluso se agigantó tras su fallecimiento, ya que la misma generó un cambio gigantesco en las medidas de seguridad de este deporte que pone en peligro la vida de los pilotos cada fin de semana, pero que actualmente es considerado el de mayor seguridad en todo el mundo.

Los números lo muestran como uno de los pilotos más eficaces de la historia, con un 40 por ciento de triunfos conquistados a lo largo de una década durante la cual corrió 162 grandes premios, con 65 pole positions y 80 podios.

Tanto que sus tres títulos mundiales logrados en 1988, 1990 y 1991 tienen sabor a poco a juzgar por la brillante performance del paulista.

¿SABÍAS QUÉ?

Ayrton Senna pudo brillar en una época de la F1, llena de superestrellas como Niki Lauda (campeón 1984, en el año del debut de Ayrton), Nigel Mansell y con su archirrival, Alain Prost

FUNERAL

Más de 1 millón 200 mil personas salieron a las calles para ver pasar el féretro de Ayrton Senna, transportado en un camión de bomberos y tapado con la bandera brasileña, al grito de “¡Senna, Senna, Senna!”.

TE RECOMENDAMOS:

De la Hoya y Canelo, casi llegan a golpes

Te puede interesar

Advertisement