Síguenos

¿Qué estás buscando?

mayo 29, 2024

Show

“Brincos Dieras”, de la calle a estrella mundial

Visitas

El periodista Gustavo Adolfo Infante realizó una entrevista muy conmovedora al payaso más irreverentedel espectáculo  

TEXTO: REDACCIÓN

Como sólo Gustavo Adolfo Infante lo sabe hacer, este fin de semana presentó su programa El minuto que cambio mi destino”, en donde realizó una entrevista profunda, muy emotiva, acerca de la vida del payasito que se hace llamar el más irreverente del espectáculo: Brincos Dieras, el cual se caracteriza por su humor negro y su agilidad para improvisar.

Con preguntas certeras, el periodista logró sacar el lado más humano del artista que desde muy pequeño tuvo que ganarse la vida en la calle. Y es que el payasito reveló información de su pasado, antes de llegar a la fama que tiene en la actualidad, también comentó sobre su familia y la manera en que llevan su relación hoy en día.

Limpiaba vidrios en la calle

“Yo trabajaba en la calle, me gustaba traer una moneda en la bolsa, limpiaba vidrios, vendía fruta. En un crucero limpiaba parabrisas, de repente vendía fruta, periódico, desde las 6 de la mañana ya estábamos vendiendo. Hasta los 23 años vivíamos en una casita de madera, que era un cuarto para todos. Yo le daba el dinero a mi mamá y llegué a pasar hambres”, reveló el entrevistado tras las preguntas estrujantes de Gustavo.

La historia de Roberto Carlos Oliva, el payaso Brincos Dieras está plegada de distintas vivencias, muchas personas la han tomado como una fuente de inspiración para lograr lo que sea que se propongan.

“Yo fui malísimo para la escuela, te puedo decir hasta la secundaria y no fui ni a la graduación me dijeron: ‘ya se acabaron las clases, hay que venir a ensayar para la graduación’, pero ya ni llegué no había varo otra vez, si nunca me compraron el uniforme, menos para un día. Por cierto, yo le daba vergüenza a mis novias por ser payasito”, reveló Brincos.

Cambió su destino un 30 de abril, Día del niño

El payasito revelo el día que le cambió su destino. “Un 30 de abril realicé un evento para los niños de la iglesia y ahí me pinté, me puse Tongorito, aprendí solito, Diosito me ayudó, el evento fue dentro de la capilla de Guadalupe, al momento que me empezaron a pintar y con la peluca ahí fue el minuto que me cambio mi destino, Diosito fue quien me dio la patadita de la buena suerte. Yo quería ser sacerdote pero la vida me llevó por otro lado”, dijo.

Según lo que reveló el también comediante, la relación actual con su familia es sumamente buena, pues desde muy chicos lo apoyaban para cumplir sus sueños. “Soy hijo de mi madre, se llama Rosa María Barajas y mi padre el señor Felipe Oliva, todavía viven los dos, bendito Dios y estoy muy contento. Soy de Guadalupe, es un municipio de Nuevo León, un pueblo chiquito, muy tranquilo, amo mi municipio”, explicó.

Pata terminar, Brincos explicó que esta muy unido a su familia, misma que le ayuda “Somos cinco hermanos. Ahora de mi dependen 10 familias, tengo a todos mis parientes trabajando conmigo. Me gusta mucho ayudar a mi familia, porque los amo”, finalizó el artista.

¿SABÍAS QUÉ?

En sus inicios Brincos Dieras arrasó en Oklahoma, ahora se presenta por toda la UnionAmericana y República Mexicana.

 

Te puede interesar

Advertisement