Síguenos

¿Qué estás buscando?

mayo 27, 2024

CDMX

Por tala, Mítikah sigue impune

Visitas

La alcaldía Benito Juárez palomeó la mega construcción en el pueblo de Xoco y la Sedema ha mostrado tibieza en para el cumplimiento de la sanción

Omar Montalvo

El delito ambiental más recurrente en la Ciudad de México es la de la tala de árboles por parte de empresas privadas que buscan tener vías de acceso libres para sus inmuebles, tal es el caso del complejo inmobiliario Torre Mítikah, construido por Fibra UNO (FUNO), pues a casi cuatro años de que arrasó con todos los árboles que se encontraban sobre la calle Real de Mayorazgo para construir un paso a desnivel que luego de entrar en funcionamiento, se ha convertido en un riesgo para los peatones, sigue sin castigo y con el amparo de la alcaldía Benito Juárez de Santiago Taboada.

De acuerdo con la respuesta a una solicitud de información, la Secretaría de Medio Ambiente capitalina (Sedema), a cargo de Marina Robles, precisó que la constructora FUNO, como responsable del proyecto Ciudad Viva Mítikah, buscó ampararse para no pagar los daños que causó la megaconstrucción.

“Se encuentra dentro de un procedimiento administrativo seguido en forma de juicio ante el Juzgado Décimo de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, correspondiente al juicio de amparo con número de expediente 720/2019; mismo que se encuentra en sustanciación, por lo que la sentencia o resolución de fondo no ha causado ejecutoria” se lee en la solicitud de transparencia. En 2019, La tala de hasta 54 árboles sanos sobre Real de Mayorazgo, le iba a salir a Mítikah en una multa impuesta por la Sedema de hasta 54 millones de pesos, además de un paralelo procedimiento judicial en la Fiscalía Especial de Delitos Ambientales y Protección Urbana.

A la fecha, FUNO no ha reparado los daños causados por las obras. La actual administración de Marina Robles en la Sedema (2018-2024), señaló que la cifra de árboles talados en la Ciudad de México asciende a 4 mil 403 especies arbóreas derribadas. Supuestamente la Sedema señala que se trató de árboles de alto riesgo y enfermos, pero el caso de Mítikah en el pueblo de Xoco, manifiesta lo contrario.

La calle Real de Mayorazgo en su anterior trazo donde no estaba modificada por el paso a desnivel de Mítikah, sirvió como una calle principal para la población de Xoco, sin embargo, como la constructora le dio prioridad al tránsito vehicular, se ha vuelto una escena común ver a peatones esquivar a los autos que salen y entran a la mega obra comercial, que por poco acaba con el pueblo originario.

Te puede interesar: Buscarán revocar mandato a Chíguil Figueroa

Te puede interesar

Advertisement