Síguenos

¿Qué estás buscando?

julio 14, 2024

Seguridad

¡Matapolicías Guadalupanos!

Visitas

Tras una persecución y balacera dieron muerte a un uniformado e hirieron a otro; 2 malandros fueron detenidos con cartuchos, armas largas y chalecos balísticos.

Redacción Grupo Cantón.

Con una imagen de la Virgencita de Guadalupe en el cofre de su troca, dos sicarios integrantes de una célula criminal, se hacían pasar como peregrinos para trasladarse sin ser detenidos por la tira. “Mira, que bonita imagen de La Morenita”, decían aquellos devotos al ver la hermosa pintura adornada con flores color verde, blanco y rojo, que resaltaban en la camioneta negra, Ford Lobo, pero lo que nadie sabía es que aquel vehículo tenía un reporte de robo vigente.

ROBADA

“Mira esa camioneta pareja, las placas tienen reporte de robo, tenemos que detenerla” dijo uno de los uniformados de la Dirección General de Combate al Robo de Vehículos y Transporte (DGCRVyT), al ver que se acercaba la troca que, minutos antes, el monitoristas del C5 les habían reportado. “¡Alto!”, dijeron dos policías, pero el conductor de la camioneta aceleró el paso y una vez que se acercó de la ventana se asomaron dos armas de fuego, las cuales fueron detonadas en contra de los elementos “Dispárales cabrón, pinches tiras culeros no nos van a agarrar”, dijo Gustavo “N”, de 28 años, a su compinche Giovanni “N”, de 22 años, quien empuñaba un arma de alto calibre. “¡Jálate, wey, jálate!, ya le di a uno”, expresó mientras miraba hacia atrás para ver si los uniformados aún los perseguían.

ENFRENTAMIENTO

A toda velocidad y aún con la imagen de la Virgen de Guadalupe llegaron los dos presuntos delincuentes al poblado de Tulpetlac, pensando que ya la habían librado, pero de repente una patrulla de la Secretaría de Seguridad les cerró el paso de frente, “¡No mames wey, ya valimos madres!, hay que entregarnos”, dijo Giovanni a su cómplice, pero éste le contestó: “Estás bien pendejo, yo no me voy a ir a chingar a chirona, primero muerto. ¡Dispárales wey no seas puto!”.

Giovanni con la mitad de su cuerpo fuera de la ventanilla disparó varias veces a los agentes, con tan buena puntería que una bala se impactó en la cabeza de un uniformado, el cual perdió inmediatamente la vida. Al ver que ya estaban acorralados Gustavo empezó a volantear la Ford Lobo para evadir a las patrullas y los plomazos que los uniformados tiraban de sus armas, para terminar con la vida de él y de su compañero, pero aquella tarde, la Virgencita no los respaldó y no les quedó de otra que rendirse al verse rodeados por decenas de patrullas.

DETENIDOS

“¡Ora sí cabrones, se les acabó su suerte ¡no se la van a acabar!”, dijo uno de los uniformados mientras sus compañeros esposaban a los dos sujetos. “¡Qué poca madre!, estos dos cabrones se hacían pasar por peregrinos guadalupanos para pasar desapercibidos”, expresó un comandante, al ver como sus compañeros acordonaban la patrulla y el cadáver del agente muerto.

Más tarde personal de la Fiscalía mexiquense arribó a la avenida Acueducto casi esquina con Salinas de Gortari, a unos pasos de autopista México-Pachuca, en la colonia Benito Juárez Primera Sección y para llevar a cabo las primeras pesquisas. En el sitio fueron aseguradas dos armas de fuego tipo escuadra; un calibre 45, marca Haskell, otro calibre 25, modelo MP25 Auto, un revólver calibre 38 especial, además de chalecos y equipo táctico que utilizaron los supuestos agresores, así como diversos casquillos útiles de diferentes calibres, cargadores, dos teléfonos celulares y la Ford Lobo robada.

CÁRCEL

A Gustavo y a Giovanni les esperan varios años tras las rejas, donde esperan que La Morenita les haga el paro y los cuide, como lo hizo un buen tiempo en su troca ajena.

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar.

Fueron ejecutadas 196 personas en el país.

Te puede interesar

Advertisement