Síguenos

¿Qué estás buscando?

octubre 3, 2022

Show

Ricky Martin vuelve a ser demandado

Trascendió que de nueva cuenta el sobrino del boricua, Dennis Yadiel Sánchez, es quien lo acusa, ahora por presunta agresión sexual

Redacción Grupo Cantón 

Una nueva querella de agresión sexual fue presentada contra el cantante puertorriqueño Ricky Martin en un cuartel de San Juan, pocos días después de que el artista demandara a su sobrino Dennis Yadiel Sánchez por extorsión.

El portavoz de la Policía de Puerto Rico, Axel Valencia, confirmó este sábado a la agencia Efe la radicación de la mencionada querella contra Enrique Martin Morales, nombre real del cantante.

“Hay una denuncia que se puso ayer en horas de la tarde en el cuartel de Río Piedras por una víctima que es adulta”, explicó Valencia.

El portavoz agregó que son “investigaciones bien sensibles” y que por los protocolos de protección de víctimas “se protege la identidad” de las mismas.

POSIBLE DEMANDANTE

La Policía no puede revelar el nombre del querellante aunque, según el medio local “Primer Hora”, se trata nuevamente de su sobrino, quien logró ex parte una orden de protección por violencia doméstica contra su tío el pasado julio. El Tribunal de Primera Instancia de San Juan archivó el pasado 21 de julio ese caso después de pedir Sánchez dejar sin efecto la orden de protección solicitada, pareciendo que todo quedaba zanjado.

Sin embargo, el cantante presentó el pasado miércoles una demanda contra su sobrino por extorsión, daños y perjuicios, solicitando una compensación no menor a 30 millones de dólares. “El demandado Sánchez ha amenazado y extorsionado al demandante que a menos que se le compense económicamente, continuará con su campaña de asesinarle su reputación e integridad mediante imputaciones falsas y maliciosas”, indicó la demanda.

De igual forma, en el documento dan a conocer que debido a la mala campaña en su contra, Ricky está perdiendo muchos contratos. “Las acciones temerarias, maliciosas y culposas de Sánchez fueron motivadas por el deseo de exponer al demandante al odio y desprecio de su fanaticada y de coartar sus oportunidades de negocio y destruir su reputación”, finalizan.

Te puede interesar

Advertisement