Síguenos

¿Qué estás buscando?

octubre 26, 2021

Imparables las fiestas en trajineras repletas
Imparables las fiestas en trajineras repletas.

CDMX

Imparables las fiestas en trajineras repletas

Quienes supervisan se respeten las medidas, David Martínez y Manuel Medrano, se les ve borrachines por los embarcaderos.

Quienes supervisan se respeten las medidas, David Martínez y Manuel Medrano, se les ve borrachines por los embarcaderos.

Sebastián Díaz

CIUDAD DE MÉXICO.- Cientos de jóvenes continúan acudiendo cada fin de semana al Embarcadero Las Flores Nativitas, con el fin de seguir enfiestando pese a que la pandemia por el COVID-19 no ha terminado, rompiendo con las normas sanitarias impuestas por la alcaldía; sin embargo, cercanos al lugar afirman que los mismos directivos de turismo se han presentado en el lugar en estado de ebriedad.

Ante esta situación, el hartazgo de los habitantes cercanos a la zona ha llegado a su límite y más, al ver a David Martínez Rojas, subdirector de turismo en Xochimilco y a un supervisor de la mismo área, Manuel Medrano, estar al interior del embarcadero en estado de ebriedad y sin poder cumplir con su función.

Cada fin de semana, se realiza un operativo conocido como “barrido” al interior del embarcadero, en el que se invita a los visitantes a retirarse del lugar después de las 7:30 a cargo de la Policía Auxiliar, la Policía Ribereña y los supervisores de turismo. En este caso, la llegada de Martínez Rojas no fue de mucha ayuda, pues no pudo colaborar en el desalojo de los jóvenes ya que no estaba en óptimas condiciones.

Además, las trajineras siguen sin respetar los límites de aforo cedidos por la alcaldía en años pasados. En septiembre del 2019, se emitió el bando “Indicaciones para un viaje seguro y placentero”, en éste se indican varias normas por acatar entre las que destacan: un límite de 18 personas abordo por trajinera, únicamente se permitirá el consumo de una botella de hasta un litro o 3 latas de cerveza de 355ml por persona, la prohibición de subirse con grabadoras y el no amarrar las trajineras durante los viajes.

En marzo del 2020 y con la emergencia sanitaria intensificándose, el aforo máximo cambió a 15 personas y debería proporcionarse gel antibacterial a cada uno de los visitantes, así como cubrebocas a quienes presentaran cualquier síntoma de gripa, pero a más de un año los jóvenes siguen presentándose por montones y con los cubrebocas colgados en cuello y otros sin portarlo.

No sólo se culpa a los jóvenes y a las autoridades, también a dueños de las trajineras, pues aunque se les sigue insistiendo en aceptar sólo a 15 personas por embarcación, algunos optan por seguir recibiendo más a pesar de las medidas pensadas a favor de mantener una buena salud.

Te puede interesar: Xochimilco hostiga a sus pueblos

Te puede interesar

Advertisement