Síguenos

¿Qué estás buscando?

Like

¡Al abordaje!

El Raymond James Stadium albergará este fin de semana el gran partido final de la NFL.

FLORIDA,EU.- La Temporada de la NFL, atípica como todas las demás Ligas profesionales de todos los deportes, llámese futbol, beisbol y basquetbol, llegará a su fin contra viento y marea.

En el trayecto de la campaña e futbol americano y con los reportes de positivos de jugadores al Covid-19 y postergación de algunos juegos, se sugerían la cancelación de la temporada y por ende el del Súper Bowl LV.

Pero la sede se mantuvo con todo, el inmenso inmueble ubicado en Tampa, Florida, el Raymond James Stadium no sólo será la casa de una nueva edición del Súper Tazón, sino que podrá albergar a 22 mil aficionados, algo que hace meses parecía imposible.

Es sólo al tercera parte del aforo total del estadio, pero gracias al esfuerzo que realizaron las autoridades de Florida para poder organizar el partido rindió los frutos necesarios para que se abrieran las puertas de la fortaleza de los Bucaneros, que buscarán en su casa el segundo anillo de campeón de la franquicia.

REMODELADO

Los protocolos para el ingreso y estancia durante el partido les impedirán a los aficionados asistentes disfrutar de las amenidades de un inmueble al que se le han invertido 160 millones de dólares en los últimos 5 años para remodelarlo.

La implementación de casi 2 millones de luces LED y facilidades como red de internet 5G será aprovechada sólo por unos cuantos.

Además, para adaptar espacios de uso común a las necesidades de la pandemia, el gobierno de Florida, en colaboración con los Buccaneers, invirtió otros 7 millones de dólares para facilitar el distanciamiento social.

Te puede interesar

Advertisement