Síguenos

¿Qué estás buscando?

100% Deportes

Sin mando fijo

Ciudad de México.– La salida de Kirk Cousins en 2017 para reforzar a los Minnesota Vikings, produjo un gran cisma al interior de los Washington Redskins, que tuvieron que echar mano del veterano Alex Smith.

Sin embargo, el mariscal de campo sufrió una fractura de tibia y peroné a mitad de la temporada pasada, misma que lo marginará para este año, y que propició la caída de los Pieles Rojas, que sólo lograron ganar un juego sin Smith en los controles, para dejar su récord con siete ganados y nueve perdidos en 2018.

Ante este panorama, la franquicia firmó en la agencia libre al exbronco Case Keenum, y en el Draft seleccionaron a Dwayne Haskins, egresado de Ohio State.

La decisión del head coach, Jay Gruden, en su sexto año con el equipo de la capital de Estados Unidos, será determinar si inicia la temporada con el experimentado Keenum o le confía los controles a un joven pero talentoso Haskins, quien según los scouts, es el quarterback más completo de la generación 2019.

Mientras esperan que la ofensiva carbure con cualquiera de los dos pasadores, que contará con dos nuevos receptores abiertos como Terry McLaurin, compañero de Haskins en la universidad, y Kevin Harmon, uno de los mejores prospectos en su posición; además de tener a un corredor de la talla de Adrian Peterson, la defensiva tendrá que cargar con la responsabilidad del equipo.

Elementos como Ryan Kerrigan, Jonathan Allen, Daron Payne, Landon Collins y Josh Norman, que tendrá como apoyo en la otra esquina a Dominique Rodgers Cromartie, procedente de Oakland, tendrán que mantener a raya a los rivales.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar