Síguenos

¿Qué estás buscando?

Uncategorized

Primero la patria

Alejandro Lelo de Larrea/Grupo Cantón

ACAPULCO, GUERRERO.— El contexto de la visita del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, es algo más complejo que en otras entida­des: hace 6 días, elementos del Ejército Mexicano tomaron las labores de seguridad en es­ta ciudad, en sustitución de la policía municipal, que desde entonces patrulla las calles, sin armas. En el mitin que tendría el mandatario electo por la tar­de, comentarios de la gente: di­cen sentirse más seguros con es­ta medida. Aunque la violencia no cesa; hace 2 días, dos descabe­zados nuevamente.

Al mediodía, en el aeropuer­to, lo recibe el gobernador Hé­ctor Astudillo. Y como no ha ocurrido en otras de las más de 10 entidades que ha visitado López Obrador en el último mes, hay un operativo de seguridad en el que a la vanguardia y la re­taguardia, a discreta distancia, le acompañan vehículos de la Ma­rina y el Ejército, con elementos fuertemente armados.

Así llega al Centro de Con­venciones para reunirse con As­tudillo, su Gabinete, legisladores guerrerenses, y la flamante pre­sidenta municipal de Acapulco, Adela Román, proveniente de Morena. Apenas rindió protesta el pasado lunes.

Acaso el tema más impor­tante en el encuentro, la seguri­dad, el Mandó Único, que estará en manos del comandante su­premo de las Fuerzas Armadas: López Obrador, desde el próxi­mo 1 de diciembre.

“Aquí aplica la frase de Vicen­te Guerrero: ‘La Patria es Pri­mero’. No podemos dividirnos, pelear en estas circunstancias en que está Guerrero”, dice el man­datario electo tras la reunión.

Y verdad dramática: “Los pe­riodistas de Guerrero son como héroes, trabajan en medio de mucho riesgo. Mi respeto. En mi gobierno voy a cuidar a ciudada­nos y a periodistas”, remarca.

Una hora antes de su arribo a Acapulco, López Obrador llega sonriente, feliz al aeropuerto de la Ciudad de México. Acaba de hablar por teléfono con Donald Trump, a quien le planteó una inversión conjunta de más de 30 mil millones de dólares (600 mil millones de pesos), para la re­gión de Centroamérica.

Y después de la llamada, un mensaje positivo de Trump, vía Twitter: “Acabo de hablar con el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador. Grandiosa llamada. Vamos a tra­bajar muy bien juntos”, cual si asintiera a su planteamiento de la inversión.

Cómo en las otras entidades en su Gira, por la mañana reu­nión institucional con la auto­ridad estatal; por la tarde, un mitin, esos en que la gente le re­chifla y abuchea al gobernador. Y de nueva cuenta, AMLO apla­ca esos ánimos: “La campaña ya pasó”, dice, y pide respetar al go­bernador, porque este “va a res­petar al pueblo”, dice.

Inevitable en Guerrero, toca el tema de los 43 jóvenes desapa­recidos de Ayotzinapa. Y reitera que va a cumplir su compromi­so de investigar a fondo, aunque algunos estén inconformes. Las instituciones se fortalecen con la rectitud y honestidad”, expresa.

Te puede interesar

Advertisement