Síguenos

¿Qué estás buscando?

enero 22, 2022

CDMX

Acusan intento de golpe de Estado en el SUTGCDMX

CIUDAD DE MÉXICO.– Trabajadores capitalinos impidieron a resentidos, traidores, expresidiarios y esquiroles, la intentona de golpe de estado en el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), con el firme propósito de desestabilizarlo, de llevar agua a su molino y de obtener beneficios lucrativos sin ningún compromiso para la base laboral.

Consultados por Grupo Cantón, los trabajadores reconocieron que los “redentores” son dos grupos bien definidos y otros más que juegan por su cuenta:

Grupo Tabasco, capitaneado por Alejandro Esquer, secretario particular del próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien utiliza a Alejandro Encinas Rodríguez, diputado local electo, quien junto con Marcos Herrerías Alamina (cuñado de Pedro López Obrador, hermano del mandatario electo), azuzan a líderes del sindicato para desestabilizarlo.

Grupo Iztapalapa. Las caras visibles son: José Medel Ibarra y Julio Miranda. El primero es utilizada solamente por su figura, porque ya no tiene voz ni voto en el sindicato al ser jubilado, y el segundo es quien realmente quiere controlar la organización sindical, rindiéndole cuentas a Alfredo Hernández Raigosa, El camarón y Zar del oriente, apadrinado por Martí Batres y César Cravioto, este último por eso ha sido insistente en defenestrar a la organización sindical.

Otro que también lleva a cabo el juego sucio, es Jesús Valencia, indicaron, pues realiza tareas bajo las órdenes del exjefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard Casaubon, quien desde ahora busca ampliar sus redes de poder rumbo a Los Pinos.

En la rebatinga también entró Ricardo Monreal, conocedor a la perfección los hilos del poder de la capital.

Atrás, pequeños tiburones – Clara Brugada, Armando Quintero y Francisco Chíguil–, que quieren aprovechar las aguas revueltas para ver qué pescan.

Sin embargo, un as bajo la manga que puede mover todo el tablero capitalino es Gabriel Hernández, todo poderoso en Morena, porque a él corresponderá nombrar al delegado de ese partido en la capital de la República.

Todos ellos son realmente los dueños de la Ciudad porque desde 1997 empezaron a extender sus tentáculos, prestando el poder seis años a Miguel Ángel Mancera.

En diversas asambleas realizadas por los trabajadores al servicio de la ciudad, alertaron que tribus morenistas empezaron una guerra intestina por el control del SUTGCDMX, pero el firme propósito es descarrilar la gestión de Claudia Sheinbaum, evitando que cumpla su mayor compromiso con los miles de damnificados, porque para la reconstrucción va a requerir de la ayuda de la base trabajadora y fracturada, y sería imposible que le rinda buenas cuentan al hombre fuerte de Mascupana.

Te puede interesar

Advertisement