‘El rey león’: El ciclo de la vida continúa

‘El rey león’: El ciclo de la vida continúa

458
0
Compartir

Calificación: Muy buena (4 de 5 estrellas)

Para las generaciones que crecieron en la época de los 80’s y 90’s, existe una producción cinematográfica fundamental e icónica en cuanto a animación se refiere, ‘El rey león’ (1994), una cinta que nos adentraba en la estepa africana y la jerarquía que ejercía la familia real, compuesta por leones, sobre los animales del lugar. Una historia nos lleva a conocer a ‘Mufasa’ y a su hijo ‘Simba’, quien deberá comprender su rol en el ciclo de la vida y hacer frente a las adversidades cuando su padre muere a manos de su malintencionado tío ‘Scar’, quien anhela tener el poder en ‘Roca del rey’, desterrando así a ‘Simba’, quien huye aterrado por su destino, y es ahí, que el joven león tendrá que recobrar su valor y confianza, para recuperar lo que le pertenece por derecho, ser el rey. Personajes, mensaje e historia que marcaron un antes y un después en la construcción narrativa animada de Hollywood.

A través de los últimos años, Disney ha lanzado una gran apuesta hacia el mercado cinematográfico internacional, realizar nuevas adaptaciones live-action de sus grandes clásicos animados, tal es el caso de ‘Maléfica’, ‘La cenicienta’, ‘La bella y la bestia’, ‘El libro de la selva’, ‘Dumbo’, ‘Aladdin’, entre muchos otros. Producciones que han tratado de respetar la esencia del material original pero pocas veces consiguiéndolo de forma placentera. Y es ahora que llega a la cartelera nacional ‘El rey león’, una adaptación fotorrealista que promete encantar a las nuevas generaciones alrededor del mundo, dotándolas de una historia cautivadora cargada de grandes valores y mensajes positivos.

El director Jon Favreau, no es un extraño para Disney, pues con anterioridad tuvo a su cargo la que hasta hoy es considerada la mejor adaptación live-action (‘El libro de la selva’), por lo cual, el realizador logra plasmar de forma clara y concisa su visión, la de respetar en su totalidad la trama original, complementándola con los avances tecnológicos de actualidad, pues los aspectos técnicos visuales son impecables, siendo estos el mayor atributo de la producción, una que carece en cuanto a riesgos en el rubro escrito.

Otro de los aspectos que destacan dentro de la cinta es el reparto de voces, pues el cast compuesto por Donald Glover, Seth Rogen, John Oliver, Chiwetel Ejiofor, Billy Eichner, James Earl Jones, entre otros, cumple a cabalidad, entregando una armonía especial para momentos cumbres dentro de la historia (mención especial para Seth y Billy como ‘Timon’ y ‘Pumba’), además la incorporación de la cantante Beyoncé, no solo da un aporte único y especial a su personaje ‘Nala’, si no que nutre musicalmente las secuencias en las que participa.

La adaptación cuanta con algunos puntos en su contra, pues el arriesgar con esta versión realista, Favreau quita un cierto impacto a escenas cruciales que marcan el destino de los protagonistas (la muerte de ‘Mufasa’ y el levantamiento de ‘Scar’), pues a través del desatinado manejo de cámara y la escasa emotividad de los personajes (más parece un documental eficazmente narrado), las sensaciones y tonalidades emocionales no terminan por cuajar del todo, dejando un sin sabor en el espectador (y más al que recuerda con cariño la versión de 1994), no se encuentra un dramatismo inminente y elemental en los momentos cumbres.

‘El rey león’, es una historia que por si sola marca y deslumbra a quien la ve, contiene los elementos necesarios para volverse un éxito en taquilla y comercial, destinado a llenar las arcas de la compañía del ratón, y pese al respeto y cariño del director a la versión original, esta nueva adaptación se siente por momentos imperfecta, pues el ritmo y peso cobra factura en los personajes, careciendo de la frescura que ostentaba su antecesora. El recuerdo y la nostalgia está ahí, eso todos lo agradecemos con fervor, y las nuevas generaciones encontraran una joya especial para enamorarse del séptimo arte, y así es como el ciclo de la vida, como el mensaje de la cinta, cumple su misión.