La sorprendente supervivencia de un musgo con miles de años de existencia.

La sorprendente supervivencia de un musgo con miles de años de existencia.

244
0
Compartir

No es de extrañar que haya seres que existen en nuestro mundo desde hace más de miles de años. hay unos que conviven en nuestro mundo actual sin que sean molestados por los humanos, otros que, pese a las catástrofes más adversas seguirán en el planeta a pesar de nuestra extinción.

Y así como nosotros tenemos una sorprendente forma de adaptarnos, la naturaleza a desarrollado animales con una misma capacidad más que extraordinaria: La bióloga Catherine La Farge descubrió un musgo con más de 1.500 años de antigüedad que estaba “vivo”.

Desde 2009, la científico junto con un equipo de especialistas han estudiado  la isla de Ellesmere del archipiélago ártico canadiense, que se encuentra congelada desde hace más de tres siglos. Sin embargo, el calentamiento global ha descongelado gran parte de esta isla, descubriendo a seres que habían vivido congelados durante todo este tiempo; el “Aulacomnium turgidum” al cual calculan unos 1.500 años de antigüedad en estado de congelamiento.

“El material siempre había sido considerado muerto pero, al ver tejido verde, pensé ‘bueno, eso es bastante inusual'” relató al diario estadounidense The Washington Post La Ferge quien comprobó esto al percatarse de brotes verdes del espécimen.

Pero hay más…

Si bien el musgo descubiertos por La Farge es notables, el grupo de sobrevivientes de la edad de hielo se extiende mucho más allá de esta planta.

Además del musgo, otros organismos se han encontrado en similares estados a lo largo del mundo; Tatiana Vishnivétskaya, microbióloga de la Universidad de Tennessee, en Estados Unidos, realizó otro descubrimiento revolucionario al provocar que revivieran bacterias con más de un millón de años mientras buscaba organismos unicelulares que se habían descongelado en el permafrost de Siberia, esto en Rusia.

Pero el año pasado, el equipo de Vishnivetskaya anunció un “hallazgo accidental”, uno con cerebro y sistema nervioso, que destruyó la comprensión de los científicos sobre la resistencia extrema. Las enormes bacterias y las amebas eran gusanos largos y segmentados que se completaban con una cabeza en un extremo y un ano en el otro: nematodos.

Se estima que la antiguedad de estes organimos pluoricelulares podría superar los 40,000 años, por lo que los convertiría en los seres vivos más longevos jamás encontrados.

También te puede interesa:

Sismo sacude Irán dejando al menos un muerto y 45 heridos