Temor a ‘narcos’ detona impunidad en México

Temor a ‘narcos’ detona impunidad en México

516
0
Compartir

La impunidad en la que queda más del 90 por ciento de los asesinatos dolosos en Ciudad Juárez ha sido extensiva a todo el estado durante una década.

La Fiscalía General del Estado (FGE) atribuye esta situación al “gran temor a la delincuencia organizada” por parte de testigos para aportar información sobre estos delitos.

De acuerdo con datos de la FGE obtenidos a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, de 22 mil 221 expedientes iniciados entre 2008 y 2018 por este ilícito contra la vida en la entidad, en sólo mil 706 casos se obtuvo sentencia condenatoria, es decir en un 7.67 por ciento.

“Falta de castigo multiplica delitos”

De acuerdo con el fiscal estatal, César Augusto Peniche, si bien las causas de la impunidad en un período de 10 años son diversas, existen líneas generales que la explican, como la complejidad de investigar crímenes relacionados con la delincuencia organizada, a la que atribuye hasta 80 por ciento de estos ilícitos.

“El delito de homicidio, cuando está vinculado a delincuencia organizada, tiene un grado de complejidad más elevado porque no hay relación directa entre la víctima y el victimario. Son agresiones en las que al no existir un vínculo, donde en la mayor parte de los casos ni siquiera se conocen, se dificulta la investigación y eleva la posibilidad de impunidad. Es un problema real y fáctico”, dijo el funcionario.

Agregó: “De igual manera, los testigos potenciales e incluso familiares, por el gran temor a la delincuencia organizada, no declaran. Las víctimas que sobreviven a un ataque tampoco aportan la información”.

Pero tal nivel de impunidad, coinciden expertos, además de evidenciar las carencias institucionales en materia de seguridad y procuración de justicia, es también un elemento central para la multiplicación de la violencia debido a que con cada delito sin castigo se envía el mensaje de que cometerlo no produce consecuencias.

“Cuando la sociedades saben que los delitos no son castigados entran en fases superiores de ilegalidad y de impunidad. La violencia y la delincuencia se vuelven culturales, lo cual no es genético, sino una construcción social heredada por estos problemas en la administración de la seguridad y la justicia”, planteó en entrevista Gerardo Rodríguez Sánchez Lara, coautor de la investigación Índice Global de Impunidad México y académico de la Universidad de las Américas.