El sueño lo vale

El sueño lo vale

839
0
Compartir

Ciudad de México.– En su última oportunidad para conseguir su boleto a los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 en Salto con Garrocha, Carmelita Correa marcó 4.20 metros en el Campeonato Nacional de Atletismo de aquel año, disputado en Monterrey, Nuevo León, para ganar el certamen, pero no logró superar los 4.50 que se requerían para asistir a la justa veraniega.

“Me quedé muy cerca de Río de Janeiro, muy cerca de ser la primera mexicana en mi disciplina en participar en unos Juegos Olímpicos, fue difícil para mí estar tan cerca y no lograrlo”, revela en entrevista con Grupo Cantón Correa Silva, quien asevera, aún mantiene intacta la ilusión de participar en JJ.OO., razón por la que ingresó a Exatlón.

“Los apoyos en México son difíciles y ésta era una plataforma para darme a conocer, conseguir patrocinadores para consolidar mi sueño, ese fue mi principal objetivo, además de dar a conocer mi deporte y crear un impacto en la sociedad.

“Hay que cambiar el chip de que siempre los mismos deportes clasifiquen, hay que diversificar el apoyo, eso es lo que estoy buscando, y si los seis meses que yo estuve encerrada en Exatlón sirvieron para que la gente conozca el Salto con Garrocha estaría muy contenta”.

Carmelita estuvo muy cerca de llegar a la Final del reality show tras poco más de 25 semanas de competencia, los cuales asegura fueron complicados.

“Sí claro, fue una montaña rusa donde pasé mucha hambre, dormía en una colchoneta que al principio era de tres centímetros y después era como de uno, pero ante esa adversidad el cuerpo se acostumbra.

“Hubo días que yo lloraba en el campamento, llegué desde el día uno, y fueron seis meses de muchas cosas, hambre, frío, de lidiar con tu mejor y tu peor versión”.

Pero para la pertiguista, el sacrificio habrá valido la pena, si esto le permite estar más cerca de su anhelo olímpico.

“Sí yo creo que sí, sin duda fue un esfuerzo muy grande personal y familiar, eso también depende de mí, porque el hecho de entrar a Exatlón fue también para buscar un nuevo equipo de trabajo, buscar gente que me apoye en este sueño que tengo y llegar a Tokio 2020. En México voy a buscar ese equipo que crea en mí y quieran acompañarme para consolidar este sueño que es ser la primera mexicana en clasificar a Juegos Olímpicos en Salto con Garrocha”

De lograr su clasificación, Carmeltia, una mujer ambiciosa y de retos, ya tiene una meta clara.

“Me gustaría estar en una Final olímpica, ninguna mujer mexicana ha llegado a Juegos Olímpicos en mi disciplina, imagínate llegar a la Final, eso sería para mí, mi máximo sueño, y si después abro camino para que muchas mexicanas lleguen a Juegos Olímpicos estaría muy orgullosa”.

Para ello, una vez que abandonó el concurso televisivo, la plusmarquista se enfocó en sus próximas competiciones.

“Lo primero que hice cuando salí de Exatlón fue meterme a ver cuál es la marca que me pide mi Federación para llegar a Juegos Panamericanos, ver el proceso de clasificación y ser muy objetiva de cuáles son las posibilidades y cuáles no.

“Estuve seis meses sin tocar una garrocha, tengo que hacer una planificación muy concreta, mi objetivo son los Juegos Olímpicos, si clasifico a los Panamericanos voy a estar muy contenta, pero también estoy consciente de los tiempos, y voy a luchar hasta el último día para conseguirlo”.