Cristalazos, en pleno centro de Tlalpan

131

Los robos ocurren los fines de semana, entre 10 y 12 de la noche; las autoridades, atadas de manos

Ian Soriano

A unos pasos del edificio de Gobierno de la alcaldía de Tlalpan, los cristalazos están imparables, y las víctimas son turistas, familias, parejas procedentes de otras alcaldías e incluso vecinos de colonias cercanas que estacionan sus autos en calles de la zona de restaurantes.

De acuerdo con restauranteros, dueños de bares y cafés, en lo que va del año, semana a semana los cristalazos a vehículos estacionados en la vía pública son una queja recurrente de sus clientes.

A pesar de que hay presencia de policías auxiliares en las calles, ya son varios los turistas que acuden a cenar al centro de Tlalpan y se retiran con los cristales rotos y con la impotencia de no saber a quién echarle la culpa.

Vecinos de la propia alcaldía, que fueron víctimas de los ladrones en las últimas semanas, relataron a Grupo Cantón que los robos ocurren los fines de semana, entre las 10 y las 12 de la noche.

“Regresamos de cenar y nos encontramos con los vidrios rotos; nos robaron una mochila con una lap top, lentes y hasta el cambio (monedas) del compartimento”, relató una habitante de Tlalpan.

Los hurtos ocurren en las calles principales que rodean al edificio desde el que gobierna la doctora Patricia Aceves Pastrana.

En la José María Morelos, Mariano Matamoros, Miguel Hidalgo, Madero, Allende, Moneda, Juárez, “el alumbrado en las noches es precario; en los callejones empedrados hace falta mucha vigilancia y para huir de una persecución se tienen que correr calles muy largas”, comentó uno de los jóvenes que fue víctima de un asalto el domingo por la noche.

Las víctimas entrevistadas optaron por no levantar la denuncia por el delito de robo, para “no perder su tiempo” y porque consideran que eso no les va a resarcir sus pérdidas económicas.

SOLO UN BOTÓN

En el perímetro de la alcaldía hay solo un botón de pánico.

SABÍAS QUE

El Semáforo Delictivo reportó un incremento en la capital de solo 1% en el delito de robo a vehículo en diciembre de 2018.