El regaño de AMLO al alcalde de PRD

200

Cuando el alcalde de Venustiano Carranza, el perredista Julio César Moreno se entera, un día antes, que el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador celebrará un acto en el Parque Lecumberri, de inmediato, a la vieja usanza priísta, ordena limpiar ese importante sitio histórico.

Hasta el pasado lunes el parque estaba abandonado, sucio, basura por doquier, heces fecales, plantas marchitas, repleto de hojas secas. Las paredes grafiteadas. Hasta el muro en honor de Francisco I. Madero y su vicepresidente, José María Pino Suárez, quienes fueron asesinados aquí hace 105 años, el 22 de febrero de 1913.

Esa es la triste historia por la cual López Obrador elije este lugar, detrás del Palacio de Lecumberri, para colocar una ofrenda de honor por el aniversario 108 del inicio de la Revolución Mexicana, la que desencadenó el Plan de San Luis lanzado por Madero.

El propio López Obrador lamenta. “Este sitio hasta ayer estaba abandonado, grafiteado. Como decidimos venir se limpió. Esto es lo que ya no puede seguir sucediendo en nuestro país”.

Julio César Moreno, alcalde de Venustiano Carranza, no tiene muy buena fama que digamos. Se le señala como cacique en la demarcación. Tampoco debe estar en las simpatías de López Obrador. Es un suboordinado de Los Chuchos, el grupo de perredistas que traicionó al hoy presidente electo en las dos elecciones presidenciales anteriores.

Es más, dicen,que ni siquiera tiene a su favor que es Moreno de apellido. Seguro no les quedó de otra que invitar a Julio César Moreno e incluso tenerlo en la guardia de honor, junto a la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Ni hablar, es el alcalde en ese punto de la capital.

En sus comentarios, ya cuando se retira del parque, AMLO añade: “Ahora el 20 de noviembre es un fin de semana para el consumismo. Tenemos que mantener nuestra memoria histórica quien no sabe de dónde viene difícilmente va a saber hacia dónde va”.

A la ceremonia, esta vez sí acude su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller. Acaso no estaría ahí si no fuera porque es experta en la recuperación y promoción de escritores del maderismo. No podía hoy faltar. Cuenta regresiva. Faltan 9 días para la asunción.