A los 50 ellas y la sexualidad

A los 50 ellas y la sexualidad

388
0
Compartir

La falta de estrógenos puede llevarte al estrés y distraerte de vivir plenamente esta hermosa etapa

CON LA LLEGADA de la meno­pausia, la caída de estrógenos provoca una serie de efectos en el organismo de la mujer que pueden terminar haciendo que los momentos íntimos de pareja pasen a ser instantes en los que la mujer sienta dolor más que disfrute.

Además de esto, la edad ha­ce que la aparición de una gama de enfermedades pueda afec­tar también al rendimiento y al interés sexual, desde la artritis hasta la presión arterial y enfer­medades cardíacas. ¡Tranquilas! Esta situación no es únicamente válida para la mujer cumplidos los 50, sino que en su camino se encuentra con el hombre, que también ve mermado su deseo.

El envejecimiento afecta a la sexualidad, es cierto, pero no debe usarse esta excusa para justificar el deseo a determina­das edades. Es decir, hemos de ser conscientes de que el pa­so del tiempo puede afectar a nuestra vida sexual, pero tam­poco debemos ver los proble­mas sexuales como una parte intrínseca de nuestro proceso de envejecimiento. Por ello, si las personas con 50 años, tan­to hombres como mujeres, ven cómo su deseo sexual ha mer­mado considerablemente, es importante que acudan al mé­dico para ver qué ocurre. El se­xo no solo debe estar asociado a los jóvenes, sino que debe en­tenderse como una necesidad clara de tener una conexión cer­cana con otra persona, con in­dependencia de la edad que tengamos.

Mantener relaciones sexua­les implica muchas maneras dis­tintas de expresar y compartir intimidad. Hay muchas cosas positivas en las relaciones se­xuales a los 50 años. Es momen­to de disfrutar de más tiempo en soledad; de recuperar inti­midad de recién casados y que, con la llegada de los hijos, pue­den contarse con los dedos. ¿Lo realmente importante? Saber adaptarse a los cambios y ver el paso del tiempo como un aliado y no como un tirano que te im­pide ser lo feliz que te mereces.